‘La tecnología puede ser un aliado del Estado contra la corrupción’ | Economía | Portafolio

‘La tecnología puede ser un aliado del Estado contra la corrupción’

Para Simbad Ceballos, presidente de SAP Colombia, las inversiones del Gobierno en TIC para mejorar sus procesos están por debajo del nivel que deberían, y de hacerlo, podrían optimizar su operación.

SAP

Simbad Ceballos Ávila, nuevo gerente general de SAP Colombia

Cortesía SAP

POR:
Portafolio
septiembre 19 de 2017 - 10:17 p.m.
2017-09-19

Los escándalos de corrupción se han robado la atención del común de los ciudadanos.

La justicia en el país hace lo que puede, pero su rezago en materia tecnológica es uno de sus mayores impedimentos para poder satisfacer las demandas de la población, que clama por esclarecer hechos relacionados con las finanzas públicas.

(Lea: Varios sectores de la economía ya viven de las aplicaciones)

Simbad Ceballos, presidente de SAP Colombia, habló con Portafolio de cómo una mayor inversión del Estado en tecnología, puede mitigar el impacto que la corrupción le está dejando al país.

(Lea: El comercio se alista para competir en el mercado digital)

Los últimos tres gobiernos han realizado grandes esfuerzos por mejorar la conectividad del país y porque cada vez más ciudadanos tengan acceso a la tecnología, pero ahora hay que enfocarse en el paso siguiente que, para mí, debe ser que esta funcione como un habilitador de la transparencia y de herramienta para evitar casos complejos de corrupción; el Estado tiene muchos frentes en los cuales trabajar para lograr una mejora en su operación”, explicó el directivo.

De acuerdo con el ejecutivo, uno de esos grandes sectores que requieren con urgencia una mayor inversión en ese rubro es la justicia.

Es uno de los frentes donde la inversión en tecnología no ha llegado a los niveles a los que debería, y más si uno lo compara con países como Ecuador, que ya nos pasó en infraestructura vial, y nos está demostrando que puede estar adelante de nosotros en infraestructura para soportar los procesos jurídicos, es penoso como tenemos la gestión de la justicia. El uso de las TIC, para que sean expeditos, no se ha dado”, indicó Ceballos.

Pero, para el Presidente de SAP Colombia, no es el único campo en el que el Gobierno tiene un gran margen de acción para mejorar sus procesos. Si bien es consciente de que se requieren grandes inversiones en materia de salud, educación o vivienda, hay temas, que a su juicio, deben ser prioritarios.

“Hay preocupación por el déficit fiscal y se necesita mejorar el recaudo de impuestos, pero es que los sistemas para poder hacerlo, en Bogotá por ejemplo, tienen 25 años; son hechos con arquitecturas de hace tres décadas y hoy en día, el mejor recaudo de impuestos lo tienen los países con sistemas de información modernos, para así poder tener una mejor gestión de los recursos”, indicó.

No obstante, el ejecutivo considera que las inversiones en tecnología no deben ser exclusivas de uno de los aparatos estatales, sino que deben ser a todo nivel, porque es a partir de ellas que se logra mejorar, el manejo del sistema de salud, el educativo e incluso, la ejecución de los proyectos.

Invertir en este rubro genera muchos beneficios, además de los que ya se mencionaron en cuanto a justicia y recaudo, también permite gestionar mejor los proyectos que deberían preocuparnos, un ejemplo son las 4G, hoy en día se gestionan con las uñas, cuando el mercado, no solo SAP, ofrece soluciones de tamaño global con estándares para administrarlos bien y que tengan una visibilidad clara de cómo avanzan los proyectos, cómo se invierten los recursos, cómo se realizan los pagos, y que les da a los ciudadanos la posibilidad de ver cómo es la ejecución general de los proyectos”, explicó.

Y es que si bien Ceballos reconoce que el Gobierno ha realizado inversiones interesantes en materia de sofisticación tecnológica, el país aún está por debajo de sus principales competidores, por lo cual, se hace inminente prestarle más atención a una industria que, a su juicio, tiene un enorme potencial para convertirse en motor de crecimiento económico, más aún, si se tiene en cuenta que la caída en los precios internacionales del petróleo, ha mermado los recursos con los que disponía el Gobierno.

“La inversión que hace el país en tecnología es interesante; si uno suma, la industria está alrededor del 7% u 8% del PIB. Aunque en monto sí ha venido disminuyendo en los últimos años, pero como porcentaje de inversión se conserva, eso es una alerta, porque en la medida en que no haya un gasto fuerte en este rubro, lo que hacemos es retrasar proyectos que mejoren las eficiencias y prestación de servicios”, dijo Ceballos, quien además comparó dicho monto con los de países similares, como Perú y Chile.

“La inversión, si se compara con la de gobiernos de estos países es más baja, y creemos que el Estado tiene grandes oportunidades para mejorar su infraestructura en pro de los ciudadanos. Consideramos que invertir en mejorar el funcionamiento del Estado debería tener una prioridad altísima”, concluyó.

Siga bajando para encontrar más contenido