Buenaventura será eje de transbordos en el Pacífico

En febrero de 2017, la Sociedad Portuaria de Buenaventura planea iniciar este nuevo
servicio en sus instalaciones.

Buena ventura

En agosto de este año, arribó a Buenaventura el buque Flavia con una capacidad de 13.500 contenedores.

Archivo particular

Infraestructura
POR:
Portafolio
noviembre 17 de 2016 - 07:03 p.m.
2016-11-17

A mediados de febrero del próximo año, la Sociedad Portuaria de Buenaventura tiene programado iniciar un nuevo servicio para el comercio internacional y convertirse en el eje de transbordos del Pacífico para los productos que tienen como destino final llegar a Europa o Asia.

(Lea: Proyecto de ley crearía 'antídoto' contra la corrupción en la contratación pública)

El gerente General de la Sociedad Portuaria de Buenaventura (SPB), Víctor Julio González Riascos, explicó que este servicio está enfocado en atender a las líneas navieras pequeñas que llegan de países ubicados en la costa este de Norteamérica, el Pacífico de Suramérica; con productos con destino al continente Asiático o Europeo.

La idea es que a Buenaventura arriben naves marítimas con productos, por ejemplo de Chile o Perú, se descarguen ahí de manera temporal mientras llega el buque con mayor capacidad que se encargaría de distribuirlos en los países de destino.

Para poner en funcionamiento este servicio, la SPB hoy trabaja en la adecuación de sus instalaciones para cumplir con las exigencias de seguridad y protocolos requeridos para la movilización de carga internacional.

(Además: Presupuesto de regalías para 2017-2018 sería de $13,4 billones)

En esto, hemos realizado inversiones para que, en febrero que arrancamos con el primer volumen de carga, no tengamos ninguna dificultad”, comentó González Riascos, al tiempo que agregó que “ya hemos conversado con las autoridades aduaneras y antinarcóticos, y adecuado el sistema de refrigeración porque dentro de ese volumen viene mucha carga refrigerada y esto implica actualizar los procesos de refrigeración”.

Según datos de la SPB, las líneas marítimas que estarían en el inicio del desarrollo de este servicio son Hamburg Sud, Hapag Lloyds, CMA CGM, Servicios Principales de Asia y de Europa como motonaves con capacidad de 10.500 TEUS (contenedores de 20 pies).

Mayor competitividad

Con la instalación y funcionamiento de los equipos de inspección no intrusiva que inauguró la SPB en agosto pasado, su Gerente afirmó que la terminal ganó en términos de competitividad.

Mientras que antes la inspección de un contenedor tomaba cerca de 6 a 8 horas –porque implicaba descargarlo en el patio donde se almacena y transportarlo hasta la zona donde se encuentran las autoridades antinarcóticos encargadas de la vigilar el contenido que sale del país– ahora no se toma más de 5 minutos la actividad.

En una hora alcanzamos a inspeccionar alrededor de 12 contenedores”, precisó González Riascos.

Este cambio que se aplicó por disposición legal, a su vez implicó una disminución en los costos logísticos de la mercancía que se moviliza a través de este puerto.

González Riascos agregó que el costo de la inspección, que corresponde al 10% de los costos totales logísticos en esta terminal, se redujo en el 60 % aproximadamente.

La reducción se genera porque anteriormente un exportador tenía que costear personal, para que abriera el contenedor y sacara la carga para inspeccionar; equipos, para retirarla del contenedor y transportarla desde donde se encuentra el contenedor hasta la zona de inspección. En esta ocasión el vehículo o camión que lleva el contenedor pasa por el escáner y no tiene necesidad de equipos ni personal adicional”, comentó González Riascos.

A través de estos equipos se inspeccionan los contenedores que salen al exterior con mercancía colombiana.

De acuerdo con las estadísticas suministradas por la SPB, al año se operan cerca de 300.000 contenedores de exportación. “Por esto, la reducción es de por lo menos US$500.000 al año para los exportadores por efectos de la inspección no intrusiva”, precisó el directivo de SPB.

No obstante, a través de estos equipos no se inspeccionan todos los contenedores que salen del país, pues en algunos casos las autoridades deciden en qué momento lo quieren hacer de manera manual. Sin embargo, si se genera confiabilidad para que cada día sean más los contenedores que se revisan automáticamente.

Por su parte, con las cuatro grúas pórtico adicionales que se inauguraron también en agosto pasado, la SPB se considera más productiva en el cargue y descargue de mercancía.

Al respecto, González explicó que “con estas, le garantizamos al cliente que por hora se movilizan 120 contenedores. La razón de ellas es brindarle a las grúas la menor permanencia posible en el puerto”.

Entre 2017 y 2019, la SPB planea realizar inversiones de hasta US$ 80 millones en la adquisición de tecnología y equipos, el mejoramiento de la infraestructura, y el mantenimiento y dragado de los muelles.

Finalmente, para el 2034, la SPB se proyecta para tener en el 70 % de sus instalaciones vocación para la movilización de contenedores. No obstante, no descartan la idea de continuar con el otro tipo de carga.

“Si la competencia no se enfoca en carga general, nos toca dejar ese nicho ahí para seguir atendiéndolo porque hay mercancías que por más que se quiera no se pueden transportar en contenedores (como lo es el acero y los graneles)”, puntualizó el Gerente de SPB.

Cynthia Lewis
cynlew@eltiempo.com