Monitorear la cartera, prioridad para este año: Superintendente Financiero | Economía | Portafolio

Monitorear la cartera, prioridad para este año: Superintendente Financiero

Las expectativas del sector financiero dependen de la política monetaria, de la incertidumbre internacional y de si la economía nacional inicia bien.

Gerardo Hernández, Superintendente Financiero

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
enero 17 de 2017 - 10:50 p.m.
2017-01-17

La calificadora Fitch Ratings redujo la perspectiva de los bancos colombianos de estable a negativa, sin que ello implique un descenso de la calificación.

Sin embargo, el hecho produjo una respuesta inmediata del Superintendente Financiero, Gerardo Hernández, quien aclaró que esta decisión no implica una baja de la nota, y que calificación fue emitida antes de que se aprobara la totalidad de la reforma tributaria.

El Superintendente, quien es enfático en señalar que la banca colombiana goza de buena salud, habló con Portafolio sobre este y otros temas coyunturales del sector.

¿Le preocupa la decisión de Fitch Rating?

La primera parte del informe de Fitch se refiere a los riesgos de la economía colombiana para el 2017.

La segunda parte hace alusión principalmente a los bancos que tienen inversiones en el exterior, es decir, palabras más palabras menos, al Banco de Bogotá, Bancolombia, Davivienda y en menor medida Sudameris que tiene pequeñas inversiones afuera.

Con la calificadora tenemos una discusión sobre la metodología que aplican y en la que no reconocen algunas particularidades de la regulación financiera colombiana.

En la parte en la que dicen que nosotros no cumplimos los estándares, se refiere al cálculo del crédito mercantil en algunos casos, y en la deuda subordinada, que es la que realmente se destaca en el informe de Fitch.

¿En qué se diferencian?

Nosotros tenemos unas fortalezas como la ponderación ácida de los activos por riesgo en el caso del crédito y no aceptamos cualquier tipo de reserva ocasional que se compute en el capital. Además, contamos con provisiones anticíclicas que no existen en otros países.

¿Qué le preocupa de la decisión de Fitch?

La preocupación es que esto puede impactar de alguna forma los costos de la financiación de las actividades colombianas. Por esa razón hemos salido a aclarar cuáles son los puntos de discusión y sobre todo señalar que el sistema financiero colombiano es muy sólido. El nivel de solvencia está del orden del 15%, en el agregado, aunque cada banco tiene un indicador específico.

Ellos usan una metodología estándar, y aún si quitáramos lo que ellos están señalando seguimos teniendo unos niveles de solvencia muy fuertes.

¿Ve algún mínimo riesgo de que la cartera se deteriore a niveles insospechados debido a la desaceleración de la economía?

Las cifras a noviembre pasado siguen mostrando un deterioro en las diferentes carteras, pero que va muy de la mano con lo que sucedió en la economía el año pasado.

Las expectativas dependerán mucho de la política monetaria, de la incertidumbre internacional, de si la economía arranca con fortaleza. Tenemos un abanico grande de fortalezas que va a ir mostrando qué es lo que puede pasar en el sector este año.

A la fecha, y con los indicadores que tenemos, el sistema bancario colombiano sigue siendo sólido y con provisiones bastante amplias para cubrir el deterioro de la cartera.

¿Cómo ve la evolución del crédito hipotecario?

La cartera hipotecaria tiene una alta dependencia con las posibilidades que da el Gobierno. Y en eso, el panorama está despejado para este año. La cartera es buena y la dinámica también. La realidad es que no esperamos cambios en esa materia.

¿Usted cree que lo sucedido con algunas empresas que han manejado libranzas, y la proliferación de captadoras ilegales, pudo haber incidido en la decisión de Fitch Ratings, sobre la perspectiva del sector en Colombia?

No, de ninguna manera. El sector bancario sigue manteniendo una cartera de libranza importante con unos índices de cumplimiento muy buenos. Hay que recordar que ningún banco del país estuvo vinculado con las circunstancias a las que usted hace referencia.

Lo que sí quiero es hacer un llamado a las personas para que confíen sus ahorros o sus inversiones solo a entidades vigiladas y que no se dejen llevar por tasas de rentabilidad muy altas, pero sin seguridad y vigilancia.

¿Cómo Superfinanciero, hay algún tema que lo trasnoche y que estén atendiendo de manera prioritaria?

Todo anda dentro de lo previsto, pero estamos muy pendientes del riesgo de crédito y el deterioro de la cartera debido al ciclo de la economía. El plan de supervisión del 2017 está dirigido a eso.

Este año estaremos muy pendientes de lo que suceda en el plano internacional para monitorear cualquier efecto que se presente tanto en los riesgos del mercado como en los de la liquidez.

AUMENTA EL DEBATE GLOBAL 

¿Qué se puede esperar de Basilea IV?

Esa discusión va a estar interesante porque uno de los principales protagonistas es Estados Unidos.

El presidente entrante de ese país, Donald Trump, quien se posesiona este viernes, ha dicho que a él gustaría que se revisara la regulación que se ha vuelto más estricta para el sistema financiero internacional.

Nosotros esperaremos a ver de qué manera esa solicitud se va a materializar, y si esa discusión va a tener incidencia en los organismos financieros globales como el Banco Internacional de Pagos entre otros, y cómo esto puede llevar a que algunas regulaciones se están proponiendo sean más o menos fuertes de lo que se está discutiendo en la actualidad.

Lo que veo es que para el año 2017 entra un nuevo protagonista, lo cual constituye una forma distinta de hacer ver las cosas, y esto llevará a que el debate mundial sobre regulación financiera, y que ya se ha estado vaticinando como una nueva Basilea, sea cada vez más interesante, y con propuestas distintas.

edmtov@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido