Se han invertido $450.000 millones en la Perímetral de Oriente

El Gerente de Shikun & Binui contó detalles sobre el primer desembolso que les hicieron de la banca comercial y la multilateral.

Albert Alhadef

Albert Alhadef, gerente de Shikun & Binui.

Archivo particular

Infraestructura
POR:
Portafolio
septiembre 27 de 2016 - 06:58 p.m.
2016-09-27

La autopista de cuarta generación Perímetral de Oriente ya cuenta con el primer desembolso de la banca comercial y la multilateral para ejecutar las respectivas obras de construcción en la vía que conectaría los departamentos de Cundinamarca y Meta sin tener que ingresar a Bogotá.

Shikun & Binui, empresa israelí, es la que está a cargo de esta obra. Su gerente, Albert Alhadef, destacó el logro del primer desembolso por US$50 millones.

De acuerdo con las cifras de la Gerencia Financiera de la firma, el desembolso se distribuyó así:

“Este desembolso se alcanzó después de demostrarle a los bancos el cumplimiento de los requisitos exigidos por ellos, en la medida en que avanzamos en las obras de acuerdo con el cronograma”, dijo Alhadef.

Así mismo, el gerente de Shikun & Binui precisó que planean tener desembolsos cada tres meses porque “estamos cumpliendo con las metas que establecen también los bancos para hacerlo” y explicó que se hará con base “en el avance del proyecto y cada vez que se da, si hay necesidad de poner el equity, se pone y así tenemos los recursos para ejecutar la obra”.

Alhadef comentó que antes de contar con estos recursos, provenientes de los créditos, se habían invertido alrededor de $300.000 millones. Esto está acorde con la nueva reglamentación que trajo la ley de infraestructura, base de estos proyectos de 4G, pues empezaron la obra con el equity o capital de inversión del concesionario con el fin de avanzar acorde al cronograma.

El proyecto comprende la intervención de 152 kilómetros, a través de cinco unidades funcionales, y una inversión estimada de $ 1,6 billones, de los que hasta ahora se ha ejecutado aproximadamente el 28,1 %, teniendo en cuenta el primer desembolso y el capital mencionado.

PROCESO PARA EL CIERRE

Alhadef recordó que la concesionaria se tomó casi un año para lograr el cierre financiero definitivo.

“Empezamos a hablar con los bancos hace más de un año, con el BID, FDN, Corpbanca y Bancolombia, fue un proceso bastante largo, porque fue la primera vez que se hacía un project finance en Colombia y casi ninguno de los bancos tenía una experiencia previa de este tipo, por ello se tardó”, dijo el empresario, quien agregó que “nuestra experiencia en otros países dice que uno puede llegar al cierre financiero mucho más rápido y aquí fue una estructura de financiación bastante compleja, porque es una parte en dólares y la otra en pesos”.

Para Alhadef la dificultad principal estuvo en la consecución y revisión de los documentos exigidos.

UNA OBRA SIN COMPLEJIDAD

Alhadef comentó que Shikun & Binui se interesó en la ejecución de esta carretera de cuarta generación principalmente porque es una vía que no tiene dificultades como problemas con comunidades, por lo que no tuvieron que hacer consulta previa; ni complejidad técnica por lo que es considerado como uno de los proyectos “con menos riesgo”.

“Es una construcción tradicional, pero si tenemos un control de calidad muy estricto para verificar que lo que se está construyendo se hace de la forma correcta”, puntualizó Alhadef.

Para la ejecución de esta iniciativa, el concesionario debe comprar alrededor de 1.400 predios, de los que ya adquirió el 50% y están disponibles para construcción.

De acuerdo con el empresario se han contratado 3.000 empleados tanto directa como indirectamente.

Así mismo, precisó que ya se ha comprado la maquinaria amarilla necesaria para la obra, de las cuales compraron en el país las volquetas principalmente y las otras las importaron de los países en que tienen operación como Guatemala, Estados Unidos y algunos europeos.

Sin embargo, uno de los imprevistos que ha identificado el concesionario tiene que ver con el tráfico, pues ha sido menor de acuerdo a las proyecciones que tenían y esto lo evidencia con el recaudo de los peajes, de los cuales quedaron a cargo a partir de abril de este año.

CON INTERÉS EN OTROS PROYECTOS 

La empresa Shikun & Binui ha manifestado su interés en participar en diferentes proyectos de infraestructura en el país, bien sea a través de la modalidad de Asociación Público Privada (APP) o de obra pública.

Entre ellos estudian la posibilidad de estar encargados de la construcción de algunos edificios del nuevo CAN, escuelas o la ejecución de una de las APP de iniciativa privada que evalúa la Alcaldía de Bogotá.

Así mismo, el gerente de la firma precisó que están revisando el proyecto de cuarta generación de la tercera ola Cúcuta-Pamplona, para definir si participan o no en la licitación que abriría la ANI en los próximos días.

cynlew@eltiempo.com