Ocho firmas interesadas en terminar Túnel de La Línea

Portafolio conoció los nombres de las empresas que han manifestado su intención de participar en el proceso de contratación de las obras pendientes.

Túnel de la Línea

Para terminar la obra hace falta un 12% respecto al contrato que tenía Carlos Collins.

La doble calzada requiere de la construcción de varios viaductos que están en obra.

Infraestructura
POR:
Cynthia Lewis
marzo 05 de 2017 - 09:43 p.m.
2017-03-05

Desde que el Instituto Nacional de Vías anunció la cancelación del contrato con Unión Temporal Segundo Centenario (UTSC del contratista Carlos Collins) por incumplimiento en el plazo de ejecución de las obras del Túnel de La Línea, varias firmas han manifestado su interés en retomar los trabajos.

Se trata de las empresas Fibercel Colombia, KMC S.A.S., CSS Constructores S.A., Parra y CIA S.A. Ingenieros Constructores, Sacyr, Constructora Conconcreto, Hidalgo e Hidalgo y Latinco.

Lea: (¿Qué viene para el Túnel de la Línea, tras la liquidación del contrato con Carlos Collins?).

Aunque todavía no se ha abierto oficialmente este proceso de contratación, las compañías de ingeniería y construcción que han participado en el programa de ‘Vías para la Equidad’ y ‘Autopistas de Cuarta Generación’ han realizado visitas al Invías para hacer seguimiento al pliego de condiciones para terminar las obras necesarias que permitan que el Túnel de La Línea sea una realidad.

A pesar de los tropiezos que ha tenido este proyecto, el interés de firmas internacionales por terminarlo con éxito sigue siendo notable.

Por ejemplo, Sacyr es una compañía multinacional de infraestructuras y servicios de origen español. Tiene a su cargo tres proyectos de vías 4G: Puerta del Hierro - Cruz del Viso, Autopista Mar 1 y Rumichaca-Pasto.

Lea: (Túnel de La Línea no estaría listo en febrero de 2017).

En el caso de Hidalgo e Hidalgo Colombia S.A.S., que tiene su casa matriz en Ecuador, y CSS Constructores (del ingeniero Carlos Solarte), han tenido participación en consorcio en el programa de concesiones 4G.

Estas dos compañías conformaron el Concesionario Nuevo Cauca S.A.S. para el proyecto Santander de Quilichao - Popayán, en el Cauca. Además, Solarte participa en más autopistas de este tipo con diferentes empresas.

Al respecto, el director del Invías, Carlos García, manifestó que en el proceso pueden participar empresas internacionales a excepción de Odebrecht.

Lea: (Invías abre licitación para concluir las obras en el Túnel de La Línea).

PROCESO DE CONTRATACIÓN

Todavía está pendiente una aprobación por parte del Gobierno Nacional para que el Instituto pueda abrir el proceso de licitación pública y se haga efectiva la conclusión del proyecto.

Se trata del visto bueno que le debe dar a las vigencias futuras requeridas el Consejo Superior de Política Fiscal (Confis), integrado por el Ministro de Hacienda y Crédito Público quien lo preside, el Director del Departamento Administrativo de Planeación Nacional, el Consejero Económico de la Presidencia de la República o quien haga sus veces, los viceministros de Hacienda, los directores de la Dirección General del Tesoro Nacional y Crédito Público y de lmpuestos y Aduanas.

De acuerdo con García, se requieren vigencias futuras del 2017 y 2018 para realizar la adjudicación de las obras faltantes, y para terminar el túnel serían $107.000 millones y $144.000 millones, respectivamente.

Hasta que no el Confis no dé esta aprobación, el Invías no puede publicar los pliegos de condiciones definitivos para que las empresas interesadas participen y hagan sus ofertas. La próxima reunión estaría programada para el 20 de marzo.

Según García, en el momento en que se cumpla con este requisito, el Invías publica inmediatamente “los pliegos definitivos, una hora después de tener aprobadas las vigencias futuras por el Confis”.

Aunque el compromiso del Gobierno Nacional se mantiene en entregar las obras en el 2018, este retraso en la publicación del proceso pone en riesgo que se pueda lograr este compromiso.

REVISIÓN DE OBRAS

Hasta ahora está publicado el prepliego de condiciones y con base en este varias firmas y personas han hecho observaciones al proyecto, que de ser tenidas en cuenta impedirían que la obra se entregue en el 2018.

Por ejemplo, la empresa de ingeniería colombiana Estyma considera que “el Invías debe contemplar dentro del contrato un plazo mínimo de 6 meses para realizar ensayos y correcciones a las actividades ejecutadas por la UTSC y una vez superada esta etapa inicial, comenzar el plazo de 12 meses para la construcción de actividades faltantes; toda vez que las actividades faltantes se realizarán apoyadas sobre las anteriores y bajo esas condiciones se hace difícil garantizar la calidad de la obra”.

Por su parte, Latinco S.A. sugiere que se incluya una etapa de preconstrucción de 120 días para realizar este tipo de actividades y no que sea de un mes como inicialmente lo ha propuesto el Invías. y que después de que se cumpla con este plazo, se dé inicio a las obras que están contempladas en un periodo de 12 meses.

Esto quedaría resuelto con el pliego de condiciones definitivo que el Invías publique una vez tenga la disponibilidad de las vigencias futuras.

LO QUE FALTA POR CONSTRUIR

Para terminar la obra hace falta un 12% respecto al contrato que tenía Carlos Collins. Según el Invías, en el túnel principal se debe realizar el tratamiento de fallas en aproximadamente 1 km, revestimiento del túnel en aproximadamente 3 km y pavimentación en 5,5 km. En el Tolima se deben terminar 4 puentes y 4 túneles. Por su parte, en el Quindío está pendiente la finalización de 5 puentes y cinco túneles cortos que están contemplados en la zona y que quedaron en etapa de excavación.

Por: Cynthia Lewis
cynlew@eltiempo.com