Refinería de Barrancabermeja, la ‘joya’ de Ecopetrol para enfrentar los tiempos difíciles

El incremento en la oferta de productos del complejo industrial le generó a Ecopetrol recursos por 820 millones de dólares en los últimos dos años.

Puerto de Barrancabermeja

La longitud de este terminal portuario es de 1,2 kilómetros.

Archivo particular

Infraestructura
POR:
reuters
marzo 03 de 2017 - 11:14 a.m.
2017-03-03

En momentos en que los bajos precios del crudo han llevado a Ecopetrol a ajustar gastos y mantener una moderada exploración para aliviar sus finanzas, la industria de la refinación se perfila como la joya de la empresa, con mayores márgenes de producción y ganancias.

La refinería de Barrancabermeja, la más importante del país, espera elevar a un 85 por ciento el índice de conversión de cada barril de petróleo en combustibles y otros derivados al cierre del 2017, desde el 75 por ciento del año pasado.

(Cifras positivas en refinería de Barrancabermeja). 

El incremento en la oferta de productos del complejo industrial le generó a Ecopetrol recursos por unos 820 millones de dólares en los últimos dos años, equivalente a entre un 20 y 25 por ciento de la caja total de la petrolera, una tendencia que se mantendrá en los próximos años, dijo el gerente general de la refinería, Orlando Díaz.

La cifra no es despreciable teniendo en cuenta las dificultades que ha tenido la compañía en los últimos años por el desplome de los precios del petróleo, que la llevó a reducir al mínimo su actividad de exploración, lo que se tradujo en que la vida promedio de sus reservas probadas disminuyeran a 6,8 años al cierre del 2016, desde 7,4 años al término del 2015.

(Avanza modernización de la refinería de Barrancabermeja). 

"Indudablemente, en la medida en que nosotros hemos podido mejorar nuestros niveles de conversión en una mayor oferta de combustibles, también ha habido una mejor respuesta económica de nuestra refinería, de tal manera que hemos contribuido en el mejoramiento de la caja de Ecopetrol y en que haya un equilibrio entre producción y refinación", precisó el directivo.

"Es una manera para lograr la contribución a mejorar la economía y (...) aportar a que Ecopetrol pueda salir adelante en estas épocas difíciles en que los precios del crudo se han venido abajo", explicó en una entrevista en esta calurosa ciudad del centro de Colombia.

LA MAGIA DE LAS MOLÉCULAS

La caída en los ingresos de Ecopetrol llevó a la compañía el año pasado a suspender el plan de modernización de la refinería de Barrancabermeja, calculado en unos 7.000 millones de dólares, para reenfocarse a partir del 2017 en incrementar la exploración y la producción.

La situación ha llevado a Díaz y a su equipo de cerca de 1.600 personas que trabajan en el complejo de 300 hectáreas a buscar un mejor aprovechamiento de las plantas y a enfocarse en lo que denomina la "magia de las moléculas" para ampliar su portafolio de productos, con inversiones estimadas en unos 150 millones de dólares para este año.

"Parte de lo que ha sido el ingenio y la creatividad de nuestros trabajadores es en términos de la recomposición de algunos de nuestros productos finales mediante la elaboración y recomposición de moléculas (...) con los crudos que hoy estamos utilizando para enriquecerlos, mejorarles sus propiedades físico químicas para lograr colocarlos en el mercado internacional", dijo.

Como ejemplo, hace dos años la refinería comenzó a exportar un crudo reconstituido denominado Castilla Norte, de alta calidad, que surgió de la mezcla de varios subproductos resultantes de nuevos procesos de refinación.

En otro reciente proceso de purificación del diésel, la refinería logró descomponer y producir un azufre con alta demanda.

Con una capacidad para procesar 250.000 barriles de crudo al día, la refinería de Barrancabermeja produce gas propano licuado, gasolinas regulares y para avión, diésel, disolventes, bases lubricantes, parafinas, propilenos, asfaltos y azufre, entre otros.

Reuters