Las medidas que sacarán al sector textilero de la crisis

Estas fueron acordadas entre el gremio y el Gobierno. Incluyen la modificación de los umbrales arancelarios para hilos y telas en un decreto aduanero.

Sector textil

Las medidas incluyen la modificación de los umbrales arancelarios para hilos y telas en un decreto aduanero.

Archivo Portafolio.co

Economía
POR:
Portafolio
julio 30 de 2017 - 06:54 p.m.
2017-07-30

Luego de unas diferencias en torno a las políticas de la industria, el sector textil y de confecciones y el Gobierno se pusieron de acuerdo para implementar algunas medidas que impulsen ese renglón de la economía, que venía presentando cifras negativas en los últimos meses.

Lea: (Textileros, optimistas con las ventas para lo que resta del año).

El consenso se logró tras realizar una reunión en el marco de Colombiamoda, la semana pasada, en Medellín, entre la ministra de Comercio Industria y Turismo, María Claudia Lacouture; el director de la Dian, Santiago Rojas; la directora para el sector privado de la Presidencia de la República, Aura María Londoño; el comandante de la Policía Fiscal y Aduanera, coronel William Valero, y los empresarios de dicho segmento.

Lea: (MinComercio apuesta por los textiles).

Según Edwin Salazar, presidente de la Cámara Colombiana de Confecciones y Afines (CCCyA), entre los puntos que pactaron se destaca la modificación del Decreto 1745 del 2916, o orden aduanero, estudiando la posibilidad de cambiar los umbrales de los aranceles de importación.

Lea: (Detención de mercancía de contrabando en textiles, aumentó un 20%).

“Buscamos darle integridad a la cadena, y en ese entorno se aceptó incluir telas e hilos. Esto debe quedar resuelto a comienzos de agosto”, dijo el directivo.

A su turno, Lacouture agregó que en esa línea se está trabajando para “lograr una variación nueva para que, por ejemplo, se sume el peso al valor de las unidades que se importan al país”.

Otro de los aspectos que trataron es la utilización del mecanismo de declaración anticipada o registro previo, con el fin de evitar que el contrabando llegue al país, una de las principales situaciones que afectan al sector.

Salazar explicó que frente a la entrada de mercancía a precios irrisoriamente bajos, a la industria de textiles y confecciones se le hace muy difícil competir. De hecho, según datos mencionados por Carlos Eduardo Botero, presidente de Inexmoda, el contrabando puede mover al menos $4,5 billones al año.

En esa línea, la Ministra anunció que prepararán un reglamento técnico “que ayude a establecer unas normas claras en las marquillas cosidas, para que den una seguridad referente al producto”.

De acuerdo con un documento de la CCCyA, se acordó que dicha medida estaría lista a más tardar a comienzos de agosto.

Otro de los puntos clave del encuentro fue que se implementarían las descripciones mínimas para las confecciones, y de esa manera evitar el contrabando técnico y la usurpación de marcas, otro mal que le deja pérdidas a ese renglón de la economía.

Por su parte, la Dian también se comprometió a hacer un análisis junto con los actores del sector, para tomar las partidas necesarias y “ver cuáles son los umbrales de importación adecuados para trabajar”, afirmó la ministra Lacouture.

Asimismo, se hizo un acuerdo entre la Dian, la Polfa y empresarios con el propósito de realizar más operativos en las ciudades intermedias, que son las más afectadas por la subfacturación, el contrabando y todos los mecanismos ilegales que, en palabras de Lacouture, hoy están generando problemas en sector de confecciones.

RONDAS DE NEGOCIOS

Para seguir impulsando el sector y mientras se solucionan los puntos antes mencionados, la Ministra destacó el éxito de una rueda de negocios donde se lograron compromisos por $4.278 millones.

“Estamos organizando una segunda cita empresarial en septiembre y una tercera en los siguientes meses. Adicionalmente, hemos mantenido una mesa de diálogo constante con la industria textil y confecciones. Hoy, por ejemplo, seguimos con esas mesas de trabajo”, concluyó.

COLOMBIAMODA NO CUMPLIÓ METAS

Aunque la feria tenía unas expectativas de negocio cercanas a US$300 millones, este año, cerró con alrededor de US$179 millones. Ese panorama se presentó mientras que el año pasado Colombiamoda reportó un total de US$339 millones, lo que representó una variación negativa de 55%.

“De las expectativas de negocio que tuvimos en la feria, el 80% corresponde a oportunidades para el mercado nacional y un 20% para el mercado internacional”, reveló Carlos Botero, presidente de Inexmoda.

Si bien reconoció el bajón, agregó que gracias a la feria, se tendrá un segundo mejor semestre al completar las transacciones que se dejaron planteadas.

En el balance también se destaca que 56.380 personas estuvieron en Plaza Mayor durante el evento. De ellos, 23.412 fueron a la muestra comercial (87% nacionales y 13% internacionales, provenientes de 56 países).

Las categorías que más tuvieron expectativas de negocio en esta 28 versión de Colombiamoda fueron: paquete completo, jeanswear, textiles, formal casual, hogar, y calzado y Marroquinería.