Así es como los peajes electrónicos reducen el tiempo de sus viajes por carretera

El martes, 16 de agosto, adjudicarán la interventoría al contrato de  implementación de esta tecnología en 20 casetas del Invías.

Invías improvisa en licitación de peajes afirman los contratistas

Según confirmaron fuentes de la entidad, el anuncio se hará en una audiencia programada para horas de la mañana.

Infraestructura
POR:
Portafolio
agosto 12 de 2016 - 07:38 p.m.
2016-08-12

El martes, 16 de agosto, se marcará otro punto de avance en la implementación de los peajes electrónicos en el país, que reducen en una relación de 13 a 1 el tiempo que gastan los usuarios de las principales carreteras para pasar los puestos de control, si se les compara con las casetas manuales.

Este día se darán a conocer el nombre de la firma que le hará interventoría a la concesión de las 20 casetas de control que maneja el Instituto Nacional de Vías (Invías) en once departamentos. Según confirmaron fuentes de la entidad, el anuncio se hará en una audiencia programada para horas de la mañana.

El contrato para la implementación de la nueva tecnología fue celebrado mediante la modalidad de alianza público-privada (APP) y lo ganó a principios de julio el consorcio Estructura Plural Concesionaria de Vías y Peajes 2016 SPV Vipsa 2016, que está conformado por Thomas Instruments S. A., empresa de la familia Bautista (51%) y KMA Construcciones (49%). Estas empresas recibirán 29,057 centavos por cada peso que recaude (Lea: 'Vías y Peajes' será la empresa encargada de poner en marcha el nuevo sistema de peajes electrónicos). 

Mientras tanto, el monto para la supervisión del contrato de Vipsa 2016 tiene un monto de 11.028 millones de pesos. En el concurso participan los consorcios colombianos Interventores Recaudo , Interventores Pejaes, Peajes GC&Q Servinc e Interpeajes, lo mismo que Interpeajes 2016 (colombo-chileno), y Cano Jiménez Estudios.

Portafolio.co le presenta a continuación un ABC sobre el uso de esta tecnología en Colombia. Alberto Moncanda, Gerente de FacilPass, fue el encargado de dar respuesta a algunas de las inquietudes más comunes frentes al tema. 

¿Qué tanto hemos avanzado en el tema?

El avance es normativo. El Ministerio de Transporte mediante el Decreto 2060 de octubre 22 de 2015 y la Resolución No 4303 de octubre 23 de 2015, definió el sistema del IP/REV ‘Interoperabilidad del recaudo electrónico vehicular’, donde establece el modelo operativo, funcional y técnico de cómo debe funcionar el modelo de negocio del pago electrónico de peajes en Colombia. Su principal pilar es que un usuario solo tendrá que usar un dispositivo TAG (adhesivo pegado al panorámico del carro que permite ser leído en la estación de peaje) para utilizar todos los peajes que hayan implementado la tecnología correspondiente.

Así mismo, establece un régimen de transición de 18 meses contados desde el 23 de octubre del 2015, plazo en el cual las concesiones que prestan el servicio de pago electrónico de peajes y las empresas que vinculan a los usuarios denominados intermediadores (Facilpass, Open Pass, Flypass y Paseya, entre otras) cumplan los estándares exigidos.


¿Cuantos peajes electrónicos se han instalado y cuantos se instalarán?

En el país existen cerca de 132 peajes de la ANI e Invias y estimamos que existen cerca de 28 peajes que cuentan con este servicio, con el inconveniente de que el usuario requiere estar vinculado con más de un intermediador, es decir tener cerca de 5 TAG en el panorámico de su vehículo, situación que se elimina a un único TAG cuando se cumpla el régimen de transición y todos estén dentro del esquema de interoperabilidad establecido.

