La cojera del progreso social

Colombia ocupa el puesto 50 entre 128 países, según el último informe del Social Progress.

Progreso social

El panorama es sombrío y el mundo está lejos de superar las brechas sociales.

Archivo

POR:
Portafolio
junio 18 de 2018 - 09:31 p.m.
2018-06-18

Lo que se denomina como sabor agridulce es el que se siente al ejecutar un simple análisis de las cifras publicadas por la ONG: Social Progress Imperative, organización de reconocido prestigio internacional, cuyo objetivo es recopilar información estadística a fin de estudiar y analizar el progreso social de los países. Tal distinción se refuerza por el reconocimiento de sus colaboradores. En efecto, para el estudio del año 2017 se destacan entre otros, Michael Porter, Scott Stern y Michael Green.

(Lea: El progreso social, una tarea pendiente)

Tales personalidades parten de definir el progreso social así: “Es la capacidad de una sociedad de satisfacer las necesidades humanas fundamentales de sus ciudadanos, de establecer cimientos que permitan mejorar y mantener la calidad de vida de sus comunidades, y de crear las condiciones para que todos los individuos alcancen su pleno potencial”.

(Lea: Innovación social para el progreso

Los resultados del acreditado índice suscitan el interés de los funcionarios responsables de la obtención de estándares económicos y sociales que soporten aquellos logros en calidad de Vida de los diferentes países. Pero su nivel de divulgación depende de las interpretaciones y/o mejor aún de las convenencias de tipo político de los mismos.

En consecuencia, a través de la comunidad académica es que se espera la socialización y concientización de los ciudadanos en general.

(Lea: Infraestructura y progreso, dos conceptos que van de la mano)

El Índice de Progreso Social 2017 está estructurado alrededor de 12 componentes y 50 indicadores distintos, dentro de los que se destacan:

El marco provee un puntaje y clasificación total por país, en una escala de 25 a 100, que divide en Muy bajo, Bajo, Medio bajo, Medio alto, Alto y Muy alto.

Tabulaciones desarrolladas para todos y cada uno de los más de 120 países investigados, al final se extracta la siguiente puntuación de algunos países representativos a criterio del suscrito:

-Muy alto promedio entre 91 y 88:
Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suiza, Canadá, Países Bajos, Suecia, Australia, Nueva Zelanda, Irlanda, Reino Unido, Alemania y Austria

-Alto Promedio entre 87 y 78: Estados Unidos, resto de Unión Europea, merece destacarse en esta categoría la presencia de algunos países latino americanos como Chile, Uruguay, Argentina y Costa Rica

-Medio Alto promedio entre 77 y 67: La mayoría de países de Suramérica, Colombia se ubica dentro del rango con un puntaje de 71, es decir, en ete rango.

-Medio Bajo promedio entre 66 y 58:
Se destacan países de Centroamérica y Euro-Asia.

-Bajo promedio entre 65 y 45: Algunos países del medio oriente y África.

-Muy bajo promedio menos de 40: Algunos países Africanos.

Por su parte, Colombia con 71 puntos ocupa el puesto 50 de un total de 128 países, lo que nos sitúa en un aceptable tercer cuartil de la muestra. Entre los indicadores positivos tenemos: acceso a cuidados médicos básicos y conocimientos básicos…por el contrario, entre los negativos están la seguridad personal, la tolerancia e inclusión y el acceso a educación superior.

Uno de los viejos dilemas Socioeconómicos se centra en el tipo de relación existente entre el nivel de ingresos y bienestar social.


Un aumento en los ingresos por lo general conlleva grandes avances en el acceso al agua potable, saneamiento, alfabetización y educación básica. Pero no siempre la correlación será directa y lineal, pues en promedio, la seguridad personal no es mejor en países de ingresos medios que en los países de ingresos bajos y muchas veces inclusive es peor.

Así mismo, demasiadas personas - independientemente de sus ingresos - viven sin poder disfrutar plenamente de sus derechos y sufren discriminación o inclusive violencia por motivos de género, religión, etnia, u orientación sexual. Infortunadamente el caso Colombiano es en cierta medida un buen reflejo de tal hipótesis.

Como ya se dijo, si bien es cierto que el PIB percapita y el progreso social no necesariamente reflejan una relación lineal, aquel si se constituye en una de las principales variables clave de toda esta maraña de correlaciones que explica muchas de ellas.

Variable clave cuya connotación es más que evidente en la siguiente muestra del ingreso per cápita para el año 2017, mostrando la total desigualdad expresada en miles de dólares: Katar 133, Emiratos Árabes 104; Países Escandinavos, Unión Europea, Estados Unidos 55, Chile 22, Uruguay 20 Colombia 13 Islas Fiji 9.

Panorama bastante sombrío se cierne en la pretensión de superar tan hondas brechas sociales, mientras se mantenga tan desigual, o mejor aún, pésima redistribución de ingresos, pues no cabe en la cabeza que puedan existir países con ingreso per cápita de menos de un millar de dólares, 580 para ser exactos...un dólar y medio diario.

Miguel Celis Garcia
Docente universitario

Siga bajando para encontrar más contenido