Puerto Antioquia iniciará obras en primer semestre de 2017

Así lo confirmó el gerente del proyecto, Óscar Isaza, quien precisó que la inversión asciende a los US$600 millones. Cierre financiero sería en marzo.

Puerto Antioquia

En la construcción se generarían alrededor de 1.500 empleos directos y en la operación 1.200.

Archivo Particular

Infraestructura
POR:
CYNTHIA LEWIS
septiembre 19 de 2016 - 10:13 p.m.
2016-09-19

La terminal marítima que tendrá Antioquia con el objeto de atender la industria del Eje Cafetero y centro del país que quiere salir por el Océano Atlántico, planea entrar en operación a finales de diciembre del 2019.

Con una inversión que asciende a US$ 600 millones, se construirá un puerto multipropósito en el Golfo de Urabá
, con la intención de operar barcos de contenedores secos y refrigerados, vehículos, graneles secos, frutas y carga general.

“La idea es construir un terminal de 7 millones de toneladas con una capacidad de 1’200.000 Teus (contenedores normales de 20 pies)”, precisó Óscar Isaza Benjumea, gerente General del proyecto y socio principal de Puertos Inversiones y Obras S.A.S. (PIO S.A.S.), que junto con Terminal Link, operador de 14 puertos en 8 países, suscribieron memorando de entendimiento para desarrollar las obras.

Este puerto tendrá espacio en tierra y plataforma en el mar, con lo que esperan ganar en eficiencia, teniendo en cuenta las condiciones del área en donde estará ubicado.

Hoy llegan a la zona barcos pequeños, que transportan principalmente banano, entre otras frutas; y para descargar deben hacerlo anclados y bajar los contenedores con barcazas.

“El tiempo de cargue es bastante lento, para cargar un barco de 200 contenedores se demoran 2 días, y los mismos contenedores con un barco amarrado a un puerto, se cargan en 3 o 4 horas. Ya no tendrá que pagar por tener el barco en bahía por 2 días, sino que va a ser más rápido”, explicó Isaza, al destacar esta característica como una de las ganancias en eficiencia que brindará Puerto Antioquia cuando entre en operación.

De acuerdo con las cifras del proyecto, el área en tierra será de 40 hectáreas aproximadamente y las dimensiones de la plataforma en el mar son: 550 metros de largo por 115 metros de ancho.

Con estas medidas podrán llegar barcos de 13.000 Teus, que requieren un calado de 13 metros, por lo que la profundidad de dicha plataforma será de 14 metros.

Para conectar el puerto en tierra con la plataforma, se tendrá de un viaducto de 3 carriles cuya longitud es de 4,2 kilómetros y se dispondrán de 60 tractocamiones que transportarán la carga hasta las bodegas.

Isaza explicó que este mecanismo de movilización de la mercancía desde la plataforma no haría que se incrementen los costos, por el contrario se gana eficiencia ya que las navieras no deben pagar por días de parqueo mientras se carga o descarga.

“La idea es que lleguen barcos grandes, con economías de escala van a demorarse menos y así van a tener menos costos (...) Nosotros entregamos la mercancía en tierra, donde vamos a tener inspección intrusiva, ICA, Invima, antinarcóticos, bodega de consolidación, patio de contenedores vacíos y llenos, bodegas especiales para graneles, básculas y acceso al terminal”, agregó el empresario.

Otra de las ganancias en eficiencia que propone este proyecto, relaciona su “ubicación estratégica”, pues estará en medio de autopistas de cuarta generación de la segunda ola como Mar 1 y Mar 2 y la conexión con el Túnel del Toyo, así como con la Ruta del Sol.

Por otro lado, este puerto se propone ser el primero en América Latina en contar con la semiautomatización de procesos de cargue y descargue.

Lo anterior, gracias a que Terminal Link opera un puerto en Róterdam que es automatizado, y la idea es traer esta tecnología a Colombia. “Nosotros vamos a tener el primer puerto semiautomatizado en las grúas en América”, dijo Isaza.

Esto significa que en el puerto podrán trabajar personas en condición de discapacidad física, darle oportunidad a un sector de la sociedad al que se le debe tener en cuenta, “por ejemplo, las personas que han sido víctimas de la guerra y tenido amputaciones, las grúas pórtico las podrán operar desde una oficina (...) vamos a darle posibilidad de empleo a esta población y por supuesto con niveles de eficiencia y calidad muy altos”, explicó el empresario.

PARA INICIAR OBRA 

Para empezar los trabajos de construcción, todavía hace falta escoger el consorcio que se encargará de la ingeniería y el diseño del puerto.

Esta selección se hará el próximo 5 de octubre entre los cinco consorcios que participan: la antioqueña Coninsa Ramón H la brasilera Camargo Correa y la chilena Belfi; la española Acciona Infraestructura; la alianza entre Oderbrecht Colombia y la local Termotécnica; la multinacional China Harbour Engineering; y el consorcio Mescc, entre la portuguesa Mota-Engil y la caleña Sociedad Constructora Colombiana.

Entre finales de diciembre y principios de enero, recibiremos la propuesta final de construcción y con esto iremos a la banca comercial, para hacer el cierre financiero, que aspiramos tener a finales de marzo e iniciar obras entre mayo y junio.

La construcción tendrá una duración de 30 meses, y se espera contratar alrededor de 1.500 personas para estos trabajos.

Cynthia Lewis
cynlew@eltiempo.com