Estos son los puntos de diferencia entre camioneros y Gobierno

Faltan por ponerse de acuerdo sobre el tema de fletes y chatarrización. Negociación está suspendida hasta que cesen los bloqueos.

Mesa de negociación

Gobierno y Transportadores no negociarán hasta tanto cese el bloqueo de vías y vuelva el abastecimiento.

Ministerio de Transporte

Economía
POR:
Portafolio
julio 14 de 2016 - 08:18 p.m.
2016-07-14

Mientras las autoridades tratan de reestablecer el orden en las vías, el Gobierno y transportadores tratarán de hacerlo en la mesa de negociación, con el fin de llegar a un acuerdo para terminar de una vez por todas con las protestas (Lea también: Gobierno radicaliza su postura en la negociación con los camioneros).

Sin embargo, la primera condición que exige el Gobierno para sentarse a negociar es que no haya bloqueos de vías y vuelva el abastecimiento de alimentos. Si eso no ocurre, el diálogo seguirá estancado.

Según el ministro de Transporte, hasta el inicio de esta semana, las negociaciones iban por buen camino y sólo faltaba avanzar en dos temas clave: los fletes y la chatarrización, los puntos que hacen falta por definir y que tienen en el limbo la firma de un acuerdo.

Para el ministro Luis Eduardo Rojas, frente a estos dos temas, ambas partes ya han puesto sus iniciativas sobre la mesa, pero no han sido satisfactorias para la contraparte.

Y es que mientras los transportadores proponen que los valores que se les paga por llevar alimentos en cada una de las 38 rutas por las que circula el 85 por ciento de la carga del país aumenten hasta un 40 por ciento, la iniciativa del Gobierno propone un aumento del 8,6 por ciento, es decir una amplia diferencia de 31 por ciento.

Para los camioneros, el costo de ganancia actual es mínimo, razón por la cual el ajuste no puede ser menor al que han propuesto.

Por su parte, el Gobierno afirma que no cederá a esa pretensión tan alta de los transportadores, ya que el impacto lo sentiría todos los colombianos a la hora de comprar alimentos.

“Lo que buscamos es proteger a la ama de casa que va a comprar a la tienda o al supermercado. Si los fletes suben, también subirán los costos de los alimentos. Por ejemplo, si alguien pagaba una libra de tomates a $1.000, ese precio podría subir hasta los $1.200 o $1.300 y es lo que queremos evitar”, señaló el ministro Rojas.

En otras palabras, la propuesta de los transportadores es volver a una tabla de fletes (precio que se paga por el alquiler del camión) con valores fijos y con una actualización de entre el 20 y el 40 por ciento.

Mientras tanto, el Gobierno busca no volver a este modelo y que se pague lo justo de acuerdo con la carga transportada, el número de peajes, el combustible consumido y las horas trabajadas por el conductor.

Fletes

Fletes

Fletes


Frente a este tema, el Ministerio de Transporte reconoce que hay desventajas para los conductores y por eso proponen un aumento cercano al 10 por ciento.

EL OTRO PUNTO A DEFINIR 


Además de los fletes, el Gobierno y los Transportadores tienen serias diferencias en el tema de la chatarrización.

El Gobierno insiste en que se debe aumentar los recursos para la reposición vehicular y crear un programa que facilite el pago del cupo a los pequeños transportadores, una vez entregue los vehículos.

Mientras tanto, los camioneros proponen que no se cambie el modelo.

No obstante, se han conocido serias denuncias según las cuales existen mafias para la chatarrización, por lo que urge blindar el proceso con mecanismos que protejan a los pequeños transportadores.

Según el ministro Rojas, actualmente se pagan hasta 90 millones de pesos por el cupo de un carro chatarrizado, pero con engaños las mafias inducen a que los pequeños transportadores les vendan sus carros a menor costo para ellos posteriormente chatarrizarlos por ese valor y obtener ganancias.

“Se han conocido casos en los que les dicen a los transportadores que el proceso de chatarrización no existe, que les compran en el vehículo en 20 o 40 millones pesos para que no pierdan tiempo y posteriormente esas personas hacen todo el proceso y resultan ganando más de la mitad”, señaló el director de la cartera de Transporte.

Las propuestas del Gobierno incluyen que la chatarrización sea con cero intermediación, sin corrupción, reposición y que se dirija al pequeño transportador (que tenga entre uno y tres camiones) y mantener el 1 a 1 para renovar la flota de transporte de carga.

Chatarrización

Chatarrización

Chatarrización


En cuanto a los camiones que se encuentran mal matriculados, Rojas explicó que se encuentran realizando una revisión al interior del Ministerio para definir cuántos vehículos se encuentran realmente en esta situación y así mismo el mecanismo con el que se puedan legalizar, pero sin afectar la sobreoferta en el país.

EL PROCESO AL CARTEL DE LA CHATARRIZACIÓN

Desde hace tres años, la Dijín venía rastreando una red dedicada al cobro fraudulento del reconocimiento económico que ofrece el Estado por vehículos viejos sacados de circulación y, sobre todo, al cobro por carros que no existían, que denominaron ‘vehículos virtuales’. También pedían dinero por aquellos declarados en pérdida total a causa de accidentes.

En la operación Desintegración Uno y Dos se capturaron 20 personas. Trece de ellas están en prisión, a la espera de que se defina su situación penal.

Están en las cárceles de Jamundí y Villahermosa,Valle, y en Barranquilla.

El 11 de septiembre de 2014 se capturaron 11 personas. Según la Dijín, adulteraban documentos para acceder a los beneficios. Esta parte de la banda delinquía en el Valle, sobre todo en Cali, Palmira, Buga, Miranda y Jumbo. El 15 de septiembre se puso en marcha una segunda parte, en la que resultaron detenidas nueve personas.

Entre los detenidos hay un funcionario del Ministerio del Transporte, Cheiner Gutiérrez Ospina, que, según la investigación, era quien facilitaba el proceso desde el interior, así como el pago de los recursos. Gutiérrez realizaba los cambios en la base de datos, de servicio público a carro particular, de volqueta a tractocamión, y hasta les aumentaba su capacidad de carga. 

En la misma redada resultó detenido Luis Eduardo Aguilar Rodríguez, hermano del actual presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (TCC), Pedro Aguilar Rodríguez, uno de los promotores del paro (Vea además: ¿Quién es Pedro Aguilar?, a quien culpan de manipular las protestas camioneras).

Los otros que están presos son: Germán Cano Jaramillo, Jenny Vanessa Muñoz Gil, Libardo Yaguara y Andrés Villegas Ramírez, Cecilia Abril de Rivera, Juan Antonio Fontalvo Rodríguez, Rafael Ignacio Rincón Castro, Fabián Andrés Rincón Pérez, Alfonso José Sierra Díaz, Lenin de Jesús Valencia Sánchez y Marco Aurelio Acosta Ojeda.

Estas personas están en dos procesos por falsedad en documento público, falsedad en documento privado, estafa agravada y fraude procesal.

La Fiscalía detectó el cobro por 52 vehículos fantasmas. Por estos carros, el ‘cartel de la chatarrización’ cobró 3.640 millones de pesos. Por cada uno exigieron 70 millones.