Lo que podría revivir de la ley de contratación pública

Vías férreas y contratación de asociaciones público privadas en el último año de Gobierno, los artículos en vilo. Según la AIFC, revivir el primer tema podría ser devastador para el sector.

Funcionarios durante el Congreso Nacional de Infraestructura en Cartagena.

Funcionarios durante el Congreso Nacional de Infraestructura en Cartagena.

Cortesía Mintransporte, Felipe Pinzón

POR:
Portafolio
noviembre 22 de 2017 - 09:48 p.m.
2017-11-22

Uso de vías férreas para otros sistemas de transporte masivo y aprobación de proyectos de asociación público - privadas (APP) durante el último año de gobierno. Estos son los dos puntos que el Congreso podría revivir en la conciliación de la reforma a las leyes de contratación pública, infraestructura y de APP, que fue aprobada el martes en la noche por la plenaria de la Cámara de Representantes.

(Lea: Este martes, día clave de la reforma a la ley de contratación pública

En este orden de ideas, se trata de dos artículos que, según los ponentes del proyecto, aún no tienen una muerte declarada, toda vez que en el Senado fueron aprobados, pero se cayeron en la cámara baja.

(Lea: Reforma a contratación pública traería tres ‘micos’

El primero tuvo una primera batalla con los senadores, pues preveía que los corredores férreos, que pertenecen al orden nacional, pudieran ser transferidos a los entes territoriales, aspecto que en su momento fue criticado por la Asociación de Ingenieros Ferroviarios de Colombia (AIFC).

(Lea: Economía: al menos 10 proyectos claves, en la agenda del Congreso

En su concepto, revivir esto sería devastador para el sector “porque sepultaría totalmente el tren en Colombia”, que -de por sí- ha sido el modo de transporte que menos desarrollo ha tenido por parte del Gobierno, con excepciones puntuales como el del ferrocarril de Antioquia.

Igualmente, el otro punto que podría renacer en la conciliación tiene que ver con que, durante el último año de los gobierno, se puedan aprobar proyectos de vigencias futuras para iniciativas de infraestructura, y que se puedan celebrar contratos de asociación público privada.

Este artículo se cayó en la Cámara, luego de que varios congresistas informaran que supuestamente se trataba de un artículo que, en lugar de atacar la corrupción, podría llegar a escalar sus niveles en lo nacional y territorial, además de que iría, de alguna u otra manera, en contravía de la ley de garantías. Pensada para esas temporadas.

ABECÉ DE LOS AJUSTES

Y aunque estos puntos están a la deriva de si se avalan o no, el Congreso sí le dio luz verde a otro bloque de artículos, entre los que están la adopción de pliegos tipo (estándar) para las entidades sometidas al Estatuto General de Contratación de la Administración Pública, que son casi todas del orden regional.

Dimitri Zaninovich, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), manifestó que “este es un paso más que confirma la gran apuesta que ha hecho el Gobierno en el desarrollo de la infraestructura. De la mano de los grandes proyectos tendremos más herramientas para garantizar su ejecución a tiempo”.

A su turno, Argelino Durán, presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, indicó que “no es normal que a unos procesos se presente un solo proponente y efectivamente gane un contrato hecho a su medida. En licitaciones del 2016, encontramos que en 596 municipios se presentaron menos de tres proponentes por cada proceso, haciendo la salvedad de que 492 no sacaron ningún proceso”.

Una vez se sancione la ley, el Gobierno tendrá seis meses para reglamentar cómo será la adopción de estos pliegos, sobre todo porque deberá hacerse con base en las diferentes condiciones de las regiones.

De otro lado, y no menos importante, el articulado aprobado les dará seguridad jurídica a los financiadores y terceros de buena fe, en caso de que un megacontrato pase por un proceso de nulidad o caducidad, y que tenía incautos a los financiadores.

Según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, “con esta ley, los terceros que, de buena fe, financien un proyecto que sea sometido a un proceso de nulidad no se verán afectados por esa decisión y podrán tener claridad sobre cómo debe hacerse el pago de las obligaciones. Es más, esta ley permite que, en algunos casos, los mismos bancos asuman y terminen los proyectos”.

Asimismo, el responsable de la cartera le hizo un llamado a bancos y financiadores, con respecto a este punto: “Aquí se definieron las reglas de juego y por eso nuestro llamado es claro y categórico, debemos acelerar los cierres financieros, tenemos proyectos en todo el país que necesitan crédito”.

A su turno, el ministro de Transporte, Germán Cardona, explicó que la ley permitirá “ponerle el acelerador a más de una veintena de proyectos que están esperando un mayor impulso para incrementar los niveles de ejecución de obra”.

Por ahora, el Gobierno explicará en las próximas semanas cómo se hará la reglamentación de los artículos que el Congreso le dejó la tarea y, a partir del próximo año, aumentarían los cierres financieros de proyectos 4G, que actualmente solo lo tienen 9 de 32 proyectos adjudicados.

Siga bajando para encontrar más contenido