Obras en El Dorado estarían listas en septiembre del 2017

Luis Andrade, presidente de la Ani,explicó que las inversiones podrán garantizar la suficiencia de la terminal para operar durante la próxima década.

Aeropuerto El Dorado

En las obras que adelanta Opaín (en el ala norte y sur de la terminal), según estimaciones de la ANI, los avances son cercanos al 20 por ciento.

Archivo particular

Infraestructura
POR:
Héctor Sandoval D.

hecsan@eltiempo.com
febrero 08 de 2016 - 10:41 p.m.
2016-02-08

Al tiempo que el Gobierno está apurando el paso para que en este año avancen las remodelaciones de aeropuertos estratégicos como Rionegro (Antioquia), Santa Marta, Cali y Barranquilla, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), la Aeronáutica Civil y Opaín (el concesionario de El Dorado de Bogotá) están concentrados en adelantar las intervenciones con las que se busca darle suficiencia a la terminal de la capital para la próxima década.

Las obras para mejorar la operatividad del aeropuerto El Dorado deberán estar listas hacia septiembre del 2017. Así lo manifestó el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, quien explicó que las intervenciones estarán concentradas en finalizar la implantación de los equipos electrónicos de la nueva torre de control, en optimizar calles de rodaje y en la ampliación de las terminales nacional e internacional.

El conjunto de obras que se adelantan en El Dorado, aseguró Andrade, cuesta alrededor de $1 billón. “Con esto, el aeropuerto queda hecho para los siguientes 10 años. Quedamos en relativa tranquilidad y se pueden hacer expansiones marginales en la medida en la que se necesiten”.

Por ahora, lo que el concesionario de El Dorado está haciendo, aseguró Andrade, consiste no solo en ampliar las zonas de embarque (nacional e internacional) sino en hacer más eficiente el tránsito de aeronaves con salidas rápidas y calles de rodaje (una de estas es la calle Mike, que une las dos pistas).

Y es que en las obras que se adelantan, según estimaciones de la Agencia Nacional de Infraestructura, los avances son cercanos al 20 por ciento en el muelle internacional (en el nacional, son del 7 por ciento). “Vamos a la par con el cronograma”, dijo Andrade.

Gustavo Lenis, director de la Aeronáutica Civil, manifestó que dentro de los planes para optimizar la principal terminal del país (que tan solo en el 2015 habría movido 34,2 millones de pasajeros, según cálculos de Atac), también será necesario hacer la repavimentación de la pista norte y la ampliación de las calles de rodaje de la misma. Asimismo, agregó, es necesario terminar la construcción de las salidas rápidas en las pistas norte y sur.

Por otro lado, en El Dorado también se harán mejoras en las cabeceras de las pistas (norte y sur) debido al desgaste normal que estas tienen por cuenta de los aterrizajes y despegues de las aeronaves. “Es un tema de dos contratistas: Opaín y Codad”, explicó el Director.

En cuanto a los avances de las obras en las calles de rodaje y en la salida rápida (intervenciones a cargo de Codad) son cercanos al 15 por ciento, de acuerdo con cálculos de la ANI.

En la nueva torre de control de El Dorado y en el Centro de Control Aeronáutico de la terminal fueron invertidos $155.000 millones, según información de la Aeronáutica Civil. Asimismo, en la ejecución del sistema complementario de calles de rodaje se invertirán $153.000 millones.

Con las adecuaciones, según los cálculos que tiene la Aeronáutica Civil, se busca pasar de 58 operaciones por hora en El Dorado a cerca de 90. Para ello se está reorganizando el espacio aéreo de Bogotá.

Entretanto, la Aeronáutica Civil también está adelantando la consultoría para construir el Plan Maestro para un segundo aeropuerto El Dorado. A mediados de este mes se espera que concluya ese proceso en el que se invirtieron $4.800 millones.

En la ejecución del sistema complementario de calles de rodaje las inversiones requeridas son de $153.000 millones, según la Aerocivil.

COMPARTIR EN TWITTER

Gilberto Salcedo, director ejecutivo de la Asociación del Transporte Aéreo en Colombia (Atac), señala que para las aerolíneas cada una de las intervenciones es una tarea urgente. “Estamos esperando que se superen los problemas de capacidad del terminal y asuntos como los trabajos en pistas y el mejoramiento de las radioayudas”.

Y las obras en El Dorado, señaló, deben estar acordes a los crecimientos de la demanda, que son de dos dígitos.

Incluso, agregó, debe acelerarse la demolición de la antigua torre de control de la terminal para así abrir espacio para un mayor número de puntos de abordaje.

Entretanto, la Aeronáutica Civil también tiene pendiente terminar de implementar el sistema de aterrizaje instrumental (ILS por sus siglas en inglés). Con este, las aeronaves pueden llegar a operar cuando existen condiciones de baja visibilidad.

Sin embargo, este mecanismo no ha sido instalado ya que en la pista sur todavía falta la instalación de un sistema de luces que facilita la aproximación de las aeronaves.

Por lo pronto, mientras avanzan las obras para el mejoramiento de El Dorado, ya se estima que una primera fase de El Dorado 2 (que contaría con solo una pista) tendría un costo de unos US$800 millones (poco más de $2,4 billones).

TORRES DE CONTROL ESTÁN EN EMPALME

Mientras la Aeronáutica Civil está capacitando a los controladores aéreos para trabajar en la nueva torre de El Dorado, el antiguo centro de control y el moderno están trabajando de forma simultánea.

Pero el objetivo es que el próximo primero de marzo se apague la torre antigua para así, en el mes de abril, comenzar el proceso de demolición.