La  ley de Vivienda Segura lleva ocho meses en letra muerta

Aunque recoge varios temas, uno de los que más inquieta es la demora en la reglamentación de las garantías. 

Aspectos del derrumbe del edificio Space en Medellín.

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
febrero 23 de 2017 - 10:58 p.m.
2017-02-23

La Ley de Vivienda Segura, más conocida como la ‘ley antispace’, va a completar ocho meses de expedida, pero aún no ha sido reglamentada.

En la práctica, los propietarios de vivienda todavía no cuentan con las coberturas en caso de que las edificaciones colapsen o amenacen ruina.

(Lea: Superindustria confirma millonarias multas contra el grupo CDO, constructor del Space)

Aunque el caso más emblemático es el del edificio Space en Medellín, (que tuvo que ser demolido por fallas estructurales, no sin que antes se derrumbara una de sus torres causándole la muerte a 12 personas), la realidad es que recientemente se han conocido más casos de unidades residenciales que han tenido que ser desalojadas por daños en su estructura.

Estas situaciones son poco comunes, pero se convierten en un problema muy grave para muchas familias que ven esfumarse el patrimonio construido en años y con pocas opciones de que les respondan.

La cobertura

Justamente, la idea de la Ley es –entre otras cosas– obligar a los constructores de vivienda a que respondan por los perjuicios patrimoniales causados a los propietarios afectados por el colapso o amenaza de ruina, como consecuencia de deficiencias en la edificación del inmueble. En ese sentido, se establecen al menos cuatro mecanismos que pueden utilizar los constructores para cubrir este riesgo.

Aparte de poner su propio patrimonio, pueden constituir garantías bancarias, productos fiduciarios o tomar pólizas de seguros, una vez se expida el certificado técnico de ocupación y con una vigencia de 10 años.

La industria aseguradora lleva ya varios meses advirtiendo sobre la necesidad de reglamentar este tema y así diseñar y expedir las pólizas para los constructores que opten por esta alternativa de cobertura.

Aunque la Ley de Vivienda Segura fue expedida el año pasado, a la fecha no se han reglamentado los mecanismos de garantía para amparar los derechos de los compradores. Por lo tanto, si se presentara el colapso de una edificación, o su evacuación por orden de la autoridad, ninguno de los mecanismos de protección previstos en la Ley estaría disponible. Podría repetirse el lamentable caso del Edificio Space en Medellín”, advierte el presidente de Fasecolda, Jorge Humberto Botero.

Si bien las compañías están a la espera de las condiciones, por lo pronto ya hay un producto en el mercado, que expide Previsora Seguros y es una póliza voluntaria que compensa errores en diseño, defectos en materiales y deficiencias de la mano de obra. De hecho, en el mundo hay muchos referentes de estas coberturas.

A la expectativa

Por su parte, los constructores dicen que es necesario actuar con cautela para que este trámite no represente un incremento de los costos para el sector, los cuales afectarían la dinámica de la actividad.

Respecto a la reglamentación de la ley, Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), considera que “el Gobierno actúa con responsabilidad cuando de manera objetiva no ha expedido una reglamentación que reconozca solo los elementos particulares de un sector, sino que está haciendo los análisis pertinentes para que se ampare eficiente y efectivamente al comprador desde el punto de vista de prevención, de elementos de revisión y de resarcimiento”.

A esto, la directiva añadió que “la reglamentación que se expida debe garantizar mecanismos que sean ágiles y expeditos; cuyos costos sean objetivos, proporcionales y racionales; con garantía de disponibilidad en el mercado; adecuados al marco técnico y legal existente, y que permitan el acceso a todas las empresas del sector. Se debe tener especial cuidado en que no sea un tedioso y engorroso trámite para el eventual afectado, que no represente un incremento injustificado en los costos de producción y que no se convierta en una barrera en el mercado edificador”.

Aparte del tema de las garantías, el Gobierno está trabajando también en la reglamentación de aspectos técnicos relacionados con la sismorresistenciay licenciamiento urbanístico, explicó Rodolfo Beltrán, director de Espacio Urbano y Territorial (Deut) del Ministerio de Vivienda.

El funcionario explicó que, “teniendo en cuenta que esta es una decisión que afecta a varios sectores, esperamos que antes de que termine el primer semestre de este año tengamos ya concertada la propuesta de reglamentación de la Ley con todos los actores”.

Conocedores del tema afirman que, si bien es importante que la vivienda quede protegida, la Ley también debió incluir otro tipo de construcciones, como oficinas, hoteles, centros comerciales, hospitales y demás edificaciones que son concurridas.

Coberturas limitadas


Cabe recordar que los seguros que adquieren quienes están pagando un crédito hipotecario, tienen unas coberturas específicas (incendio y terremoto principalmente, aunque dependiendo del usuario se le pueden añadir otros amparos), y en ningún caso cubren los daños causados por mala calidad o fallas en la construcción de su vivienda.

Por otra parte, si bien en el mercado hay pólizas que amparan diversos riesgos para los constructores, esto se da solamente mientras están en la etapa de construcción y no cuando las edificaciones ya están habitadas.

luicon@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido