Los 7 proyectos que espantarán el fantasma de los racionamientos

Las nuevas líneas de transmisión garantizarán la confiabilidad en el suministro a través del STN.

energia siemens especial

Información de la Upme indica que existen por lo menos 4.600 megavatios de generación eólica y solar.

123RF

POR:
Portafolio
diciembre 05 de 2017 - 10:17 p.m.
2017-12-05

Entre 2018 y el 2022 el país contará con siete nuevas líneas para la distribución de energía que garantizarán la confiabilidad en el suministro a través del Sistema de Transmisión Nacional (STN).

Del total de proyectos, que hacen parte del plan de expansión 2016 - 2030, uno ya fue ofertado (Copey – Cuestecitas – Fundación), tres se encuentran actualmente en convocatoria pública (Colectora – Cuestecitas – La Loma; El Bosque; y Chinú – Toluviejo (Bolivar)).

(Lea: Las utilidades del Grupo Energía de Bogotá van en $1,2 billones a septiembre)

De igual manera, los tres restantes Guavio – Reforma - Tunal; Cabrera; y San Antonio – Alcaraván - Banadía entrarán a concurso en el primer trimestre del 2018.

“El crecimiento de la demanda en los últimos años, la necesidad de conectar generadores y reducir el costo de generación, y evitar racionamientos por problemas de confiabilidad, fueron las principales razones, entre otras, para desarrollar los siete proyectos de transmisión”, explicó Ricardo Ramírez Carrero, director general de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme).

(Lea: Alemania, con la mira puesta en 4 sectores

Para el funcionario, de los siete proyectos, el de mayor relevancia es el de la línea para la conexión eólica Colectora – Cuestecitas – La Loma, que permite la entrega de energía desde los parques eólicos en La Guajira con el interior del territorio nacional.

(Lea: Un espaldarazo del Gobierno a las energías renovables

Precisó que tanto la línea Colectora – Cuestecitas – La Loma, como la línea Copey – Cuestecitas – Fundación, las cuales comienzan su tendido desde el citado departamento, buscan además de incorporar la energía generada al SIN a bajo costo, que el valor sea asumido por la demanda.

Precisamente, el proyecto para el tendido de la red Colectora – Cuestecitas – La Loma, el cual ya tiene garantía financiera, se adjudicará el próximo 29 de enero.

Las líneas de transmisión para cada uno de los proyectos están por encima de los 220 kilovoltios de capacidad, así mismo en algunos se contará con subestaciones cuyo aforo no supera los 500 kilovatios.

Los departamentos que se beneficiarán con el tendido de las nuevas redes son principalmente los de la costa Caribe como La Guajira, Cesar, Magdalena, Bolívar, Sucre y Córdoba.

“A partir del 2014, con la situación conocida de Electricaribe, empezamos a cubrir la imposibilidad de ese agente para desarrollar su expansión de la transmisión regional, realizamos convocatorias para el tendido de redes por debajo de los 220 voltios”, reseñó el director general de la Upme.

Y recalcó que se aprovechó la coyuntura para reformar las líneas por encima de los 220 voltios. “Así se atenderá de manera efectiva y eficaz la demanda en la región norte, que es la que crece a tasas más aceleradas, con respecto a las demás zonas del país”, dijo el funcionario.

Otros departamentos que gozarán de las ventajas de los siete proyectos mencionados son Meta, Santander, Boyacá, Casanare y Arauca.


El director general de la Upme recalcó que cada uno de los proyectos cierran anillos de transmisión del STN y se constituyen en líneas alternas para atender la demanda con confiabilidad. “Cubre el sistema si llega a fallar alguno de los nodos”, enfatizó.

Una vez entren en operación los siete proyectos de transmisión, el Ministerio de Minas y Energía, a través de la Upme, estudiarán el tendido de redes desde otros proyectos de generación renovable como las plantas fotovoltáicas.

“Información de la Upme indica que existen por lo menos 4.600 megavatios de generación eólica y solar, que es la mitad de la demanda actual del país, y que están en proyección para conectarse al SIN”, señaló Ramírez Carrero.

Así, la Upme definirá las nuevas líneas de transmisión que se tenderán desde las plantas de generación.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido