La Superfinanciera revisará más cláusulas abusivas contra los consumidores

El Superintendente dice que se revisará el tema en seguros, fiduciarias y casas de bolsa, y se replanteará la figura del defensor del consumidor.

Gerardo Hernández Correa había sido superfinanciero desde agosto del 2010.

Gerardo Hernández Correa había sido superfinanciero desde agosto del 2010.

Gerardo Hernández Correa había sido superfinanciero desde agosto del 2010.

Economía
POR:
Portafolio
agosto 15 de 2016 - 10:39 p.m.
2016-08-15

Las medidas de protección al consumidor financiero se extenderán no solo a los usuarios de la banca, sino a los compradores de seguros y a quienes invierten por medio de productos administrados por fiduciarias y casas de bolsa.

Así lo señaló el superintendente Financiero, Gerardo Hernández Correa, quien manifestó que otras prioridades son la gestión de los riesgos en el sector y la integración con los países de la Alianza del Pacífico.

Sobre este y otros temas, el funcionario habló con Portafolio.

¿Cómo el sector financiero está sintiendo el enfriamiento de la economía?

Los analistas han reconocido la resiliencia, es decir, la capacidad del sistema financiero para acomodarse a las nuevas coyunturas económicas locales e internacionales. Desde hace años se ha logrado una buena base de capital, coberturas, provisiones y análisis de riesgos que han permitido que, a pesar del cambio en el ciclo económico, el sector se mantenga dinámico y sólido. No obstante, sí estamos viendo un efecto directo de la política monetaria en el crecimiento de la cartera, que a lo largo del año ha sido menor que en el pasado, porque esto tiene una relación directa con el nivel de tasa de interés.

¿Qué esperan de la cartera?

Aunque los datos que hemos sacado están con corte a mayo, cifras preliminares muestran que la dinámica de la cartera se ha reducido mucho más fuerte en los últimos dos meses (junio y julio). Algunas proyecciones de Asobancaria hablan de que la cartera crecería 4 por ciento real, nosotros no hacemos proyecciones, pero vemos un rango entre 2 y 4 por ciento real.

¿Cómo se están comportando los segmentos?

La cartera hipotecaria crece a buen ritmo, la de consumo se afecta fuertemente por el cambio del ciclo económico, y la comercial depende de temas muy coyunturales, por ejemplo de deudores que en un momento dado puedan tener dificultades, y si son grandes pueden afectar a muchas entidades. Pero el mensaje es que vemos una dinámica que va de la mano del crecimiento de la economía y de la política monetaria que ya se está transmitiendo, y en la medida en que las tasas suben el crecimiento del crédito puede afectarse.

¿Y la morosidad?

Los indicadores se han deteriorado pero siguen en niveles sostenibles (la calidad de cartera a mayo estaba en 3,2%), mejores que en otras coyunturas, y eso muestra que el sistema se ha venido preparando.

¿Cómo percibe a las entidades distintas a los bancos?

En el caso de los seguros, han tenido buena dinámica, con aumento en ventas de primas y nuevos competidores, de hecho, apostamos a que esa competencia permita ampliar la penetración. Las fiduciarias tienen también buen desempeño, asociado con las vías 4G y los fondos de inversión colectiva. En cuanto a las comisionistas de bolsa, están en un proceso de transición, trabajando en las nuevas realidades de un mercado menos activo, pero seguramente en el segundo semestre habrá emisiones que les darán una mejor dinámica.

¿En qué va la integración financiera con la Alianza del Pacífico?

Hemos trabajado por seis años y logrado medidas reales, como la aceptación de ofertas primarias, la ampliación de los instrumentos que se pueden negociar en el Mila y estamos trabajando en los pasaportes de los fondos y en que los países reconozcan como locales las inversiones de los institucionales en cualquiera de los miembros de la Alianza, lo que ampliaría -por ejemplo- el espectro de inversiones de los fondos de pensiones, por los límites que hay de inversión extranjera. Estoy convencido de que una integración financiera es la mejor opción que tenemos para el desarrollo del sector. Hay que hacerlo rápidamente y este es el momento, porque las ventajas ya están ahí: esto nos ayuda con más emisores, diversificación, nuevas fuentes de recursos y, en general, dinámica para el mercado de valores.

¿Qué están haciendo frente a entidades no vigiladas que de alguna manera ofrecen servicios financieros, para que no haya más casos como el de Estraval?


Hemos coordinado con distintas entidades que de alguna forma pudiéramos tener relación, en este caso quien los vigila es la Superintendencia de Sociedades y hay casos en que las libranzas han sido emitidas por cooperativas, y nosotros los hemos apoyado, en la medida en que las libranzas son muy importantes. Hablamos de un mercado de alrededor de 34 billones de pesos, y el crédito de consumo a través de libranza sigue siendo uno de los mejores calificados y no queremos que se estigmatice este tipo de productos, fundamentales para llegar con crédito a sectores más bajos de la población.

¿Cuáles son las prioridades para la Superfinanciera?

Estamos trabajando en temas de riesgo de liquidez, porque si bien se ha mantenido estable, con la volatilidad de los mercados puede afectar la liquidez del sistema.

También en riesgo de crédito, para hacer un análisis cuidadoso con las entidades sobre la evolución de la cartera. No nos interesan los movimientos abruptos de alza y caída, sino que el crecimiento sea estable y sostenido en el largo plazo. Esa es una forma de lograr la inclusión financiera.

¿Y en protección al consumidor?

Hemos trabajado en la doble asesoría en pensiones, revisión de las cláusulas abusivas de los bancos, reglamentación sobre casos en los que hay problemas con operaciones tecnológicas y sobre información acerca de fiducia inmobiliaria y participaciones fiduciarias. Vamos hacia una reglamentación de los corresponsales de seguros, para que puedan vender algunas pólizas que faciliten la inclusión, diseñadas para el consumidor que no tiene por qué entender todas las complejidades del contrato de seguro. Estamos tratando de que sea lo más sencillo y simple posible, y que quien venda tenga parámetros de riesgo adecuados, que el intermediario conozca el producto para dar la información correcta, y que quien lo compra entienda sus derechos y obligaciones.

¿Qué otras medidas vienen en el segundo semestre?

En los próximos meses se revisarán las cláusulas abusivas en otras entidades financieras, entre ellas aseguradoras, negocios fiduciarios e intermediarios del mercado de valores, para complementar lo que ya se hizo con los bancos. También está previsto revisar la figura del defensor del consumidor, para imprimirle una nueva dinámica.

Luisa Gómez R.
Subeditora de Portafolio