Habrá 15.000 subsidios más a salarios bajos
en ‘Mi Casa Ya’

La ministra de Vivienda, Elsa Noguera, habla de los resultados de su cartera en el 2016  y de las perspectivas para el año entrante.

Elsa Noguera, Ministra de Vivienda.

Elsa Noguera, Ministra de Vivienda.

Archivo particular

POR:
Portafolio
diciembre 06 de 2016 - 10:49 p.m.
2016-12-06

“A pesar de que fue un año duro, afectado por la coyuntura económica marcada por el aumento de las tasas de interés, devaluación, inflación y desaceleración económica, el sector vivienda y agua potable cerró bien”. Esa frase resume el balance que hace la ministra del ramo, Elsa Noguera, quien anuncia en entrevista con Portafolio que se avizoran buenas perspectiva para el 2017 por cuenta, en buena parte, de 15.000 nuevos subsidios de vivienda dentro del programa Mi Casa Ya.

¿Ministra, qué destaca del 2016?

La buena noticia es que ya llevamos un 60% de cumplimiento en la meta de las 450.000 viviendas con subsidios del Gobierno. En el 2016, vamos a cerrar con 150.000 viviendas con subsidio, 22% más que el año pasado, cuando fueron 123.000 unidades.

¿Son subsidios asignados o casas ya construidas?

Hay de todo, porque la megameta es sobre casas entregadas, porque tú cobras la cobertura de tasas de interés. Y en la segunda fase del programa de viviendas gratis, se trata de unidades iniciadas. Si bien tenemos una megameta de 30.000 unidades para este cuatrienio, este año arrancaron 20.000 que se van a entregar en total, con un tiempo de ejecución muy corto.

¿Cuánto aporta el Gobierno?

Para todo lo que viene son 7,2 billones de pesos.

¿Y lo ejecutado hasta ahora?

Es que el Frech (Fondo de Reserva para la Estabilización de la Cartera Hipotecaria) se ejecuta en siete años y es lo más caro, entonces son 7,2 billones de pesos entre los subsidios que se entregan en el momento y las coberturas que duran hasta el 2026.

¿Están asegurados esos recursos más allá de la administración Santos?

Sí, están asegurados con vigencias futuras. Si algo tiene este sector es que, a pesar de los recortes, ha dado muy buenos resultados en mejoramiento de la calidad de vida de las familias más pobres y en la dinamización de la economía. Por eso se priorizó.

¿Qué datos puede dar al respecto?


Son 150.000 subsidios de vivienda de todo tipo en (el programa) Mi Casa Ya que, dependiendo del rango salarial, subsidia la cuota inicial y la tasa de interés. Aparte, tenemos 30.000 de casas gratis en su fase dos. Nunca antes habíamos tenido una política tan integral, que logra conectar perfectamente la oferta y la demanda.

¿De cuánto fue ese PIB de vivienda en el 2015?


Fue negativo en cuanto a edificaciones.

¿Qué hizo que mejorara?

Eso ocurrió porque fue la transición del programa. Se le dio muy duro a la construcción de viviendas gratis y ahora estamos en la vivienda con subsidios que hacen cierre financiero. El año pasado se estructuraron los proyectos, pero no se vendieron. El impacto es gigante porque se construye para clase media.

¿El crecimiento es sostenible para el 2017?

Gracias a que tenemos todos estos subsidios asegurados, consideramos que va a ser un gran año, tanto para la entrega de viviendas gratis como del programa Mi Casa Ya. Recordemos que este ultimo es un programa que arrancó a comienzos del 2016, y estamos en la etapa de construcción, por lo que seguramente el 2017 será un año de muchas entregas.

¿Qué metas tiene para el próximo año?

De la supermegameta de las 450.000 viviendas, ya llevamos 273.000 faltando 10 meses para que termine el gobierno Santos. Entonces, estimamos que prácticamente nos toca hacer 180.000 en los próximos 20 meses.

¿Es una meta alcanzable?

Totalmente. Lo que ya hemos hecho, más las vigencias futuras, los programas bien estructurados y la demanda creciente, nos permiten prever que vamos a cumplir.

¿Qué otras cosas nos traerá su cartera?

En Mi Casa Ya los subsidios eran para familias que ganaban entre 2 y 4 salarios mínimos, y entre 4 y 8 salarios, ya que los de 1 a 2 salarios están prácticamente vendidos. La buena noticia es que para el próximo año, las familias que ganan entre 1 y 2 salarios mínimos van a tener 15.000 cupos adicionales que conseguimos con el ministerio de Hacienda a través de un Confis.

Esto quiere decir que esas familias pueden adquirir una vivienda de 48 millones de pesos. Para ese segmento , se termina pagando una cuota en el banco inferior a los 200.000 pesos, porque reciben un subsidio de 21 millones de pesos en cuota inicial y una cobertura de 5 puntos en los intereses.

Recordar que para ese segmento se asignaron 70.000 viviendas que se terminan de entregar el próximo año. Nos habíamos quedado cortos y pedimos más.

¿Cuál es la inversión?

Son casi 2 billones de pesos, más 1,8 billones que pone el sector privado y recupera vía crédito.

Siga bajando para encontrar más contenido