Precios de vivienda siguen en aumento, pero a un menor ritmo

En el primer trimestre de este año este índice creció 6,83 %, cifra similar al IPC que fue de 6,77 %.

vivienda

Las personas siguen demandando vivienda en el país, sobre todo para habitarla y no con el fin de especular, como sucedió cuando los precios estaban más altos.

Archivo

Infraestructura
POR:
Portafolio
junio 22 de 2016 - 11:37 p.m.
2016-06-22

Los precios de las casas y los apartamentos nuevos en Colombia siguen aumentando, aunque a un menor ritmo.

Así lo advierte el Índice de Precios de la Vivienda Nueva del Dane, que destaca un incremento de 6,83 por ciento en el primer trimestre del 2016, 0,32 puntos porcentuales menos al 7,15 por ciento del mismo periodo del 2015.

Para el consultor inmobiliario y gerente de la firma Arquiplan Ltda., Óscar Gómez Villa, el ajuste es positivo. “Simplemente, quiere decir que el valor se está acomodando a su nivel, por lo menos en las ciudades más grandes del país, lo que hace que las ventas estén mejor.

De hecho, de las tres capitales que históricamente tenían los precios más altos, solo Medellín estuvo por encima de la variación total, con un incremento de 8,06 por ciento.
Por el contrario, en Bogotá y Medellín aumentaron 5,20 y 6,06 por ciento, respectivamente.

El empresario recordó cómo en el mismo periodo del 2014, el precio registró un alza de 12,32 por ciento frente a una inflación de 3,66 por ciento.

“Ahora, la moderación es evidente, ya que el incremento del valor de la oferta residencial nueva en el primer trimestre (6,83 por ciento) se acerca al 6,77 por ciento del IPC del 2015”, dijo Gómez Villa, quien anotó que aunque el ritmo de crecimiento bajó, la vivienda aún conserva su valor.

MENOS ESPECULACIÓN 

Para el consultor de banca de inversión inmobiliaria César Llano, otra situación que se debe destacar es que anteriormente el fenómeno de los precios altos estaba inducido, en gran parte, por la especulación de la tierra.

“Hoy, los materiales y la mano están impactando de forma importante en los costos, pero el impacto es manejable sobre todo porque en el caso de los primeros algo se hace con la industria nacional”, dijo.

Por su parte, la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, señaló que el aumento del precio de la vivienda nueva en el primer trimestre sugiere –como lo expresó Gómez Villa– una estabilización de la valorización promedio del 7 por ciento.

“Esta tendencia se explica por un fortalecimiento de la oferta en estratos medios en línea con las estrategias de política de vivienda del Gobierno”, aseguró Forero.

Lo segundo –anotó la directiva–, es que bajo un contexto económico de menor dinamismo como el que se vive actualmente, es previsible que se modere la valorización de los activos.

“Sin embargo, en el caso de la vivienda esto no representa ajustes generalizados ni pronunciados de los precios”, concluyó.

‘NEGOCIO DE LA CONSTRUCCIÓN SE ESTÁ AJUSTANDO Y ESO ES SANO’

“Seguir con el crecimiento desmedido de los precios iba a ‘reventar’ el mercado; por eso, es sano que se esté reacomodando”, dijo el consultor inmobiliario Óscar Gómez Villa.

Asegura que esto evita que las ventas se resientan y ahora lo que sigue es “frenar el incremento y esperar que los ingresos se equilibren”. El empresario reconoce que la clase media, a través de los programas que impulsa el Gobierno con el subsidio a la tasa de interés, seguirá moviendo el negocio. “Para este segmento, el hecho de que el incremento de los precios se haya moderado es una gran ventaja porque seguramente impulsará las ventas”. De hecho, datos de Camacol confirmaron un alza de 2,9 por ciento en la comercialización de vivienda en el primer trimestre del año frente al mismo periodo del 2015.

Gabriel E. Flórez G.
Economía y Negocios