Arranque de proyectos viales necesita $3 billones este año

Se espera que en el 2016 la ejecución de obras civiles alcance un récord.

Luis Fernando Andrade Moreno, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura.

Luis Fernando Andrade Moreno, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura.

Luis Fernando Andrade Moreno, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura.

Infraestructura
POR:
Héctor Sandoval D.
febrero 07 de 2016 - 10:59 a.m.
2016-02-07

Después de años enteros de planeación de grandes proyectos viales, de numerosos estudios financieros, de búsqueda de recursos en Colombia y en el extranjero y de consolidar aliados con el conocimiento técnico suficiente, los consorcios de infraestructura que serán los protagonistas de la construcción de las concesiones viales de cuarta generación (4G) ya están encendiendo sus máquinas para arrancar a ejecutar billonarias obras.

Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), relató cuáles son los proyectos viales de nueva generación que están comenzando a construirse en departamentos como Cundinamarca, Antioquia, Meta, Bolívar, Tolima y Atlántico.

Las obras en las vías 4G están próximas a arrancar. ¿En dónde estará la acción?

Este año vamos a tener una actividad récord en obras civiles porque es el primer año de construcción de las concesiones viales 4G.

Hasta ahora habíamos estado en los procesos de estructuración, diseño, contratación y permisos. Pero ya tenemos los proyectos arrancando obras.

Los primeros que van a iniciar obra en este semestre son los de la primera ola, los cuales terminaron la preconstrucción. Algunos la cerraron a finales del año pasado y otros, lo harán empezando el 2016. Vamos a ver pronto la maquinaria trabajando.

Ya arrancaron los tres proyectos que ganó Mario Huertas; ha sido el más juicioso. Ya comenzó con Girardot – Puerto Salgar, Cartagena – Barranquilla y Pacífico 3.

También arrancaron las intervenciones en Pacífico 2 y en la Perimetral Oriental de Cundinamarca. En los próximos meses esperamos el inicio de otros tres proyectos de la primera ola: Pacífico 1, la Conexión Norte (entre Remedios y Caucasia) y Magdalena 2 (entre Remedios y Puerto Berrío, Antioquia).

¿También empezarán este año las APP de iniciativa privada?

Deberían empezar obra las primeras iniciativas privadas que adjudicamos. Esas son por ejemplo: Girardot – Ibagué – Cajamarca, la Malla Vial del Meta y Chirajara – Villavicencio. Ya había arrancado el proyecto Ocaña – Gamarra, uno de los primeros.

El ritmo de inversión de estos proyectos (que son 12) es de $250.000 millones al año (por cada uno). Eso quiere decir que estas iniciativas pueden sumar $3 billones en inversiones anuales.

A esto se agregan las otras inversiones que estamos haciendo en más concesiones y en los otros modos de transporte.

Por ejemplo, en las generaciones de concesiones 1, 2 y 3 tenemos inversiones remanentes muy importantes, especialmente, en Ruta del Sol (sectores 1, 2 y 3), Transversal de las Américas y Bogotá – Villavicencio. Son proyectos en curso y que tendrán inversiones grandes.

También está Ruta Caribe y otro llamado Córdoba – Sucre. Asimismo, tenemos unas ampliaciones en los aeropuertos muy significativas.

Aunque las obras se culminarán en cinco años, muchas cosas se irán entregando poco a poco.

¿Qué obras se entregan este año?

El aeropuerto de Cali, el nuevo puerto de Aguadulce (en el Pacífico) y la vía Bogotá – Villeta (Cundinamarca).

¿Cómo esa demanda de recursos por $3 billones se reflejará en el crecimiento?

Eso será muy importante como fuente de generación de empleo y de negocios para quienes fabrican materiales: acero, cemento, minas de agregados y geotextiles.

Todo esto será una fuente de demanda muy importante y ayudará a mantener el crecimiento del país en un momento difícil dada la caída del petróleo.

¿El país tiene proveedores suficientes de materiales?

Hay muchas importaciones, sobre todo de maquinaria pesada. Pero casi todo lo demás se produce en Colombia.

Venimos trabajando con la Andi y mirando los pronósticos de la demanda de estos proyectos para asegurarnos que las firmas estuvieran listas. Por ejemplo, en cemento hay expansiones importantes.

En aceros de construcción y varillas, hay suficiente capacidad de producción en el país. En asfalto, la refinería de Barrancabermeja tiene la capacidad necesaria.

Siendo este el panorama del 2016, ¿cómo pinta el arranque del 2017?

La segunda ola va a estar en forma, más todas las iniciativas privadas que hemos aprobado a la fecha. En vez de tener 12 proyectos andando, vamos a ver 24. Algunos de los que aprobemos en el primer semestre de este año alcanzarían a entrar en construcción en 2017.

Esperamos adjudicar dos proyectos de la tercera ola en el mes de abril de este año. También, el tercer carril Bogotá – Girardot y algunas iniciativas privadas que están cercanas a ser aprobadas.

Pueda ser que el año entrante ya tengamos 30 proyectos de 4G en ejecución.

¿Qué otros proyectos están en el listado?

En el Ministerio de Hacienda está en aprobación una ampliación de la vía Buga – Buenaventura que incluye algunas obras que no están contratadas en este momento. Por ejemplo, la entrada a Buenaventura. La última milla es muy importante (la vía alterna interna que hoy está en calzada sencilla. Hay que ponerla en doble calzada para que no haya trancón al llegar al puerto).Está también la doble calzada entre Buga (Valle del Cauca) y Mediacanoa y unas obras cerca a Citronela.

Todas las obras que están en ejecución entre Mediacanoa y Citronela se entregan en diciembre del 2016. Con iniciativa privada haremos intervenciones complementarias para hacer aún más competitivo ese corredor.

Los recursos de la venta de Isagén están empezando a entrar al país. ¿Cómo se irrigarán a las obras?

Esto es muy importante para nosotros. El sector financiero colombiano es pequeño y tiene limitaciones en ciertos productos que puede ofrecer. No es suficiente para financiar este programa.

Necesitamos bancos extranjeros y entidades como CAF y BID. Pero también, el respaldo de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN).

El país necesita un banco de desarrollo fuerte para apoyar los proyectos de infraestructura. La FDN se creó con un capital inicial modesto y, para las necesidades del país, tiene que ser más fuerte.

¿Ha sido un problema la obtención de licencias?


Esa es una de las grandes mejoras de la administración del presidente Santos. Estamos viendo los frutos en este momento y estamos felices con la respuesta de las autoridades ambientales.

Los proyectos de la primera ola no han tenido retrasos. Han obtenido las aprobaciones necesarias para arrancar obras un año después de la firma del acta de inicio.