‘La SIC debería tener más injerencia en aerolíneas
y financieras’

El Superintendente de Industria y Comercio ve conveniente que la entidad analice temas de competencia en estos sectores.

Pablo Felipe Robledo dice que no se quedaría en el cargo, si se lo proponen.

Pablo Felipe Robledo dice que no se quedaría en el cargo, si se lo proponen.

Juan Diego Buitrago/CEET

POR:
Portafolio
julio 31 de 2018 - 09:43 p.m.
2018-07-31

En una semana, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) definiría si abre investigación formal en dos casos en los cuales avanza de manera preliminar: la presunta colusión por parte de la firma Conconcreto para quedarse con el contrato del tercer carril de la vía Bogotá-Girardot (Cundinamarca), y otra relacionada con la Ruta del Sol II, también por posibles infracciones a la libre competencia.

El primero de los casos se comenzó a indagar en marzo del 2017, ante indicios de que la constructora y altos directivos suyos trataron de obstruir una investigación de la SIC por presunta colusión. El segundo tiene que ver con los posibles amaños de la firma Odebrecht, que hacía parte del consorcio Consol, para excluir a competidores.

(Lea: La SIC confirma sanciones a Argos, Holcim y Cemex y sus directivos por cartelización

¿Qué pasó con el caso de la vía Bogotá-Girardot?

Como lo sabe el país, hay una investigación por posible colusión.

Y en Ruta del Sol II ustedes ordenaron terminar el contrato y esto quedó ahí, ¿qué viene?

Es otro caso importante que está pendiente de que el delegado adopte la decisión al respecto.

(Lea: ‘Protección al consumidor debe contar con autoridad única’

¿Cuándo será esto?

Muy pronto, espero que estando yo en la Superintendencia (su periodo termina el 7 de agosto).

¿De cuánto puede ser la multa para los presuntos responsables de la reventa de boletas de la Selección Colombia?

Para quienes presuntamente actuaron como agentes del mercado, como la Federación Colombiana de Fútbol, Ticketya, TicketShop, (Elías José) Yamhure, Rodrigo Rendón y Rodrigo Alejandro Rendón; Medardo y David Romero, y Roberto Saer: nueve personas en total, las multas pueden ser de hasta de $78.000 millones, y para los que están vinculados a un agente de mercado (el resto) hasta $1.500 millones.

(Lea: SuperIndustria lanza plataforma para denunciar productos inseguros

¿En cuánto tiempo se podría dar el dictamen?

Esto ya le toca al próximo Superintendente porque lo que viene es la etapa de descargos, petición de pruebas, audiencia de alegatos, informe motivado, reunión del consejo asesor y la decisión final. Probablemente demore año y medio.

¿Cómo deja la SIC en cuanto a pendientes?

En la Súper hay muchos casos en los que toca tomar decisiones. Por ejemplo, las investigaciones de cartelización empresarial que están en indagación preliminar. Pero esos casos están bien estructurados con equipos muy buenos.

Algunos implicados en el presunto cartel del cemento afirman que hay una mala interpretación del comportamiento del mercado por la SIC...

Lo único que tengo para comentar sobre eso es que la Superintendencia ya dijo que había un cartel empresarial, a través de un paralelismo de precios y cualquier otro argumento se descartó dentro de la investigación. Ellos tienen derecho a seguir insistiendo, pero en el 2009 la Súper los sancionó por un cartel por fijar precios, y años después –cuando yo los sancioné– lo hice por una conducta idéntica. Incluso, el Consejo de Estado, frente al primer caso, dijo que sí hubo paralelismo.

¿Qué herramientas le harían falta a su sucesor?

Varias cosas: yo creo que la Superintendencia, no obstante haber sido fortalecida presupuestalmente, necesita más recursos y personal. En el 2010 había $38.000 millones de presupuesto y 400 funcionarios; hoy tenemos $180.000 millones y 1.700 personas.

Teniendo más gente y más plata se pueden crear unos grupos especializados en algunos sectores: uno para estudiar el comportamiento anticompetitivo de productos del sector financiero, que es donde las autoridades de competencia recientemente han dado los mayores golpes en el mundo.

¿Eso no lo puede hacer la Superfinanciera?

No, porque estamos hablando de prácticas anticompetitivas y la SIC es la única autoridad en esa materia. Otro campo importante es el aeronáutico, en el que habría que hacer una modificación de las normas de competencia para aumentar la capacidad sancionatoria, no solo en competencia sino en lo demás.

¿Le suena que se pueda reelegir al Superindustria?

Es que no sé si hoy se pueda o no, porque hay dos formas de leer la norma, pero a mí en lo personal no me gusta la reelección.

¿Si el nuevo presidente le propone quedarse, aceptaría?

Yo ya tomé una decisión: lo que espero es que el próximo presidente nombre al nuevo Superintendente, hacer un empalme rápido con él e irme.

¿No hay ninguna posibilidad, entonces?

Ninguna, porque ya llevo seis años y se expidió un decreto que fija un término. Además, el ejercicio prolongado del mismo cargo no conduce a nada bueno, y la Superintendencia necesita un aire nuevo.

¿Cómo asegurar que al salir no se dedique a defender a los mismos que investigó en la entidad?

Tengo una inhabilidad de dos años para litigar en asuntos relacionados con la SIC y eso lo respetaré, pero una vez vencida esta, tenga la seguridad de que trabajaré en los temas que sé. El día de mañana posiblemente defenderé empresas que puedan estar siendo investigadas por infracciones a la libre competencia, pero también, a nombre de algunas otras empresas, seguro presentaré denuncias ante la Superintendencia.

¿No hay impedimento ético?

Impedimento es no respetar el periodo mencionado, que de hecho ha sido criticado porque es muy largo: era de un año y el Estatuto Anticorrupción lo extendió a dos, porque finalmente es privar a una persona del derecho a trabajar en lo que sabe. Siendo Viceministro de Justicia, yo fui uno de los que defendió esa inhabilidad, porque no hay cosa más fea que estar el lunes en un cargo y el martes en la puerta giratoria del sector privado, pero eso no puede ser eterno.

Siga bajando para encontrar más contenido