Aftosa no es la única enfermedad animal que llegaría desde Venezuela

El fin de semana se detectó el primer brote de este mal en el país desde hace ocho años. Suspendidas ventas de carne a Perú, Ecuador y Panamá.

El 2012 fue primer año sin fiebre aftosa en la región andina

Archivo Portafolio.co

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
junio 27 de 2017 - 04:50 p.m.
2017-06-27

No solo el país se enfrenta a un brote de fiebre aftosa como el detectado en Arauca el sábado pasado, sino que también puede verse afectado por la peste porcina clásica o a la encefalitis equina venezolana, advierte el comité de ganaderos de Norte de Santander.

Lea: (El país, a salvar el mercado externo tras brote de aftosa).

Andrés Hoyos, presidente de ese gremio, asegura que la aparición de esa enfermedad, tipo O, en el departamento fronterizo con Venezuela no es una sorpresa, pues él mismo lo venía advirtiendo desde hace más de año y medio. “Decíamos que el contrabando de animales desde ese país, vivos o sacrificados, era un riesgo que finalmente se hizo realidad”, explica Hoyos.

Lea: (Inician sacrificio de reses infectadas con aftosa).

Lo mismo ocurre con el ingreso ilegal de cerdo o carne de ese animal, lo cual es tan o más grave que el bovino, pues no solo trae aftosa sino que también transmite la peste porcina clásica y advierte que hace unos 15 días ya apareció esta enfermedad, también erradicada en Colombia, en unos animales en el departamento del Atlántico.

El problema, explica Hoyos, es que por las condiciones sociales y económicas de Venezuela, en ese país existe la fiebre aftosa, la peste porcina y la encefalitis equina. Es más, el vecino país es la única nación de América Latina que no se ha declarado libre de fiebre aftosa.

“En Colombia se adelantan dos campañas anuales de vacunación obligatorias, mientras que en Venezuela la vacunación se hace de manera esporádica y aleatoria, en parte por falta de vacunas”, asegura Hoyos.

Hoyos asevera que las labores de las autoridades colombianas no son suficientes para frenar el contrabando de carne desde el vecino país, pues por ejemplo en el área metropolitana de Cúcuta, en donde el consumo de carne es de unas 400 reses diarias, se sacrifican apenas unas 50 en las plantas de la ciudad, “lo que implica que esa carne viene de algún lado y no es de Colombia, ya que no hay movimientos registrados en este sentido”.

“La lucha al contrabando de carne se perdió”, enfatiza el presidente del comité de ganaderos de Norte de Santander.

Pero además este no es el único problema con la carne de contrabando que llega desde Venezuela, Hoyos considera que las reses se sacrifican sin ninguna consideración sanitaria ni técnica, sin cadena de frío, esperando el momento preciso para ser transportada a territorio colombiano con temperaturas de 30 o 35 grados centígrados, lo que podría representar un problema para la salud de los consumidores.

Hoyos opina que lo realizado por el ICA en Arauca en el sentido de sacrificar el ganado y hacer un blindaje de la periferia son las medidas apropiadas en estos casos, pero eso no quiere decir que el virus no esté dando vueltas en la población bovina de Arauca y puede aparecer otro brote en otros sitios, ya que demora en incubarse entre una y dos semanas. 

El dirigente gremial también hace una dura crítica al manejo político que se la ha dado a las oficinas del ICA en la zona fronteriza, “que eso sirva para alertar a Bogotá, que le paren bolas a la zona de frontera, en donde las oficinas del ICA deben ser una prioridad triple A”.

“Lo que pasa con el ICA es penoso. Aquí en Norte de Santander es una institución politizada. Por ejemplo, dicen que no hay presupuesto para hacer la trazabilidad de los animales”, denunció Hoyos.

APARICIÓN DEL BROTE

El Gobierno colombiano informó el sábado de la detección de un foco de fiebre aftosa en una hacienda ganadera del departamento de Arauca, en la frontera con Venezuela, que obligó a establecer una zona de cuarentena y a sacrificar cientos de cabezas de ganado.

El objetivo, después de detectado el brote de fiebre aftosa, es recuperar el estatus de país sin aftosa, y salvar los 17 mercados internacionales que compran carne y/o ganado en pie colombiano.

“Estamos actuando de manera vehemente con el objetivo de lograr que la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) le restablezca a Colombia su condición de país libre de aftosa con vacunación, la cual queda suspendida temporalmente, mientras erradica el foco reportado hace cinco días”, dijo el gerente del ICA, Luis Humberto Martínez.

Ya países como Panamá, Ecuador y Perú anunciaron que restringirán la compra de carne colombiana.

'VENEZUELA ES UN RIESGO PARA LOS VECINOS'

Por su parte, el director de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE) para América Latina, Luis Barcos, afirmó que Venezuela supone un "riesgo" para sus vecinos en materia de fiebre aftosa, enfermedad animal que fue detectada en Colombia este fin de semana y que no se veía desde hace ocho años en la nación.

"Todo el mundo lo sabe y Venezuela también lo sabe", resaltó el funcionario al ser preguntado sobre el impacto que tiene sobre países como Colombia o Brasil que el Gobierno de Caracas no tenga controlada la fiebre aftosa en su territorio.

Pedro Vargas Núñez
Editor Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido