A la montaña le pondrán una malla de antifaz

Los derrumbes del Km.64+800 de la vía al Llano quedarán estabilizados tres días antes de que llegue el Papa.

Vía al Llano Km.64+800

Ricardo Postarini, gerente de la concesionaria Coviandina, dijo que las obras se inician este lunes y deben estar terminadas el 5 de septiembre.

Johannes Duque Castañeda / Llano Sie7e Días

POR:
Portafolio
agosto 01 de 2017 - 06:48 p.m.
2017-08-01

Los ingenieros de la Concesionaria Vial Andina (Coviandina) tendrán a partir de este lunes una verdadera carrera contra el reloj para hacer las obras de mitigación y protección del talud de la montaña en el Km. 64+800 de la vía Bogotá-Villavicencio, donde hace tres meses caen continuos deslizamientos de piedra que han bloqueado varias veces la movilidad.

(Lea: Listo el plan de seguridad para la visita del papa Francisco

Tienen como reto que en tan solo 37 días puedan darle una solución definitiva a esos derrumbes y literalmente ‘apretar’ la montaña con pernos y una malla para estabilizar el talud y permitir una vía habilitada y sin trancones al momento de recibir los miles de usuarios que transitarán por este corredor con ocasión de la visita del Papa Francisco a Villavicencio.

(Lea: La agenda del Papa Francisco en su visita a Colombia

Así lo explicó Ricardo Postarini, gerente de la concesionaria Coviandina, quien dijo que las obras se inician este lunes y deben estar terminadas el 5 de septiembre, tres días antes de la llegada del sumo Pontífice a esa ciudad.

(Lea: “El Papa quiere venir al encuentro de los colombianos”

Precisó que se instalarán unos 6.000 metros lineales de pernos de forma horizontal y que se cubrirá la montaña con 9.500 metros cuadrados de malla metálica como si fuera un antifaz para mitigar el impacto de la caída de las piedras y evitar que rueden a la vía.

Postarini dijo que ya se están haciendo en la parte alta de la montaña zanjas de evacuación de agua para que no siga aflojando la tierra y que luego se hará una descarga manual de las piedras fracturadas.

“Haremos unas perforaciones para instalar los pernos y luego se les aplicará adentro una inyección de concreto con lechadas (chorritos) de concreto para que queden adheridos al talud y se vaya consolidando el terreno”, explicó el ingeniero Postarini.

Posterior a los pernos se extenderá sobre la montaña una malla metálica que lleva unos cables tensores que irán amarrados entre los pernos que van cosidos con una platina para dejar aprisionada la malla.

Luego se instalará un geomanto con una malla encauchetada con PVC verde y posteriormente se aplicará una cobertura vegetal.

En cuanto a los señalamientos hechos por la Sociedad de Ingenieros del Meta (SIM) en el sentido de que las obras del túnel que se construye en el sector son las causantes de los derrumbes y que hacen parte del último tercio de la doble calzada que está en obra, Postarini dijo que no está de acuerdo porque el mayor problema en la zona lo causan las lluvias que generan inestabilidad en la montaña.

“Respeto al ingeniero de la Sociedad de Ingenieros del Meta, pero esa no es la razón; es más, en un período en el que duramos veinte días sin hacer voladuras se presentaron derrumbes y no hubo detonaciones”.

'ESTÁBAMOS VARADOS POR LA NEGOCIACIÓN DEL PREDIO'

En la parte alta de la ladera que se ha venido desprendiendo en el Km. 64+800 de la vía Bogotá-Villavicencio, vive un señor de quien se dice que en lugar de aparecérsele la virgen se la apareció el Papa Francisco para cambiarle la vida.

Se trata del propietario del predio de más de cuatro hectáreas que es necesario intervenir para hacer las obras de mitigación del derrumbe, y pese a que Coviandina llevaba tiempo insistiéndole para que negociara el predio, no había querido aceptar una negociación y ahora está pidiendo mucho más de lo que vale.

“El avalúo del predio nos dio cerca de 70 millones de pesos y el propietario está cobrando como 900 millones de pesos”, dijo el gerente de Coviandina, quien señaló que por ahora se llegó a un acuerdo interno entre Conaldina, firma que ejecuta las obras y el particular.

Precisó que la solución a la problemática tiene diseños de la firma EDL y que se hicieron estudios, levantamientos topográficos y evaluaciones de geólogos y que no se improvisó.

“Desde hace más de un mes la ANI, la interventoría de Coviandes y la interventoría que tenemos nosotros, nos pusimos a evaluar la problemática y ya está la solución, pues para eso trajimos tres geólogos independientes para que nos dieran su opinión, lo que demuestra que sí hubo interés para atender el problema”, explicó Postarini.

Rubén Darío Romero Castro
Llano Sie7edías

Siga bajando para encontrar más contenido