Problemas de energía en la costa Caribe no se resolverían pronto

El presidente de Andesco, aseguró que para solucionar los inconvenientes en esa región se requiere el compromiso de Electricaribe y de los usuarios.

Electricaribe no podrá aplicar alzas sin informar

El Gobierno intervino en noviembre pasado a Electricaribe ante las quejas de los usuarios.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
junio 08 de 2017 - 10:19 p.m.
2017-06-08

Los problemas del servicio de energía en la costa Atlántica vienen de varios años atrás. Ante los inconvenientes que han surgido, el Gobierno intervino a Electricaribe, empresa encargada, pero a pesar de que esta comienza a dar resultados en materia financiera, una solución de fondo no se ve a la vuelta de la esquina, y más que un nuevo administrador, se requerirá el compromiso de todos los involucrados en la cadena.

(Lea: En mayo el nivel de recaudo en Electricaribe llegó al 88,4%

Portafolio habló con Gustavo Galvis, presidente de Andesco, gremio que reúne a los prestadores de servicios públicos, y su balance de la situación que viven los consumidores de la región Caribe es que independientemente de quien esté a cargo del servicio, se necesitan corregir muchos aspectos en la zona para poder garantizar una adecuada prestación de este.

(Lea: Hasta 23.000 millones de dólares podría perder el país por demandas internacionales

“Hay algo que se debe decir, y es que los problemas estructurales de la costa Atlántica, frente a expansión del servicio, cultura de pago y fraude, hay que atacarlos, independientemente de quien sea el dueño, y más en un contexto socioeconómico complejo, con poblaciones de estratos muy bajos, con poca capacidad de pago”, señaló Galvis.

(Lea: EPM, interesada en parte del mercado de Electricaribe

Y es que para el dirigente gremial, quien no desconoce eventuales fallas del administrador, la empresa trató de cumplir con sus inversiones, en la medida de lo que su capacidad se lo permitió. “Electricaribe lo venía cumpliendo de acuerdo con sus posibilidades para hacerlo, pero es que tenía unos pasivos muy grandes inclusive, del sector público, colegios, hospitales, alcaldías, e indudablemente de la cartera alta por los usuarios fraudulentos”, indicó el Presidente de Andesco.

Por eso para él, es indudable que se deben mejorar aspectos más allá de lo administrativo. “Ahí tiene que mejorarse la cultura de pago y por supuesto también, la calidad del servicio en donde toque”.

Y por estas razones es que Galvis no ve una mejora sustancial ‘de un momento a otro’, pues considera que “esto tampoco se resuelve de un día para otro. Sin importar quien la tenga, Gas Natural antes, hoy el Gobierno o mañana otra empresa luego de algún proceso, no se va a resolver el tema del servicio de la noche a la mañana, esto es un proceso que requiere inversiones y además el aporte de la ciudadanía”.

Sobre si apoyaron como gremio la intervención de la empresa, sostuvo que: “Respetamos las acciones del Gobierno, ellos tomaron la decisión, de intervenirla y esperamos que sean las mejores posibles, pero que ojalá se respeten los derechos de la compañía dueña, en este caso Gas Natural”, manifestó Galvis.

Pero más allá del caso puntual de Electricaribe, el parte que hace sobre la prestación de los servicios en el país, es positivo. Indicó que la regulación, debe avanzar hacia un campo de armonización del desarrollo económico además, del ambiental.

“Dentro del marco de la sostenibilidad, las empresas deben ser sostenibles económicamente, y tienen que estar en equilibrio con lo social y lo ambiental, porque nada saca una empresa prestando un servicio si no es viable de manera económica.

De la regulación colombiana destacó que “el concepto de comisiones de regulación es muy importante, casi equiparado a un banco central, son autónomas e independientes, y es fundamental seguir manejando esa estructura, la Ocde ha dicho incluso, que deben ser más independientes, porque actualmente el Gobierno todavía las preside”, acotó Galvis.

Sobre cómo armonizar la regulación con la sociedad, aseguró que “por ejemplo, las compañías de acueducto deben invertir en sus sistemas y sus redes, de la bocatoma hacia abajo, pero también debe destinar recursos de la bocatoma hacia arriba, en la conservación de cuentas y de páramos, y eso implica costos, comprar bosques, hacer bosques, el agua se cultiva y los bosques y páramos son las fábricas de agua, entonces si a una cuenca hídrica no se le da mantenimiento y no se contemplan esos factores, pues en cualquier veranillo se nos acaba el agua y la única que pierde es la sociedad”, concluyó Galvis.

Siga bajando para encontrar más contenido