Gremio de celulares pide que actúen los órganos de control para superar crisis del sector

Le solicitó a la Contraloría una cita con el fin de crear una mesa que analice el uso que les da el Gobierno a los recursos del Fontic, que deben ir al sector.

En el país hay alrededor de 123 millones de celulares, de los cuales 76 millones están registrados, y 23 millones no han sido reportados y aparecen como activos.

El consumo de telefonía móvil e internet en Colombia es muy bajo por la poca capacidad de los usuarios.

123rf

POR:
Portafolio
diciembre 12 de 2017 - 09:12 p.m.
2017-12-12

Asomóvil, la asociación que agremia a las principales operadores de telecomunicaciones del país, les pedirán a los organismos de control estatal, en especial a la Contraloría y la Procuraduría, que intervengan frente a recesión que vive su sector.

(Lea: Mercado de tecnología decreció durante el primer semestre)

Concretamente, ya le enviaron una comunicación solicitándole al Contralor General de la República, Edgardo Maya, una reunión para la próxima semana con el fin de acordar la conformación de una mesa de trabajo entre las empresas afectadas, el Ministerio de las TIC y la Comisión Reguladora de Comunicaciones (CRC). El propósito es que en ese escenario se revise la ejecución de los recursos del Fondo de Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones (Fontic), el cual es manejado por el ministerio encargado de ese tema en el país (Mintic) y se nutre con las transferencias que hacen los operadores.

(Lea: Firmas de celulares piden que se reinviertan $2 billones

Asomóvil, de la cual hacen parte Claro, Movistar y Tigo-Une, marcas que cuentan con el 96% del mercado en su respectivo segmento, se ha quejado del difícil momento que viven.

(Lea: Eliminación de las cláusulas de permanencia diversificó la venta de celulares

La presidenta de la agremiación, Nancy Patricia Gutiérrez, ya se había quejado de que llevaban siete trimestres con números en rojo y ahora está reiterando con más vehemencia su llamado, pues acaban de ajustar el octavo trimestres consecutivo en crisis.

“El PIB de telecomunicaciones hoy es similar al del año 2014 y genera mucha preocupación porque esta es una industria que requiere de inversión continua y si se afectan sus ingresos, eso repercute sobre la inversión”, expresó la dirigente gremial.

En cuanto a las causas, Gutiérrez acepta que existe un cambio global en el mercado, pues la tendencia es a bajar el consumo de minutos de celular y aumentar el de datos ya que mediante ese sistema se puede acceder a herramientas que facilitan audio llamadas y video llamadas. Según ella, las compañías se están adaptando, pero el incremento en ingresos por planes de datos por suscripción y prepago no compensa la disminución en voz.

Para la muestra, menciona que del primer al segundo trimestre del 2017 (último periodo con cifras consolidadas) el incremento de recursos fue del 0,03% en internet móvil, mientras que la facturación por telefonía móvil decreció 5,55%.

Aparte de eso, los 13 millones de usuarios de internet móvil prepago tienen un consumo per cápita cercano a las 0,4 gigas/mes y los 10 millones del pospago, de 1,9 gigas/mes, lo cual es suficiente para entrar a redes sociales pero no para usar la web como herramienta de acceso al conocimiento.

Al hablar de las causas, Gutiérrez asevera que Colombia tiene las tasas más altas de impuestos de América Latina: es un 2,2% por encima de países como Argentina, Brasil, Ecuador, Paraguay y Perú, donde el promedio es del 1%.

Fuera de ello, los operadores realizan una contribución al Fontic que anualmente suma unos $200.000 millones y adicionalmente, en ciudades como Barranquilla están cobrando un impuesto local al uso del suelo.

¿PARA QUÉ EL LLAMADO?

Justamente, el objetivo de la participación de Contraloría es analizar el uso que les está dando el Gobierno a los recursos del Fontic, que en ocho años (hasta el 2016) se acercaron al billón de pesos y han ido a dar al presupuesto nacional para subsanar el déficit fiscal.

La idea de Asomóvil es asegurar que en el 2018 estos sean utilizados en el mismo sector con el fin de llevar infraestructura a los lugares apartados donde no hay y se financien planes de acceso de los más pobres. Con ello, dicen, se dinamizaría de paso la industria de las telecomunicaciones.

“Queremos llamar la atención del Contralor, que tiene que velar por unas finanzas públicas sanas. En cuanto a la Procuraduría, todas las entidades de control son conscientes de la importancia de ofertar telecomunicaciones a la población, y si por recarga de costos mucha gente, sobre todo la más pobre y apartada, se margina de ellas, eso hace que no haya una económica dinámica ni igualdad de condiciones para toda la gente”, dijo la presidenta de Asomóvil.

“Este problema tiene un enfoque social y el otro económico. El social es que mientras más costoso sea el servicio por la carga impositiva, menos gente accede a él, y se mantiene la brecha digital, que está en un 50%. El económico se da porque es un sector que hizo el 25% de la inversión entre el 2010 y el 2016 y si está en crisis los recursos externos no fluirán, con consecuencias sobre la generación de empleo y el Producto Interno Bruto; además de que en el mediano y largo plazo hace que el país sea menos competitivo”, agregó.

Reiteró que en tanto que Planeación Nacional, cuando aprobó el Plan de Desarrollo proyectaba un aumento de 8% en la inversión privada de telecomunicaciones entre el 2015 y el 2016 y en vez de eso, esta bajó en 11,9%. al cierre de 2016, de acuerdo con datos aportados por la banca internacional. Del 2017 no hay cifras consolidadas.

Siga bajando para encontrar más contenido