La vía Bogotá-Medellín, por fin será una autopista

La ANI revisa una propuesta de iniciativa privada para construir la doble calzada entre El Santuario y Puerto Triunfo. Inversión por $1,4 billones.

Autopista Bogotá - Medellín

La vía entre Bogotá y Medellín tendrá una inversión de 1,4 billones de pesos.

Archivo particular

Infraestructura
POR:
Portafolio
agosto 29 de 2016 - 06:38 a.m.
2016-08-29

Que los 427 kilómetros que hay entre Bogotá y Medellín sean carretera en doble calzada, ahora podrá ser realidad con el espaldarazo que le dio el presidente Juan Manuel Santos a la iniciativa privada que estudia la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) para construir el tramo de doble calzada que hace falta entre El Santuario y Puerto Triunfo, en Antioquia.

Desde principios de este mes, reposa en la entidad la propuesta que le presentó el consorcio Desarrollo Vial del Oriente de Medellín S.A. (Devimed) para construir los 120 kilómetros que separan los municipios de Puerto Triunfo y El Santuario y así lograr que la Autopista Bogotá - Medellín sea en doble calzada completamente.

Portafolio conoció que la iniciativa de Devimed propone una inversión de 1,4 billones de pesos y, como el Gobierno Nacional no haría ningún aporte bajo esta modalidad de contratación, no se plantea la creación de peajes adicionales, sino aplicar incrementos en los existentes que tiene a cargo ese consorcio, que podrían llegar a ser, en promedio, de 2.000 pesos, y con esto financiar la obra.

Normalmente, el proceso que realiza la ANI para estudiar una propuesta de este tipo dura aproximadamente siete meses, tiempo en el que estudia la factibilidad y viabilidad de la oferta.

Si el proyecto es aceptado, se abre la licitación para que otros constructores puedan participar, por lo cual se esperaría, y teniendo en cuenta el interés del presidente Santos por sacar adelante este proyecto, que el contrato se adjudique en el primer trimestre del próximo año.

Hace 20 años que Devimed está a cargo de la autopista Bogotá-Medellín y desde entonces su obligación ha sido ejecutar por el sistema de concesión los estudios y diseños definitivos, las obras de rehabilitación y de construcción, la operación y el mantenimiento del proyecto Desarrollo vial del Oriente de Medellín, valle del Rionegro y Conexión a Puerto Triunfo.

En este tiempo, el concesionario tuvo inconvenientes relacionadas con predios, licencias ambientales y comunidades, además de las consecuencias que dejó en la vía la ola invernal del 2010, que impactaron en el cronograma, generando atrasos en los trabajos.

Esto finalmente terminó en un acuerdo conciliatorio con la Agencia Nacional de Infraestructura, lo que les abrió la oportunidad de presentar esta propuesta.

Lo anterior hubiera sido una dificultad para definir el momento en que se podría construir la doble calzada de este tramo, pues no era claro el momento exacto en el que Devimed terminaría el desarrollo de las actividades a las que se comprometió con el contrato suscrito en 1996, pues el Gobierno Nacional buscaba que se pudiera financiar con el recaudo de los peajes que hay en la vía.

“Hay un acuerdo con la concesionaria Devimed que le permite presentar una Asociación Público Privada de iniciativa privada (APP-IP) para la doble calzada entre Puerto Triunfo y El Santuario, y así completar la doble calzada que sale desde Medellín, está cerca de llegar a El Santuario e iría hasta Puerto Triunfo”, explicó el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade.

IMPACTO DE LA VÍA 

Uno de los beneficios que tiene completar la doble calzada entre las dos principales capitales del país será en los tiempos de desplazamiento tanto el para transporte de pasajeros como de carga.

Hoy, viajar en carro particular entre Medellín y Puerto Triunfo puede demandar hasta 4 horas, por ser una vía de alto tráfico de camiones y carros pesados. Con la doble calzada este tiempo se podría reducir en un 40 %.

Así mismo, esta obra contribuye a que mejoren las condiciones de seguridad por el carreteable que conecta el centro del país con el Magdalena Medio, que en los años 90 fue escenario de las actividades ilícitas de la guerrilla de las Farc.

De acuerdo con las cifras que dio a conocer recientemente la ANI, Devimed recaudó más de 150.000 millones de pesos en el 2015, lo que representó un incremento de 13,45% en comparación con los ingresos que tuvo en el 2014 por este concepto.

El consorcio Devimed está conformado por Mario Huertas (24,05%), Fiducolombia (24,05%), Pavimentar (11,79%), Procopal (12,27%), Equipos Universal (12,026%), Castro Tcherassi (12,026%), Wakenhut de Colombia (2,2%), Conconcreto (2,2%) y Cano Jiménez (1,59%).

Cynthia Lewis
cynlew@eltiempo.com