Sindicato del Cerrejón dice que sigue abierto al diálogo

Tras concluir sin éxito la negociación en la primera productora de carbón del país, gremio advierte que esta semana votarían si van o no a la huelga.

Igor Kareld Díaz López

Igor Kareld Díaz López, secretario de educación de Sintracarbón y miembro del comité ejecutivo mundial de industriALL, destaca que ha habido apertura al diálogo entre las partes

Archivo Portafolio

Economía
POR:
Portafolio
febrero 21 de 2016 - 07:14 p.m.
2016-02-21

En cuestión de días el sindicato mayoritario del Cerrejón, Sintracarbón, votaría si van o no a la huelga, luego de no haber llegado con la empresa a un acuerdo sobre su pliego de peticiones en la etapa prevista para ello.

Voceros de la compañía han expresado que el éxito de la negociación es “fundamental para la viabilidad del negocio”. Esto teniendo en cuenta la baja en el precio internacional, que ha llegado a 44 dólares por tonelada, y la disminución de las utilidades en los últimos años.

En el 2014, el Cerrejón tuvo ingresos operacionales por 4,9 billones de pesos, representó el 38,6 % de las ventas totales del país en este tipo de combustible y el 80,4% de las utilidades netas.
El vocero de Sintracarbón, Igor Kareld Díaz López, explica los puntos álgidos de la negociación.

¿Cuál es la situación hoy?

Presentamos un pliego de peticiones el 28 de diciembre y hoy, transcurridos 40 días de negociación –los 20 de arreglo directo y 20 de prórroga– esta se encuentra un poco estancada. Hemos planteado nuestra disposición de diálogo y de buscar salidas, pero algunas posiciones de la empresa no han permitido que esto sea posible. Queremos mostrarle al país que lo que queremos es una negociación productiva, que le convenga a las dos partes.


¿Qué tan inminente es el escenario de la parálisis de actividades?

El escenario de la parálisis es serio. Los trabajadores, de manera contundente, vamos a votar la huelga esta semana. La votación es la herramienta que los trabajadores les entregamos a los negociadores como última opción para conseguir los beneficios a los que se aspira. El 29 de febrero o el 1 de marzo será el escrutinio. La comisión va a seguir negociando hasta último momento (quedan 10 días) para lograr una convención colectiva.

¿Cuáles son los puntos sustanciales del pliego?

El pliego tiene cuatro enfoques. El primero es el económico, donde están salario y beneficios económicos por educación, salud y otros conceptos. Lo otro es la salud, como tema integral; ahí está la atención médica y el reconocimiento de enfermedades. Además, la tercerización laboral, que es muy compleja en el Cerrejón porque de 13.000 personas que laboramos en la mina, 8.000 son tercerizados y lo hacen en condiciones de trabajo indignas y de violación de derechos laborales. El otro tema es la afectación ambiental por el complejo minero.

“La negociación ha avanzado como en un 30 %, pero es posible que lo que no se hizo en 40 días se haga en 5”.

COMPARTIR EN TWITTER


¿Qué le piden a la empresa en ese último punto?


En el interior de la mina, se mueve el río Ranchería en 25,6 kilómetros y la compañía ha tratado de desviarlo por fuera. Pero adicionalmente hay muchos canales de agua importantes que son las fuentes principales de desarrollo y ya hay decisiones de la Anla (Agencia Nacional de Licencias Ambientales) y el Minambiente de desviar el arroyo Bruno, pero nosotros decimos que debe haber una forma diferente de hacer la explotación sin afectar las fuentes de agua.

¿Qué piden en materia salarial?

La compañía ha dicho que por los precios internacionales su posición es aumentar simplemente el IPC y nosotros pedimos el IPC más cuatro puntos, pero son negociables. La tendencia a la baja de los precios internacionales no es de hoy, sino de hace unos dos años y los trabajadores hacemos muchos esfuerzos.

¿Como cuáles?

Venimos colaborando con la política de ahorro de la empresa denominada Compite. Hemos ahorrado en combustible, llantas para los equipos y hasta en el tamaño del vaso del tinto y en dejar de tomarnos el café con crema. Porque para nosotros es muy importante la sostenibilidad de la compañía, porque la ecuación es clara: si no hay empresa tampoco sindicato ni beneficios para los trabajadores.

¿Cuánto vale el pliego?

De acuerdo con un informe de la Escuela Nacional Sindical, son unos 420 mil millones de pesos.

¿No es un costo muy alto?

En el contexto del Cerrejón no. Lo que pasa es que no hay las ganancias de antes, pero la compañía sigue siendo rentable, aun con los precios actuales del carbón.

Pero el carbón es una fuente energética que va de salida por el daño ambiental.

Es cierto. En Europa han estado haciendo desinversión en carbón, pero creemos que en Colombia eso es imposible en el corto plazo. Este año hemos hecho muchas reuniones con compradores alemanes y holandeses simplemente para permitir que el proceso de extracción se haga de la mejor manera y desde las perspectivas de Europa, donde hay una política que se denomina Carbón Limpio, donde el tema es que ese producto, desde que sale de la mina, pasando por los buques y llegando al mercado final, no viole derechos humanos.

“Pedimos que los trabajadores de tercerización que cumplen tareas misionales sean vinculados”.

COMPARTIR EN TWITTER

¿Se puede extender el periodo de arreglo directo?

Legalmente el plazo son 60 días y el tiempo se nos agota, por eso el mensaje que tratamos de llevar a la empresa es que modifique su posición sobre la negociación, que busque la oportunidad de llegar al centro de las propuestas que le permitan lograr el acuerdo.

¿Cuál es el salario promedio del Cerrejón?

Son 1 millón 800 mil pesos para trabajadores directos y 900 mil para los de tercerización, que hacen lo mismo.

¿Cómo pedir comprensión del país con sus propósitos cuando la mayor parte de los colombianos gana 689.454 pesos?

Un trabajador de una mina como el Cerrejón está expuesto a muchos riesgos. La vida activa suya está programada entre 14 y 15 años, sin nombrar la posibilidad de muerte en la jornada laboral.