Los tres proyectos de infraestructura
y transporte que desvelan al Gobierno

Cese del tren del Pacífico, salida de Odebrecht de obras del río Magdalena y falta
de opciones para vía Cúcuta-Pamplona, las preocupaciones.

El Gobierno asignó $2.500 millones para la Unidad de Planeación de Infraestructura y Transporte, creada para hacer seguimiento al Plan Maestro.

El Gobierno asignó $2.500 millones para la Unidad de Planeación de Infraestructura y Transporte, creada para hacer seguimiento al Plan Maestro.

Archivo particular

Infraestructura
POR:
Portafolio
mayo 12 de 2016 - 09:46 p.m.
2016-05-12

Tras varios años en los que el Gobierno se dedicó a solucionar problemas heredados en la contratación de proyectos de infraestructura y transporte, y a destrabar iniciativas que estaban paralizadas, en los últimos días ha tenido que enfrentar las primeras situaciones que, en algunos casos, alteran los cronogramas establecidos por el Ministerio de Transporte o sus entidades adscritas.

En efecto, los hechos registrados en las últimas semanas como el cierre de operaciones del Ferrocarril del Pacífico por parte del concesionario Trafigura, el anuncio de Odebrecht en el sentido de que busca un socio para venderle su participación mayoritaria en el consorcio Navelena, al que le fue adjudicado el contrato de navegabilidad del río Magdalena, y la falta de proponentes para la construcción de la doble calzada entre Cúcuta y Pamplona se convirtieron en los primeros casos de contratos del sector de infraestructura y transporte que enfrentan dificultades.

Aunque los tres episodios no son comparables con los problemas que el Gobierno del presidente Santos heredó y ha tenido que resolver, como el túnel de La Línea, la doble calzada Bogotá-Girardot, las muelas de la vía Briceño-Tunja-Sogamoso, en Tocancipá, y el puente de Boyacá, los impasses registrados con los proyectos de ferrocarril, navegación fluvial y una doble calzada en Norte de Santander han comenzado a llamar la atención.

$600.000
millones 
por proyecto estará en capacidad de respaldar la FDN una vez entre la plata de Isagén.

El director de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade, dijo a Portafolio que la razón por la que no se presentaron proponentes para la construcción de la doble calzada Cúcuta-Pamplona es que la mayoría de los concesionarios han llegado al tope de su capacidad, al tiempo que se han endurecido las condiciones de financiación de proyectos de infraestructura. “Estamos trabajando con la Financiera de Desarrollo Nacional para ampliar los recursos disponibles. La entidad podrá ofrecer hasta $600 mil millones por proyecto, en préstamos de largo plazo, tan pronto se capitalice con los recursos de la venta de Isagén”.

Andrade indicó que se está trabajando en un mecanismo de cobertura cambiaria para que los bancos extranjeros presten en el país.

EL CASO NAVELENA


A razones de reputación negativa atribuyó Luis Álvaro Mendoza, director de la Corporación Autónoma Regional de la Magdalena (Cormagdalena), el hecho de que la multinacional brasilera Odebrecht decidiera ceder el 75 % de su participación accionaria mayoritaria dentro del consorcio Navelena. El funcionario dijo que no habrá ningún inconveniente en cuanto a tiempos, ya que la construcción sigue manejando un cronograma a 5 años e iniciaría el 11 de junio. “Ellos tendrían 30 días para perfeccionar la venta y acreditar los nuevos ingresos. Odebrecht dice que tiene problemas de reputación para poder conseguir créditos, entonces lo que quieren es venderles a unas personas que tengan el dinero o puedan conseguir los créditos. No habrá alteración alguna, los colombianos no tienen por qué preocuparse al respecto”, señaló Mendoza.

En cuanto a la viabilidad jurídica de dicha operación, respecto a los accionistas de Navelena, Mendoza aclaró que la cesión que hace la multinacional estaba estipulada dentro de una cláusula del contrato y es completamente legal. La participación del 25% con la que se queda Odebrecht es favorable, según Mendoza, dado que la empresa aporta la experiencia técnica que tiene.

SIN DEFINIR, SUERTE DEL TREN DEL PACÍFICO

Diez días después del cierre de operaciones del tren del Pacífico, ni el concesionario ni el Gobierno se han referido a las posibles salidas para reactivar el movimiento de carga en la ruta entre Quimbaya (Quindío) y el puerto de Buenaventura. Aunque en un principio se habló de la posibilidad de que le fuera declarada la caducidad del contrato al concesionario Trafigura, esto no ha sido ratificado. El presidente de la Sociedad Portuaria de Buenaventura, Víctor Julio González, le dijo a Portafolio que aún no se ha sentido la ausencia de la ruta del tren, pero indicó que ese es un servicio de transporte muy importante porque equilibra la competencia con los camioneros.