Los sectores que sufren por la reforma tributaria

Industria, Comercio, hoteles, sector TIC y franquicias, entre los inconformes. La queja de la mayoría tiene que ver con el aumento del IVA.

Reforma tributaria

Horacio Serpa pidió posponer la reforma tributaria, pero Santos dijo que está seguirá su curso.

Horacio Serpa pidió posponer la reforma tributaria, pero Santos dijo que está seguirá su curso.

Economía
POR:
Portafolio
noviembre 30 de 2016 - 04:22 p.m.
2016-11-30

Aun sin conocerse la ponencia definitiva de la reforma tributaria y con el calendario como su peor enemigo, el 'lobby' de gremios y empresas, que reclaman mejores tratos en materia tributaria no para. Todos tienen reparos frente a la reforma estructural propuesta por el Gobierno.

Aunque el Ejecutivo considera que su aprobación debe ser urgente e inmediata para evitar riesgos frente al grado de inversión, la mayoría de gremios reclama.

EL IVA NO LOS DEJA DORMIR


La queja de esta mayoría radica con la propuesta de aumentar el IVA del 16 al 19 por ciento.

El comercio fue el primer sector en poner su grito en el cielo frente a este punto, incluso antes de que fuera radicada la iniciativa ante el Congreso.

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, ha insistido en que el aumento del IVA no debería ser mayor al 15 por ciento.

Además, se opone a que se graven las bebidas azucaradas, sector muy importante para el gremio que representa, sobre todo para los tenderos, quienes tendrían un impacto significativo en sus ventas por cuenta de un aumento de estos productos.

Quienes también han elevado su queja sobre la iniciativa es el gremio de hoteleros (Cotelco), ya que considera que el texto que se tramitará en el Congreso para su aprobación cambia las reglas de juego sobre varios incentivos que tenían y que ayudaron a mejorar la inversión hotelera en Colombia, durante los últimos años.

Gustavo Toro, presidente de Cotelco
, dijo recientemente que les conviene más pagar un tributo del 9 por ciento sobre la nómina (parafiscales con los que se sostienen el ICBF, el Sena y las cajas de compensación familiar) y no sobre la renta, como lo propone hoy la iniciativa del Gobierno.

La semana pasada, el sector de las franquicias también manifestó su inconformidad con la reforma tributaria, al considerar que “la exclusión del régimen general del IVA pondría en riesgo la viabilidad del negocio de las franquicias como fuente de empleo, generadores de inversión y de pagos de otros impuestos”.

La franquicia que encabezó la queja fue Subway, quien aseguró que la mitad de sus restaurantes vería comprometida su operación de aprobarse esta reforma y empezarían a generar pérdidas y a cerrar".


A Subway se unieron franquicias como Buffalo Wings, Domino's Pizza, Dunkin' Donuts, Archie's, P.F Changs, Burger King, Pizza Hut, McDonald's y Starbucks, entre otras marcas internacionales, que tienen presencia en Colombia.

(Lea: ¿Por qué a restaurantes como McDonald’s y Crepes & Waffles les disgusta la reforma tributaria?)

Otro sector que ve con preocupación la iniciativa fiscal del Gobierno es el sector de la construcción.

(Lea: Al comercio y a la construcción no les cayó muy bien la reforma tributaria?).

Según la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, existen algunos puntos que podrían afectar la dinámica de su sector.

“Como sector edificador debemos advertir que algunos puntos abordados en el texto del proyecto de reforma presentado por el Gobierno al Congreso de la República, incluyen cambios y medidas que podrían afectar la dinámica del sector constructor e impactar la economía del país”.

La directiva llamó la atención sobre la eliminación de la exención del impuesto de renta derivada de la enajenación de vivienda de interés social (VIS).

“Eliminar este beneficio haría nula la posibilidad de ofertar nuevos proyectos y afectaría profundamente la ejecución de los programas de política pública. Por ejemplo, los 230 mil subsidios vigentes estarían en riesgo de perderse. Esto corresponde al 77 por ciento de los recursos que ha dispuesto el Gobierno para fortalecer la política integral de vivienda”, señaló.

Hoy la vivienda social mueve inversiones anuales por 4,8 billones de los hogares de menores ingresos (0,6 por ciento del PIB), y su construcción genera cerca de 337 mil empleos al año.

Otras voces también han reparado sobre la iniciativa del Gobierno como la del sector de la tecnología y las telecomunicaciones.

La mayor preocupación del sector TIC es la creación de un impuesto del cuatro por ciento al consumo de datos móviles.

Según Asomóvil, esto puede propiciar barreras de acceso a Internet móvil en las poblaciones más vulnerables.

“Estamos preocupados porque el proyecto plantea un impuesto de 23 por ciento para la telefonía móvil y los datos móviles. Quedarían gravados con un IVA de 19 por ciento y un impuesto suntuario de cuatro por ciento. Le hemos pedido al Congreso que no se graven esos servicios, porque las telecomunicaciones móviles son actualmente un servicio masificado”, aseguró Nancy Patricia Gutiérrez, presidenta de Asomóvil.

El más reciente en criticar la iniciativa fue el sector industrial. Bruce Mac Master, presidente de la Andi, quien dijo sentirse decepcionado con la reforma tributaria. Según él, las sociedades quedarían pagando una tarifa de renta mayor a la actual, lo cual no solo afectaría a las industrias sino a todos los sectores y personas naturales.

Frente a estos reclamos, el Gobierno Nacional ha dicho que es urgente su aprobación por que el país necesita esta reforma tributaria o de lo contrario podría perder el grado de inversión, con pérdidas adicionales de hasta $4 billones.

Ahora, lo urgente es conocer la ponencia definitiva y que el Legislativo asuma con responsabilidad y no a 'pupitrazo limpio' el trámite de esta trascendental iniciativa que cada vez tiene menos tiempo para su debate.