'Miembros de las Farc, les doy la bienvenida a la democracia': Santos

Al final de su discurso, el presidente Santos dijo que “cesó la horrible noche de la violencia que nos ha cubierto con su sombra por medio siglo"

Firma de la paz.

Firma de la paz.

CEET

Economía
POR:
Portafolio
septiembre 26 de 2016 - 07:01 p.m.
2016-09-26

“Prefiero un acuerdo imperfecto que salve vidas, a una guerra perfecta”, dijo este lunes el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, momentos después de rubricar el pacto de paz para poner fin a más de medio siglo de conflicto armado con las Farc.

En el mismo discurso, el presidente Santos dio “la bienvenida a la democracia” a los miembros de la Farc.

“Miembros de las Farc, hoy, cuando emprenden su camino de regreso a la sociedad, cuando comienzan su tránsito a convertirse en un movimiento político sin armas, siguiendo las reglas de justicia, verdad y reparación contenidas en el acuerdo, como jefe de Estado de la patria que todos amamos, les doy la bienvenida a la democracia”, manifestó el mandatario de los colombianos en su discurso histórico.

Santos no solo reconoció la disposición que tuvieron las Farc para llevar una negociación de casi cuatro años a buen término, sino que les reiteró que una de sus principales labores es garantizarles a los miembros de esta guerrilla que puedan defender sus ideas desde la democracia y sin el uso ilegal de las armas.

El mandatario recordó que durante su paso como Ministro de Defensa y en los dos periodos que lleva como Presidente de la República se ha convertido en el principal enemigo de esta guerrilla, pero que ahora, tras la firma de la paz, será el defensor de sus derechos en la legalidad.

Santos recordó que los acuerdos alcanzados con las Farc, abren el camino a un escenario de posconflicto tras cinco décadas de guerra, fueron negociados con “seriedad” y cumplen con los parámetros de la normatividad nacional y de los acuerdos internacionales que ha suscrito Colombia, entre ellos los relacionados con la justicia.

En esta negociación, añadió el mandatario, se logró un acuerdo para que los delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra no sean amnistiados, sino plenamente juzgados y sus responsables sancionados. Esto, además, agregó, les da garantías a las víctimas para que no haya repetición y puedan acceder a toda la verdad sobre lo ocurrido durante la guerra.

“No más jóvenes sacrificados, no más jóvenes muertos, no más jóvenes mutilados por una guerra absurda. Ni soldados, ni policías, ni campesinos, ni guerrilleros”, enfatizó Santos, quien precisó que “este es un acuerdo que honra a las millones de víctimas del conflicto, protegiendo sus derechos a la verdad, a la justicia, a la reparación y a la no repetición”.

Los ojos de la comunidad internacional están muy atentos a esta firma histórica para Colombia, y prueba de ello es la asistencia de varios jefes de Estado y delegados de organismos multilaterales, a lo cual Santos no fue ajeno y así se los recordó durante su intervención.

“Cesó la horrible noche de la violencia que nos ha cubierto con su sombra por más de medio siglo”, enfatizó Santos, quien llamó a que “abramos nuestros corazones al nuevo amanecer, al sol brillante y lleno de posibilidades que se asoma en el cielo de Colombia”, concluyó el mandatario.