Mano de obra y madera, claves para reconstruir las viviendas en EE. UU.

Constructores le piden al Gobierno desmontar impuestos a la leña que llega de Canadá y dicen que requieren de los inmigrantes.

Huracán Irma

AFP

POR:
Portafolio
octubre 01 de 2017 - 07:52 p.m.
2017-10-01

La persecución a los inmigrantes y el encarecimiento de los materiales de construcción, principalmente la madera, han intensificado los factores de incertidumbre que pesan sobre el proceso de reconstrucción de viviendas, en los estados del sur de Estados Unidos, los más afectados por la ola de huracanes.

Las cifras oficiales revelan que solamente en Texas más de 9.000 casas quedaron destruidas y otras 44.000 requieren de alguna remodelación. 

El presidente de la Asociación Nacional de Constructores de Vivienda, Granger MacDonald, sostuvo que frente al duro y largo proceso que les espera a las zonas devastadas por los huracanes, se ve agravado por serios factores de incertidumbre sobre la disponibilidad de mano de obra y de materiales de construcción, principalmente, la madera. En tal sentido ha reiterado la necesidad de que la administración Trump desmonte los gravámenes comerciales impuestos a las importaciones de madera de Canadá, equivalente a un 26 por ciento de su valor, con lo cual hace mucho más oneroso el proceso de reconstrucción.

MADERA PURA 

Estados Unidos importa anualmente US$18.000 millones en madera aserrada, paneles, estructuras, puertas y ventanas y otros accesorios, de los cuales más de la mitad provienen del vecino país. Según MacDonald, los aranceles impuestos, bajo el pretexto de proteger la producción nacional, están encareciendo el precio de una vivienda nueva en aproximadamente US$3.600. Con el encarecimiento de la vivienda, muchos no podrán adquirirla y otros tantos difícilmente podrán reparar sus daños, señaló.

El dirigente sostuvo además la necesidad de alcanzar un acuerdo definitivo con Canadá para liberar el comercio de la madera, en el cual otros proveedores como China, Brasil, Chile e Indonesia, son igualmente importantes. De igual forma planteó, como medida de mediano plazo, la importancia de ampliar la disponibilidad de más tierras federales a fin de desarrollar nuevas plantaciones forestales que aseguren una mayor oferta a nivel doméstico. En el último año, la madera aserrada subió de precio en aproximadamente un 25 por ciento, cotizándose en la actualidad a US$414 por cada mil pies del producto.
Por su parte, el profesor Steven Horwitz, de la Universidad Ball State, citado por la Fundación para la Educación Económica, sostuvo que en circunstancias como las actuales adquiere gran importancia la disponibilidad de mano de obra menos calificada, que es la que aporta en buena parte la población inmigrante.

De ahí que su persecución y amenaza de deportación no hacen más que agravar el problema, agregó el catedrático. Después de la destrucción del huracán Katrina, sobre la zona del Golfo que circunda la ciudad de Nueva Orleans, quedó demostrada la importancia de contar con la mano de obra de los inmigrantes, buena parte de los cuales no solo contribuyeron a la reconstrucción, sino que se quedaron viviendo allí, trabajando, pagando impuestos y ayudando a levantar las comunidades más golpeadas, señaló Horwitz.

Germán Duque Ayala.
Miami

Siga bajando para encontrar más contenido