Adicionalmente, en octubre del 2017 entrarán 20 peajes producto de la reciente adjudicación de Invias y gradualmente van entrando algunos peajes de las concesiones de 4 generación y de otras concesiones de primera, segunda y tercera generación que voluntariamente estimen adquirir la tecnología requerida y cumplir los estándares de la normatividad.


¿Han evaluado otras rutas para instalar a futuro, cuáles?

La ampliación de la cobertura con el servicio de pago electrónico de peajes depende en gran medida de la evolución de la construcción de la vías de cuarta generación y de las concesiones que tengan el compromiso contractuales en este sentido con el gobierno, para la demás es de carácter voluntario, se estima que se llegara a un nivel importante de cobertura en el año 2019, en conclusión es un proceso gradual.

¿A cuánto asciende la inversión?

El costo del software y hardware de un solo carril se estima entre 60.000 y 80.000 dólares, dependiendo de sus especificaciones.

¿Cuáles son los beneficios para la gente?


De acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional para el Ministerio de Transporte, se han cuantificado los siguientes beneficios: el paso por un carril con pago en efectivo es en promedio de 131 segundos y con pago electrónico es de cerca 9 segundos, la relación puede ser por 1 paso automático por 11 en efectivo, esto se traduce en menores tiempos en el paso.
Otro es el ahorro en combustible generado por el menor tiempo en el paso, paradas, aceleración y desaceleración, eventos que en términos generales determinan un ahorro de combustible equivalente al 0.1141 galones por cada paso de peaje y como consecuencia de esto la disminución en la emisión de gases contaminantes.

Adicional a estas variables, existen beneficios como la comodidad en el pago, seguridad por el no uso del efectivo, mayor control administrativo, de logística y financiero, esto aplica muy bien para las empresas con un número considerable de vehículos.


¿Con la puesta en marcha de estos bajarán los tiempos en algunas rutas?

El pago automático del peaje agiliza toda la operación de la concesión y evita el represamiento de vehículos, en especial en la temporadas de vacaciones y puentes festivos, donde los represamientos han sido de varios kilómetros con tiempos de espera de hasta 30 minutos.

¿Qué tipo de tecnología se usa?

EL Gobierno estableció que los dispositivos de lectura TAG en español etiqueta, que se adhieren al panorámico, sean de tecnología pasiva bajo el estándar ISO 18000-63. La mecánica es que el TAG sea activado por la antena instalada en el peaje, de tal manera que lea su número de identificación único el cual está asociado al número de placa del vehículo el cual será confrontado con el dispositivo de lectura de placas dispuesto en la concesión.

¿Cuáles son las formas de pago?
Las normas establecen 4 modalidades de pago:

Prepago simple: el usuario consigna recursos a su intermediador de los cuales se van descontando sus consumos de peaje y hace recargas manuales por los montos que considere, similar al sistema de prepago de celulares.

Prepago con cargo recurrente: el usuario deja una orden en la aplicación de su intermediador donde establece que cuando el saldo de su cuenta de pago de peajes llegue a un valor determinado el sistema cargue a su producto bancario “cuenta de ahorros, corriente o tarjeta de crédito, según convenios” un valor también determinado por el usuario a manera de recarga automática.

Pago Inmediato: se carga el consumo de peaje de manera inmediata al producto bancario convenido

Postpago: se carga posteriormente al producto bancario convenido el valor del consumo.


¿Cuales están operando?

Entre otros, en operación están: Bogotá-Chía, Bogotá-La Vega, Bogotá- Villavicencio, Bogotá–Villeta (C/marca), Buga-Tuluá-La Paila – La Victoria (Valle), Puerto Salgar (Magdalena medio), Puerto Salgar–San Roque, Aeropuerto José María Córdova-Medellín, autopista Bogotá Copacabana–Barbosa (Antioquia) y Cartagena-Barranquilla (Costa Atlántica).

¿Incrementarán tarifas?
No hay ningún incremento de tarifas del peaje. Eso sería castigar el pago electrónico y privilegiar el pago en efectivo.