La discusión entorno a Belén de Bajirá

Belén de Bajirá

Marchas y protestas en Belén de Bajirá en defensa de su pertenencia a Antioquia.

CEET

Economía
POR:
Portafolio
junio 12 de 2017 - 08:39 a.m.
2017-06-12

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, rechazó la decisión del Gobierno nacional de publicar unos mapas en donde define que Belén de Bajirá, un pequeño y empobrecido poblado del noroeste de Colombia, pertenece a Chocó.

“El Gobierno por medio del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) publicó un mapa supuestamente oficial en el que nos están quitando a Belén de Bajirá. El único que puede modificar nuestros límites es el Congreso de la República”, indicó el mandatario local en un discurso.

Tras conocer la decisión del IGAC, Pérez manifestó que convocará a una consulta popular para que los pobladores decidan si quieren pertenecer a Antioquia o a Chocó.

También, precisó que si el próximo 23 de junio el Gobierno nacional oficializa que Belén de Bajirá hace parte del departamento de Chocó, la Gobernación de Antioquia dejará de prestar los servicios públicos en esa localidad.

El IGAC aclaró en un comunicado que “una vez determinado que no hay lugar a límite dudoso entre los departamentos de Antioquia y Chocó en el sector de Belén de Bajirá, en cumplimiento de lo dispuesto en la Ley 1447 de 2011 y de su responsabilidad misional, publicó los mapas oficiales”.

La controversia, precisó el organismo, “culminó de acuerdo con el procedimiento legal establecido” luego de que el equipo técnico estableció que “no había lugar a duda, pues lo evidenciado en terreno correspondía fielmente al límite contenido en la Ley 13 de 1947 por medio del cual se creó el departamento del Chocó”.

El enfrentamiento entre los dos departamentos colombianos por Belén Bajirá comenzó hace 17 años y llevó a Antioquia a reconocerlo como un corregimiento de la población de Mutatá, y a Chocó a elevarlo a la categoría de municipio en 2000.

En Belén de Bajirá, un territorio de 2.015 kilómetros cuadrados y 13.000 habitantes, los habitantes están sumidos en la pobreza a pesar de que en la zona hay reservas de oro y cobre.

La importancia estratégica del poblado, que ofrece un fácil acceso al océano Pacífico, también ha sido evidente para las bandas de narcotraficantes que se disputan su dominio, y para quienes ejercen la minería ilegal, lo que ha agudizado la crisis social en la zona.

EFE