Cien municipios se suben al bus del turismo en el país

Algunos de los destinos están repartidos entre Antioquia, Magdalena, Meta, Chocó y Putumayo.

Un turista de naturaleza gasta tres veces más que uno tradicional.

Un turista de naturaleza gasta tres veces más que uno tradicional.

Yomaira Grandett/CEET

POR:
Portafolio
julio 31 de 2017 - 08:37 p.m.
2017-07-31

Mientras más turistas llegan al país a visitar lugares icónicos como Cartagena o Medellín, unos 100 territorios aparecen en el radar como potentes atractivos con un denominador común: naturaleza y paz.

(Lea: Turistas colombianos ahora buscan destinos exóticos en el exterior

Se trata de una estrategia que formuló el Gobierno en la que se priorizaron unos 26 departamentos, en los cuales ya se han invertido recursos para adecuar los territorios para los visitantes. La movida ya comenzó con 26 municipios en cuatro zonas que abarcan Camino Teyuna en Santa Marta; Urabá-Darién en Antioquia y Chocó; Mocoa y Valle de Sibundoy en Putumayo; y la Sierra de la Macarena en el Meta (ver gráfico).

(Lea: Turismo emergente del Meta se visibilizará

El ejemplo más sonado es Caño Cristales (Meta), en donde el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo ha invertido unos $30.281 millones en todo el departamento, lo que han generado 5.671 empleos.

(Lea: Operadores turísticos de Estados Unidos defienden viajes a Cuba

De hecho, la entidad ya puso en marcha la construcción de un sendero ecoturístico para ofrecer mejor condiciones a los visitantes.

Allí, las obras de adecuación –que tuvieron una inversión de $3.400 millones por parte del Gobierno Nacional– incluyen puentes de madera, un centro de visitantes, una oficina de control, una tienda y señalización.

“Estamos diversificando nuestros destinos turísticos y potenciando los territorios que más beneficios obtendrán de la paz, regiones inexploradas como Caño Cristales, uno de los mejores ejemplos de que el posconflicto es una gran oportunidad para lograr el desarrollo de nuestras regiones a través del turismo”, destacó María Claudia Lacouture, ministra de Comercio.

De esos 100 municipios que se verán beneficiados con el repunte del turismo en Colombia, la mayoría encaja en el segmento de naturaleza, ecológico y de aventura y que, según Paula Cortés, presidenta de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), son los que tienen una oferta de alta calidad.

“En Colombia, especialmente en la zona del Pacífico Colombiano, la Amazonía y el Eje Cafetero se destacan el avistamiento de aves, de ballenas, el buceo y el ecoturismo, por lo que la especialización del sector es sumamente importante para generar una respuesta positiva a la expectativa de los visitantes”, agregó Cortés.

El potencial es tal, que según cálculos de la Organización Mundial del Turismo, una persona que visita destinos de naturaleza gasta tres veces más que uno tradicional. Además, el segmento mueve aproximadamente US$215.000 millones al año y aunque es solo el 10% del turismo global, se trata de un nicho que crece tres veces más rápido que productos masivos.

Por eso es que destinos como la Sierra de la Macarena se vuelven claves para el país, en términos tanto del sector privado como del público.

Los resultados ya se están viendo, pues de acuerdo con el MinCIT, entre los años 2010 y 2015, el número de visitantes a ese sitio se multiplicó por 10: pasó de 1.506 turistas a 15.500.

RETOS DEL SECTOR 

Para que estos destinos se sigan consolidando, todavía resta que más actores de la cadena se unan a la tarea.

Uno de los puntos claves es la conectividad aérea. Aerolíneas como EasyFly y Satena ya tienen algunas rutas cubiertas como Sierra de la Macarena o Bahía Solano, pero aún hay territorios que no tienen una infraestructura aeroportuaria suficiente.

Por lo anterior, el Gobierno –a través de la Aerocivil y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI)– dispuso de más de $5,1 billones, destinados a renovar las terminales aéreas del país.

María Camila González
marola@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido