Licencias sí, pero con desarrollo sostenible: Anla

A partir de este año los trámites, los permisos y las consultas se podrán hacer vía electrónica. 

Claudia Victoria González, presidenta de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales.

Claudia Victoria González, presidenta de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales.

Archivo particular

Economía
POR:
Portafolio
enero 18 de 2017 - 10:34 p.m.
2017-01-18

El futuro de megaproyectos como la represa de El Quimbo, la exploración petrolera el Muisca, en Boyacá, y las solicitudes de licencias en sectores como hidrocarburos, minería, infraestructura y generación eléctrica está en manos de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla). Las decisiones sobre estos y otros proyectos serán tomadas en los próximos meses.

Según la directora de la entidad, Claudia Victoria González Hernández, la entidad continuará fortaleciendo los mecanismos de participación ciudadana, y buscará que el 100% de trámites, permisos y consultas, se realicen vía electrónica.

¿Cuáles son lo retos de la Anla este año?


Tenemos que fortalecer la institucionalidad, los mecanismos de participación ciudadana, decidir sobre las evaluaciones de varias audiencias públicas que se realizaron a finales del año pasado, la consolidación del proceso de regionalización a través del seguimiento ambiental a los proyectos licenciados, el avance en la coordinación interinstitucional con las corporaciones autónomas regionales y las autoridades ambientales urbanas y el desarrollo de la estrategia de compensación ambiental, entre muchos otros.

¿Cuándo se tomará una decisión sobre El Quimbo?


Hay un grupo interdisciplinario analizando los 30.306 folios que se presentaron en la audiencia pública realizada en Garzón en noviembre pasado, clasificados entre 453 derechos de petición, 103 comunicaciones relacionadas con las compensaciones sociales por las afectaciones del proyecto y 180 ponencias sobre los impactos y riesgos de la construcción del proyecto. Estamos haciendo un análisis riguroso sobre cada una de las solicitudes realizadas y hacia finales de febrero la Anla tomará una decisión.

¿Y sobre el controvertido proyecto petrolero Muisca, en Pesca, Boyacá?


Allí se realizó una audiencia pública en noviembre pasado con mucha participación ciudadana, que en general se oponen al proyecto. Estamos haciendo las evaluaciones respectivas y próximamente habrá una decisión.

¿Por qué se negó la licencia de Isagen para la hidroeléctrica Cañafisto?

Por el impacto ambiental del proyecto. Se evidenció que se puede presentar una pérdida significativa de Bosque Seco Tropical y un potencial riesgo de extinción de especies a nivel local de anfibios, reptiles y peces endémicos de talla pequeña.

¿Y qué va a pasar con las inversiones de Isagen y la necesidad de aumentar la oferta de energía?

Nuestra obligación es promover el desarrollo sostenible. Tenemos que proteger los ecosistemas, de modo que si los programas de mitigación, restauración, reforestación y compensación -entre otras variables-, no son suficientes pues tenemos que negar las licencias, trámites o permisos. Es nuestra obligación.

La acusan de ser muy ambientalista, ¿qué opina?


La Anla toma decisiones técnicas, dentro de unos estándares, bajo unos mandatos legales. A la entidad se le critica porque sí y porque no. Pero entiendo que esa es su naturaleza. Somos firmes en cumplir con los principios del desarrollo sostenible y nos ajustamos a los lineamientos de la adaptación al cambio climático.

¿Por qué se critica tanto la actuación de la Anla?

El tema ambiental es muy sensible, y así debe ser. Lo que sucede es que toda obra en el sector extractivo genera un impacto y provoca una reacción de la comunidad porque no se identifican los beneficios de las obras para el país y los colombianos.

Parece que la Anla va por un lado y las corporaciones autónomas regionales por otro. ¿Por qué?

Nosotros hemos iniciado un proceso de coordinación interinstitucional, estamos compartiendo información, coordinando acciones y definiendo aspectos relevantes como las compensaciones. Hemos avanzado en el proceso de armonización de políticas que, quizás, era lo que hacía falta. También estamos trabajando con los organismos de investigación en el tema ambiental.

Usted hablaba de un proceso de regionalización de la Anla. ¿En qué consiste?


Habrá más presencia en las regiones donde hay mayor actividad relacionada con las competencias de la entidad. Vamos a detallar por cuencas hidrográficas y establecer redes de monitoreo en Casanare, Meta, Antioquia y el Valle Medio del Magdalena.

VIENEN DECISIONES SOBRE TERMOPAIPA Y LA VÍA VILLAVO- CUMARAL- YOPAL

¿En qué consiste el anuncio de fortalecer los mecanismos de participación ciudadana?


Estamos revisando mecanismos de participación ciudadana como las audiencias públicas para darles un mayor impulso, sobre todo en etapas tempranas. Si bien el año pasado fuimos activos en esta materia, queremos consolidar más estos instrumentos. De hecho, ya tenemos prevista en 15 días una audiencia pública sobre Termopaipa y en febrero otra sobre el corredor vial Villavicencio-Cumaral-Yopal.

¿Desde cuándo los trámites en la Anla se podrán hacer en línea?

Ese es un tema muy importante. A través de la Ventanilla Integral de Trámites en Línea (Vital), se pueden realizar la mayoría de trámites y permisos, consultar el Registro Único de Infracciones Ambientales, denunciar problemas ambientales y hasta solicitar las audiencias públicas. Esta no es solo una herramienta transparente, sino que permite ahorro de tiempo y costos. Toda la información y procesos sobre agroquímicos y proyectos especiales queda este año 100% en línea.