Pérdidas por 140 mil millones deja mal de la palma

En el departamento de Magdalena, la plaga de la Pudrición de Cogollo (PC) afectó a 700 hectáreas plantadas con palma aceitera.

Aceite de palma

En la zona norte hay 2.000 hectáreas afectadas por el hongo que ocasional el mal.

Bloomberg

POR:
Portafolio
septiembre 06 de 2017 - 09:44 p.m.
2017-09-06

Tras certificarse un área de 700 hectáreas de palma aceitera infestada con la plaga de la Pudrición de Cogollo (PC), el gremio palmero (Fedepalma) y su centro de investigación (Cenipalma), anunciaron la puesta en marcha de un plan de choque orientado a atender este problema.

(Lea: El difícil momento del aceite de palma en Europa

Las palmas infestadas suman apenas el 1,6 del área sembrada en el departamento de Magdalena, que tiene 45.000 hectáreas plantadas.

(Lea: Colombia, cuarto productor de aceite de palma en el mundo

“La afectación en esta zona se presentó con el llamado ‘síntoma de hoja clorótica (HC)’, que es un estado avanzado de la enfermedad, asociado a factores como suelos mal drenados con niveles freáticos altos (exceso de humedad)”, explicó Alex Cooman, director de Cenipalma.

Ahora, mientras la afectación en Magdalena es de 700 hectáreas, en toda la zona norte del país se contabilizaron 2.000 hectáreas perjudicadas por la plaga.

El vocero del centro de investigación indicó que los enfoques que se deben realizar, de manera paralela, y con prioridad son el mantenimiento de drenajes dentro y fuera de los predios palmeros, manejo de suelos y nutrición, así como la fuente de posible estadía del virus, erradicando las palmas enfermas.

Los predios involucrados en este acuerdo de voluntades, en el departamento del Magdalena, son Aceites, Palmaceite, Tequendama, Gradesa, Frupalma, El Roble y Padelma.

Cooman expresó que la afectación de puestos de trabajo son de 88 directos y 131 indirectos.

Los núcleos palmeros, de manera conjunta con Cenipalma, Fedepalma y el ICA, adelantan labores adicionales como la recolección y actualización de información para la toma de decisiones; agenda de capacitación y sensibilización por cada núcleo; campaña de comunicación del riesgo; sobrevuelos para el diagnóstico de la situación; levantamiento topográfico de los drenajes naturales y dragado de los mismos, e igualmente se trabaja en la construcción de un presupuesto general que contempla cuánto cuesta atender la situación en el departamento del Magdalena.

Del mismo modo, Alex Cooman aseguró que se adelantan actividades conjuntas con el ICA, orientadas a hacer obligatoria la eliminación de las palmas afectadas, con el fin de evitar la difusión del mal.

Por su letalidad, hablar de la PC es como referirse a la HLB de los cítricos, el mal de Panamá del banano o a la roya del café en las plantas o la fiebre aftosa o a la rabia bovina para los bovinos.

Vale la pena destacar que, una vez las palmas resultan afectadas por la plaga (hongo), reducen su producción y mueren lentamente. Las detectadas en Magdalena están en el estado más avanzado del mal.

Así, pese a que no generan ingresos, deben implementarse planes de erradicación de las plantas, que tienen costos elevados y no pueden ser sufragados por las empresas, por lo que los cultivos se convierten en un lucro cesante y en un problema sanitario para la palmicultura.

Siga bajando para encontrar más contenido