En marzo, la utilidad neta de los bancos cayó 4,3 por ciento: Superfinanciera

La razón de esta disminución de las ganancias es una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la cartera. 

La orden de la Superfinanciera está contenida en la Resolución 1923 del 22 de octubre del 2013.

Archivo particular

Economía
POR:
reuters
mayo 25 de 2016 - 04:21 p.m.
2016-05-25

La Superintendencia Financiera dio a conocer este miércoles los resultados del sector durante el mes de marzo y se destaca que la utilidad neta de los bancos que operan en el país disminuyó un 4,3 por ciento en marzo, a 2,65 billones de pesos, frente a igual mes del año pasado.

La razón de esta disminución de las ganancias es una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la cartera, informó el ente de control y vigilancia.

La moderación en las ganancias de la banca se presenta en medio de un panorama de desaceleración de la economía colombiana y de un ciclo alcista de las tasas de interés, motivado por la política monetaria restrictiva del Banco Central para controlar la inflación.

Según la Superfinanciera, el saldo de la cartera bruta de los establecimientos de crédito al cierre de marzo registró un alza de 4,4 por ciento anual a 388,9 billones de pesos, muy por debajo del 12 por ciento al mismo mes del año previo, continuando con la tendencia descendente observada a partir de la segunda mitad del 2015.

Frente a febrero, el saldo de la cartera total disminuyó en 176.100 millones de pesos.
"De forma desagregada, en marzo las cuatro modalidades de crédito presentaron una menor dinámica en su crecimiento, siendo más acentuada en la modalidad de comercial", agregó el reporte.

En el primer trimestre la banca acumuló un incremento de 0,29 por ciento en su ganancia neta, a 4,93 billones de pesos (1.612 millones de dólares), con respecto al mismo periodo del año pasado.

Las inversiones y operaciones con derivados de los establecimientos de crédito registraron un saldo de 114,8 billones de pesos al cierre de marzo, concentradas en un 42,5 por ciento en títulos de deuda pública interna (TES), seguidos por las acciones de emisores extranjeros con un 22,4 por ciento, acciones de firmas nacionales con un 16,5 por ciento y por los bonos de emisores locales con un 8,4 por ciento.