La salud recibió un alivio de $1,7 billones en cinco meses

Los recursos extraordinarios hacen parte del plan de choque implementado por el Gobierno para darle flujo de caja al sistema.

Salud en Colombia

Hospitales y clínicas son los más favorecidos con la inyección de recursos.

Archivo/Jaime Moreno

POR:
Portafolio
abril 12 de 2018 - 09:59 p.m.
2018-04-12

En el transcurso de este viernes o a más tardar la próxima semana, los acreedores de la liquidada EPS Caprecom terminarán de recibir un giro de medio billón de pesos, que constituye el segundo pago de les han hecho de los $1,3 billones de sus s acreencias reconocidas.

Ya les habían devuelto 500.000 millones, lo cual quiere decir que quedan casi $300.000 millones pendientes.

(Lea: Medicinas más formuladas en ‘No POS’ pasarían a plan básico

Estos últimos 500.000 millones de pesos entregados son una parte importante de alrededor de $1,7 billones extraordinarios que han nutrido el sistema de salud colombiano en los últimos cinco meses (desde noviembre del 2017), como parte del tercer plan de choque del Gobierno para darles liquidez a los operadores, como clínicas, hospitales y laboratorios.

(Lea: Procuraduría denuncia otro escándalo en salud

“Esto es positivo porque se le genera confianza al sector. Hay que resaltarlo como un logro del Gobierno y del sistema en general, porque acá hay esfuerzos de todo mundo; de los beneficiarios de los recursos, de los gremios, etc”, afirmó Carmen Eugenia Dávila, viceministra de Protección Social, dependencia del Ministerio de Salud.

La funcionaria recordó que las medidas excepcionales se habían convenido en octubre del 2017 para generar un flujo de recursos, aparte de los pagos ordinarios que se efectúan mensualmente a las EPS.

(Lea: Lecciones para mejorar el sistema de salud colombiano

Aparte del medio billón de Caprecom, otra medida fue el pago de $907.000 millones de recobros y ‘glosas transversales’ del antiguo ‘No POS’ que estaba bloqueado debido a los estrictos requisitos de verificación a que se someten las cuentas pero además a que están sujetos a la destinación de recursos extraordinarios. “Existe el empeño en ponernos al día en eso”, aseguró la viceministra Dávila.

El otro mecanismo de desembolso de dinero fue la compra de cartera. El Ministerio de Salud había pensado destinar $60.000 millones con ese fin, pero terminó asignando 109.892 millones a 159 entidades que se lo solicitaron.

Adicionalmente, a través del Findeter, asignó casi $190.000 millones en créditos blandos y tasas de interés favorable a casi 60 prestadores.

La Viceministra dijo que este año hay muchas limitaciones fiscales con el presupuesto aprobado, pero no se descarta un cuarto plan de choque.

Con relación al pago de Caprecom, Dávila indicó que este era un compromiso adquirido y en la ley de presupuesto del 2018 se aprobó que se honrara mediante la expedición de títulos de deuda pública (TES).

“Ya hemos confirmado que recibieron la plata 890 IPS por valor de $333.000 millones a corte de ayer (miércoles). Las que no, tienen la plata asignada aunque ha rebotado en algunos casos porque la cuenta está embargada o la cambiaron y no la reportaron”, afirmó la funcionaria, según la cual la operación se concluirá en solo unos días.

También explicó que el resto de las acreencias de Caprecom deberán salir de una nueva ley que será tramitada con mensaje de urgencia, buscando que salga en la segunda legislatura de este año, y aparentemente hay buenas perspectivas, dado el consenso reinante al respecto. Si el plan se cumple, la plata estaría en el 2019.

“Aquí lo que hay que resaltar es que el Gobierno ha cumplido al pie de la letra este compromiso. Dijimos que lo íbamos a hacer en tres años y había mucha gente escéptica, pero les dimos una sorpresa”, dijo Dávila.

GRAN ESFUERZO, PERO NO SUFICIENTE


Por su parte, los gremios de las EPS e IPS hicieron un reconocimiento al esfuerzo del Gobierno por allegar recursos frescos y aseguraron que el alivio se ha sentido en todos los eslabones del sector.

“Esto da un poco de equilibrio y apreciamos el tema”, dijo Juan Carlos Giraldo, presidente de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC), al recordar que los planes de choque vienen desde el 2016 y que hasta ahora, por esta vía el Gobierno ha desembolsado unos $4 billones, incluyendo este último giro.

Jaime Arias, presidente de Acemi, gremio de las EPS del régimen contributivo, también opinó que si bien las mayores beneficiarias son las IPS, el efecto positivo es para todo el sistema.

No obstante, tanto Giraldo como Arias aseguraron que no es suficiente y que se necesitan decisiones de fondo porque el sistema de salud colombiano tiene un déficit estructural.

De acuerdo con el presidente de la ACHC, la deuda con las IPS rondaba los $8,3 billones con un 60% de cartera vencida a junio del año pasado, y prevé que la semana entrante, cuando se divulgue el consolidado del 2017, la cifra será mayor.

“Esa plata tapa un hueco, pero hay huecos que no hay con qué tapar”, complementó Arias.

La Viceministra acepta que el “sector va a seguir teniendo tensiones financieras complejas”.

Siga bajando para encontrar más contenido