Publirreportaje

La infraestructura tecnológica, una ventaja competitiva

Contar con el ecosistema de equipos adecuados impacta positivamente en el funcionamiento de las empresas, dando impulso en el mercado.

La infraestructura tecnológica, una ventaja competitiva

Contar con el ecosistema de equipos adecuados impacta positivamente en el funcionamiento de las empresas, dando impulso en el mercado.

POR:
UPSISTEMAS
marzo 16 de 2017 - 12:00 a.m.
2017-03-16

El término ‘infraestructura tecnológica’ suele parecer enorme para muchas compañías medianas y pequeñas que estiman que este tipo de conceptos está fuera de su alcance por las inversiones que conlleva y, en muchos casos, la visión cortoplacista que tienen de su propio negocio.

Ambas posiciones son erradas y tienen como consecuencia quedarse por fuera del juego.

Antes que nada, es necesario entender que en el mundo empresarial existen dos grandes tipos de infraestructuras: la tecnológica y la activa, iguales de importantes y determinantes. La primera se refiere a aquella que permite soportar los switches, los computadores y los demás equipos, y que hacen posible su correcto funcionamiento.

“En términos más concretos, la infraestructura tecnológica hace referencia al hardware que soporta el software que contiene los procesos críticos de la operación”, explica el ingeniero César Valderrama, gerente comercial técnico de UPSistemas.

A esto se suman “la parte eléctrica y de aire acondicionado, elementos que son muy importantes en cualquier ecosistema de equipos”, agrega Julián Álvarez, gerente de proyectos de IBM.

El segundo tipo de infraestructura, es decir, la activa, incluye los equipos que se instalan para dar apoyo constante a la labor de los empleados, como por ejemplo computadores, televisores, proyectores y demás.

Pero también existe otro componente que suma: el estructural. “En la construcción o en la adecuación de un edificio debe considerarse la intervención de diversas disciplinas, como la arquitectura, la ingeniería civil y la mecánica, lideradas por una empresa que las integre para que la parte eléctrica y tecnológica, los aires acondicionados y los equipos de prevención y control de incendio, por mencionar algunos, funcionen de manera correcta, generando con esto eficiencia y costos más cómodos en la operación”, afirma Aurelio Obando, arquitecto, consultor diseñador de infraestructura y datacenters de A+D Agency.

Beneficios de la inversión

Es necesario tomar en cuenta todas estas condiciones cuando se trata de salvaguardar la información, el activo más importante, junto con el factor humano, de cualquier empresa. Una falla que comprometa ese aspecto en particular genera considerables pérdidas económicas (más grandes, incluso, que cualquier inversión efectuada en infraestructura), de tiempo, de credibilidad en los públicos consumidores y una baja en la producción.

“En general, las empresas aún no tienen claridad acerca de la importancia de invertir en infraestructura tecnológica, ni tampoco de los procesos que esto conlleva. Sumado a esto, en el país no existe una regulación que motive a los empresarios a salvaguardar su operación y sus procesos críticos de negocio. Es necesario entender que aquí hay implícito un tema muy importante de calidad en los servicios y de productividad”, señala el ingeniero Valderrama.

Sumado a esto, y de acuerdo con Julián Álvarez, “estas inversiones en infraestructura tecnológica garantizan la continuidad de los servicios que presta la empresa y la salvaguardia de la información gracias a un área de tecnología muy fuerte o a un proveedor adecuado, que debe tratarse de una firma con experiencia, tanto en el manejo de la información y de los servidores, como en el de la infraestructura de respaldo”.

Considerando estos aspectos, las principales recomendaciones para los empresarios nacionales que quieren implementar o renovar su infraestructura tecnológica son:

1. No escatimar en este tipo de gastos e invertir lo necesario en la parte física de los servidores.

2. Escoger un solo proveedor que preste todos los servicios y responda con rapidez y eficiencia en caso de crisis.

3. Incluir dentro del presupuesto anual de la empresa un rubro destinado a los contratos de mantenimiento.

4. Comprar los mejores equipos o contratar empresas que utilicen productos de alta calidad, de marcas reconocidas y que tengan representación en Colombia, lo que garantiza el mejor servicio postventa.

5. Exigirle al proveedor las garantías de los equipos empleados.

6. Asegurarse de que el proveedor cuente con recurso humano capacitado y, preferiblemente, con certificaciones internacionales que generen confianza al momento de la instalación o el mantenimiento de los equipos.