La inflación sigue jugando del lado del Gobierno y el Emisor

Analistas ven una probabilidad del 80% para que se cumpla la meta para este año. El dato de octubre volvió a sorprender y aumentan las posibilidades de bajar más la tasa.

Con el 2017, serían tres años consecutivos en los cuales no se cumple la meta de inflación en el país.

En las cuentas de nadie, ni analistas, ni Gobierno, ni junta del Banco de la República, estaba que dicho aumento del IPC fuera tan moderado.

EFE

POR:
Portafolio
noviembre 07 de 2017 - 09:49 p.m.
2017-11-07

Aunque todos daban por hecho que la inflación en la segunda mitad del año volvería a subir, en las cuentas de nadie, ni analistas, ni Gobierno, ni junta del Banco de la República, estaba que dicho aumento del IPC fuera tan moderado a como ha sido.

(Lea: Inflación en el 2017 va en 3,50%)

El Gobierno, que era el más optimista de todos, estaba esperando una inflación cercana al 4,1% para el cierre del año, los analistas más pesimistas la proyectaban cerca al 4,4% mientras que la el equipo técnico del Emisor estaba preveía que por tercer año en línea no se cumpliría la meta.

(Lea: Inflación habría llegado a 825% en Venezuela en lo corrido de 2017)

Pues ahora las cuentas son otras. Los analistas menos optimistas ven la inflación en el 4,1%, el Gobierno y la junta están esperando que se ubique en el 3,9%, es decir, dentro del objetivo constitucional, y la mayoría de los analistas esperan que se sitúe en el 4%, o sea, la parte alta del rango establecido.

Y es que no son pocos los motivos para ser optimistas. La inflación en octubre debía haberse ubicado en el 4,1% y apenas llegó al 4,05%, muy cerca del objetivo; y más si se tiene en cuenta que se espera que en noviembre y diciembre el indicador vuelva a iniciar un periodo de descensos.

Para Juan David Ballén, director de Investigaciones Económicas de Casa de Bolsa, “el dato sorprendió al mercado nuevamente al ser menor a lo esperado. La inflación de alimentos ha contribuido a que el incremento del IPC haya sido mucho menor a lo que estaba previsto y eso es muy favorable. Incluso abre la posibilidad para que el Banco de la República realice otra reducción en las tasas de interés este año. Si no lo hace en los dos meses que quedan seguramente lo hará en los primeros meses del 2018 porque para entonces se prevé que la inflación siga bajando”, indicó.

Los analistas de Credicorp Capital, por su parte, le atribuyeron el resultado favorable al descenso de los alimentos el cual no estaba presupuestado. “La sorpresa bajista, una vez más, se explicó principalmente por un comportamiento mejor al esperado de los precios de los alimentos (-0,24%; consenso: -0,10%; Credicorp Capital: 0,0%) en medio de la continuidad de una amplia oferta de productos perecederos”.

Añadió que si bien el dato anualizado se ubica por fuera del rango del Emisor “se espera que sea temporal como resultado de una base estadística desfavorable”. Y asegura que la divulgación del nuevo dato, implica una mayor probabilidad de una inflación por debajo de 4% para el final del año ( pronóstico actual de Credicorp), mientras que respalda nuestra visión de una cifra por debajo de 3% para diciembre del próximo año”, manifestó.

La firma concluye que a pesar del buen dato de la inflación en octubre, hay indicadores que la junta del Emisor seguirá monitoreando de cara a futuras decisiones, “la estabilidad de las medidas básicas en octubre implicaría que la próxima junta tendrá votación cerrada. Efectivamente, la inflación excluyendo alimentos y regulados permaneció estable en 4,44%, la medida sin alimentos cayó solo 1 punto básico a 4,70% y la inflación de no transables se mantuvo firme a 5,23%, aún reflejando algunos mecanismos de indexación.

Siga bajando para encontrar más contenido