A tercera ola de vías 4G solo la salvaría las APP privadas

En medio de la actual situación fiscal, se haría solo la mitad de los proyectos. En abril próximo se adjudicarán los dos primeros.

Infraestructura
POR:
hecsan@eltiempo.com
febrero 07 de 2016 - 10:36 a.m.
2016-02-07

Mientras el Gobierno está a la espera de que los 12 primeros proyectos de la cuarta generación de concesiones viales prendan motores este año y empiecen a tomar forma, también está haciendo los cálculos para que al menos la mitad de la tercera ola 4G (compuesta inicialmente por diez proyectos) pueda adjudicarse y ponerse en marcha pese a la compleja situación fiscal que afronta la Nación por cuenta del desplome del petróleo.

Aunque estaba previsto que el Ejecutivo a través de Asociaciones Público Privadas (APP) públicas proveyera los recursos suficientes para cubrir buena parte de las necesidades financieras de la tercera ola (cuya ejecución se había estimado en $12 billones), el panorama cambió ya que varias de esas iniciativas pasarían a ser ejecutadas a través de la figura APP particulares.

“Pese a que es doloroso de alguna manera suspender algunos proyectos por decisión presupuestal, es lo más sabio. Si tenemos una economía sólida y creíble, vamos a poder seguir financiándolos”, aseguró a Portafolio el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade.

Sin embargo, en abril de este año está previsto que se adjudiquen los dos primeros proyectos de la tercera ola: se trata de los corredores Bucaramanga – Pamplona y Pamplona – Cúcuta. En estas iniciativas (que intervendrán 195 kilómetros) se planea invertir poco más de $2 billones.

En los planes iniciales del Gobierno, la tercera ola contemplaba los siguientes proyectos: Pasto – Mojarras –Popayán (344 km); Barbosa –Bucaramanga (210 km); Bucaramanga – Pamplona (133 km); Pamplona –Cúcuta (47 km); Ocaña – Cúcuta (192 km); Duitama – Pamplona (308 km); Sogamoso –Aguazul –Maní (172 km) y Chinchiná –Mariquita (136 km).

Algunos de estos proyectos, contó Andrade, están siendo expuestos al sector privado para ver “si se pueden llevar a cabo parcialmente por lo menos sin necesidad de vigencias futuras. Ya hemos tenido éxito en promover algunos”.

Entre ese listado, explicó, se encuentran los corredores Bogotá – Barbosa (Santander) y Barbosa – Bucaramanga. “Ya hay iniciativas propuestas privadas”. Por ejemplo, han manifestado su interés el constructor Carlos Alberto Solarte Solarte y el grupo mexicano ICA.

Por otro lado, la Agencia Nacional de Infraestructura recibió otra propuesta para cubrir al menos una parte de la carretera entre Pasto y Popayán. Esto significa un proyecto entre la capital de Nariño y la frontera con el departamento del Cauca (Remolinos).

“No vamos a poder hacer todas las obras programadas para la ola 3, pero yo creo que sí vamos a poder hacer al menos la mitad entre los dos proyectos de iniciativa pública que tienen la recepción de ofertas en marzo y las APP privadas”, señaló Andrade.

Por ahora, mientras la Nación busca cómo balancear de nuevo sus finanzas, quedan en lista de espera proyectos como el tramo Remolinos –Popayán, Cúcuta –Ocaña, Duitama –Pamplona, Sogamoso – Aguazul – Maní y Chinchiná (Caldas) –Mariquita.

UNA NUEVA CALZADA, A REVISIÓN

La ministra de Transporte, Natalia Abello Vives, aseguró que desde el punto de vista ambiental, legal y técnico es posible hacer una segunda calzada para la carretera que comunica a Santa Marta con Barranquilla. “Debemos definir por dónde debe ir el trazado”, dijo Abello, quien explicó que los ministerios de Transporte y Ambiente discutirán cuáles son las alternativa más viables para realizar esa intervención.