Publirreportaje

Mompox: el verdadero realismo mágico

Un lugar que guarda romanticismo en sus calles y en cada uno de sus habitantes.

123

123

POR:
artículo patrocinado
marzo 15 de 2018 - 11:01 a.m.
2018-03-15

 


Muchas personas sueñan con caminar por las calles del viejo continente para apreciar la magia que guarda su arquitectura y todas sus historias, pero lo que muchos no saben es que en Colombia existe todo ese encanto y más. Gracias a las historias de Gabriel García Márquez, el país se ha convertido en la cuna del realismo mágico, aquel entorno realista que se ve invadido por algo tan único que resulta increíble ante los ojos de propios y extraños; esa también podría ser la definición de Mompox. Una de las ciudades más hermosas que puede tener el territorio colombiano, adornada por su romántico centro histórico, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


Mompox parece atrapada en el tiempo: su belleza colonial, la amabilidad de sus habitantes y toda la magia, se encuentra en este destino religioso y de experiencias únicas con miras al progreso de todo el territorio colombiano.

Sobresalen las iglesias de Santo Domingo, San Juan de Dios, San Agustín, y la no menos importante reconocida iglesia de Santa Bárbara. Allí comienzan las celebraciones desde el miércoles de ceniza, mientras que durante la Semana Santa las calles momposinas viven todos los años las famosas procesiones que enamoran a sus habitantes y turistas.

Mientras se recorren sus preciosas calles, se puede apreciar la belleza de su arquitectura y su relación con una vieja tradición que remonta a las épocas de la conquista: la orfebrería. En sí, es el nombre que se le da al arte de hacer objetos artísticos con oro, plata u otros materiales preciosos.

A partir de la colonización española, Mompox se ha hecho famosa por su excelente manejo de este arte, pues era en el municipio donde se hacían la repartición del oro que sería enviado a España. Desde entonces, los habitantes han hecho de sus talleres una obra digna de admirar.

Estando en casi cualquier lugar de Colombia puede llegar a esta maravilla hecha municipio gracias a Expreso Brasilia y Unitransco. Cuando llegue, no se olvide de hacer el tour por la ciudad, viva la experiencia: el arte, la historia y la literatura que se oculta dentro de sus paredes bien cuidadas. Un municipio altamente fotografiable por la perfección de su arquitectura.