‘Prosperidad del país depende del éxito de las ciudades’

El vicepresidente de Brookings Institution hablará en Cartagena de las áreas metropolitanas que son viables si hay acuerdos de cooperación oficiales.

Bruce Katz, vicepresidente de Brookings Institution en Washington (EE. UU.).

Bruce Katz, vicepresidente de Brookings Institution en Washington (EE. UU.).

Archivo particular

Infraestructura
POR:
Portafolio
junio 07 de 2016 - 09:17 p.m.
2016-06-07

La migración, la transformación económica, el cambio climático y la cohesión social se han convertido en retos de lo que significa hacer ciudades y trabajar en ellas.

Así lo advierte Bruce Katz, vicepresidente de Brookings Institution en Washington (Estados Unidos) y director del programa de Política Metropolitana, quien participará en el congreso de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) que se inaugura hoy, en Cartagena.

Katz analiza este y otros temas, a propósito del evento en el que se hablará de las ciudades de calidad.

¿En qué consisten los postulados de su libro sobre la ‘Revolución Metropolitana’?

En Estados Unidos y otros países, líderes de las ciudades y a nivel metropolitano están asumiendo más responsabilidades por el futuro de sus comunidades.

Además, los gobiernos están cambiando e invirtiendo en mantener programas de seguridad social; sin embargo, también es el resultado lógico de una cantidad de problemas modernos que llegan a las áreas urbanas, como la migración y los cambios económicos, entre otros.

¿Cuáles son los factores determinantes en la consolidación de una región metropolitana próspera?

Como lo discutimos en Revolución Metropolitana, estas áreas necesitan colaborar para competir en un escenario global. Y son exitosas cuando existen concentraciones municipales formales, acuerdos administrativos y de cooperación oficiales, y acciones para que las municipalidades trabajen unidas dentro de un área metropolitana.

Algunas veces estas medidas de colaboración funcionan localmente, y en otras oportunidades son impuestas por altos niveles del gobierno.

¿Cómo funciona en EE. UU.?

Las organizaciones de planeación metropolitana en EE. UU. son de mandato federal y de planeación regional. Allí, el transporte federal y los fondos de planeación son canalizados de esta manera.

Al ordenar su creación, el gobierno federal maneja un sistema en el que las áreas metropolitanas están obligadas a trabajar como región.

Usted menciona que la fragilidad política y económica de los países puede ser superada por el fortalecimiento de las áreas metropolitanas. Por favor, explíquenos eso.

No existe una economía nacional; de hecho, las economías de un país son la suma de las metropolitanas que, para la estabilidad, deben funcionar bien.

Así, en el caso de EE. UU., la habilidad de las ciudades de trabajar con diferentes partidos políticos y líneas ideológicas finalmente puede convertirse en un modelo para el resto del país.

En Colombia, de 1.101 municipios 151 concentran el 80 por ciento de la población urbana; además, 127 son aglomeraciones urbanas. ¿Cuál cree que debería ser la apuesta del país para sacar provecho de esa realidad?

El hecho de que un alto porcentaje de Colombia sea urbano es una gran ventaja. Como ya mencioné, la prosperidad nacional depende del éxito de las ciudades, pero los gobiernos nacionales son responsables por crear la plataforma para el éxito.

Su gasto en la red de seguridad social, infraestructura, financiación para la investigación y desarrollo, entre otras, aporta las bases para que las ciudades desarrollen sus economías en la manera que más convenga para sus fortalezas locales y preferencias.

También determinan las reglas del juego para aprovechar el capital privado y cívico, y ayudan a crear los sistemas para que las ciudades sean capaces de alcanzar mercados internacionales.

La autonomía municipal es un pilar del modelo de descentralización del país. ¿Cuál puede ser la recomendación para que los proyectos regionales no se vean obstaculizados por intereses puntuales de los municipios?

Las áreas metropolitanas deben colaborar para competir y requieren estrategias e infraestructura para cruzar las fronteras artificiales y municipales.

Un ejemplo en EE. UU. fue el de los líderes alrededor de Denver, que se movilizaron para salvar muchas instituciones culturales de la ciudad durante la recesión económica. Esto creó la base para mayor colaboración regional.

¿Cuál cree que es el papel del sector constructor en la consolidación de áreas metropolitanas?, ¿qué opina de la participación del sector privado en estas discusiones?


Las ciudades son redes, no gobiernos. El sector privado debe ser un socio en la creación de economías metropolitanas que funcionen y en la planeación estratégica de cómo deben crecer las urbes.

El sector privado, y particularmente la construcción, a menudo ofrece la manifestación física de estas soluciones, por eso su papel es clave. Todos los elementos de la sociedad necesitan trabajar juntos y contribuir a que las inversiones de transformación sean fructíferas; aquí, el sector privado es importante.

ALIANZAS ENTRE LO PÚBLICO Y LO PRIVADO

Bruce Katz considera que para impulsar los planes de infraestructura vial y vivienda, el gobierno nacional y las redes de líderes públicos, privados y cívicos en áreas metropolitanas deben trabajar juntos. “El gobierno puede diseñar y ayudar a financiar un proyecto en particular, pero sin el compromiso de las áreas locales, no será exitoso”, anota Katz, quien agrega que una talla no le sirve a todos. “Por eso, cada vez que el Estado falla en tomar en consideración las prioridades del distrito y las preferencias del área local, el proyecto tiene posibilidades de fracasar”.