Nuevo contrato del Río Magdalena tendría más obras | Infraestructura | Economía | Portafolio

El nuevo contrato del río Magdalena incluiría más obras

Gobierno, gremios y expertos iniciaron mesas de trabajo para definir la hoja de ruta que tendrá este corredor fluvial. 

El corredor fluvial tendría una draga de forma permanente.

El corredor fluvial tendría una draga de forma permanente.

Archivo/EL TIEMPO

POR:
Sebastián Londoño V.
marzo 30 de 2017 - 09:31 p.m.
2017-03-30

Garantizar el mismo presupuesto para el proyecto, incluir obras faltantes en la concesión inicial y modificar los procesos de revisión de las obras son algunos de los apartes que tendría el nuevo contrato de alianza público - privada (APP) para la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena.

Y es que la actual hoja de ruta de esta iniciativa, que busca mejorar y habilitar este corredor fluvial entre los municipios de Puerto Salgar (Cundinamarca) y Barranquilla (Atlántico), tiene sus horas contadas, debido a que el próximo lunes se confirmaría el fallo contra el concesionario Navelena, según fuentes cercanas al proceso
De este modo, y anticipándose a lo que sería el fin de Navelena –conformado por la cuestionada multinacional Odebrecht y Valorcon–, el Gobierno Nacional instaló ayer en, Barranquilla, las mesas de trabajo para definir los nuevos términos que tendría este contrato de APP.

En este orden de ideas, el cónclave reunió a funcionarios del Ejecutivo (tanto de nivel nacional como departamental) con autoridades y representantes de gremios del sector, los cuales le entregaron al Gobierno una carta con siete puntos claves que, en su opinión, deberían incluirse en el nuevo contrato del río Magdalena.

Entre estos estuvieron el viceministro de Infraestructura, Dimitri Zaninovich; el gobernador de Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa; Fernando Pertuz, presidente del consejo directivo de Intergremial y Alfredo Carbonell, director ejectivo de la Asoportuaria.
El documento estableció, en principio, que el presupuesto destinado para este proyecto debe mantenerse e incluso aumentar; es decir, los recursos no deben quedar por debajo de $2,5 billones, los cuales estaban pensados para 13 años y medio de construcción, operación y mantenimiento de río.

Colombia se merece un nuevo proyecto igual o más ambicioso, cuando está más que comprobado que la única manera en que podemos ser competitivos es si realmente la apostamos al desarrollo del transporte intermodal teniendo como eje principal un Río Magdalena navegable”, señala el documento entregado en las mesas de trabajo.

Puntos claves

La cuestión no termina allí y en el documento también se especifica que se debe aumentar la inversión en la zona portuaria de Barranquilla, con lo cual este punto llegaría a pesar 35 % del presupuesto de gasto, además de recomendar que este lugar cuente con una draga permanente para trabajos periódicos.

Igualmente, la contraparte del Gobierno recomendó que se incluya el área de aproximación al canal de acceso a Barranquilla, en Bocas de Ceniza, por cuenta de su importancia para el ingreso de naves al corredor fluvial, que en ocasiones llega a bloquearse debido a la sedimentación del lugar.

Es importante señalar que por la complejidad que supone este proyecto –que ya es navegable en el tramo Barranquilla - Barrancabermeja– este grupo de ‘negociadores’ también instó al Gobierno a garantizar los niveles del río en las zonas de giro y de fondeo con la misma profundidad del canal, punto que tendría incidencia directa en las obras del Canal del Dique.

Además, “esperan que allí se incluya el mantenimiento requerido en los tajamares (construcción que se añade a los pilares de los puentes para dividir la corriente del río) y se estipule que el ancho del canal de 150 metros no sea uniforme en los 25 kilómetros”, reza el documento.

Sumado a todo lo anterior, las recomendaciones de Pertuz, De la Rosa y Carbonell no se limitan a temas técnicos del proyecto, sino a la administración del mismo, con lo cual se pretenden modificar los procesos administrativos de la concesión fluvial y así se definan reglas claras sobre obligaciones y tiempos de entrega del que será el nuevo consorcio contratista.

Este último también quedaría sometido a nuevos mecanismos de sanciones (incluso de montos más altos), en caso de que se vuelvan a presentar incumplimientos como los que tuvo Navelena en el tramo Barranquilla - La Gloria (Cesar), que llevó a que Cormagdalena la multara por casi $1.000 millones hace unas semanas.

Caducidad a Navelena se confirmaría este lunes

Cormagdalena tiene cita- da para el próximo lunes 3 de abril la audiencia contra el consorcio Navelena, en la cual se confirmaría la caducidad del contrato para recuperar la navegabilidad del río Magdalena.

Esta fue citada por la Corporación, luego de que Navelena apelara la decisión de caducidad del contrato que le fue impuesta la semana pa- sada, con base en que no pudo lograr el cierre financiero del proyecto.

Vale recordar que este incumplimiento se dio tras conocerse que la firma Odebrecht (accionista mayoritario del concesionario) pagó sobornos para quedarse con obras en el país, aspecto que llevó a que el banco japonés Sumitomo le retirara este respaldo, que ya había sido aceptado por el entonces vicepresidente Germán Vargas Lleras y que hace parte del alegato de Navelena para apelar.

Sebastián Londoño V.
seblon@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido