‘No hay que ver a China como una posible amenaza’

La Cámara binacional de Comercio asegura que las relaciones pasan por un estado muy complicado.

Cámara Colombo China de Inversión y Comercio.

Carlos Ronderos, presidente de la Cámara Colombo China de Inversión y Comercio.

César Melgarejo / CEET

POR:
Portafolio
noviembre 13 de 2017 - 08:15 p.m.
2017-11-13

Las dificultades estarían pasando por la poca diversificación de la canasta exportadora nacional hacia China y por las medidas antidumping contra algunos sectores y el contrabando, según explica Carlos Ronderos, presidente de la Cámara Colombo China de Inversión y Comercio.

(Lea: Alibaba alcanza récord de ventas en el Día del Soltero en China)

“Hay un déficit de unos US$4.000 millones para Colombia en la balanza comercial, pero eso no es preocupante, pero se requiere eso sí que las exportaciones nacionales crezcan. No hemos sido capaces de entrar al mercado chino con nada diferente al petróleo y el ferroníquel. Con la caída del precio del petróleo y la desaceleración de la economía china, las ventas externas colombianas pasaron de US$5.000 millones a US$1.500 millones”, puntualizo el directivo.

(Lea: China, Trump y la pesadilla norcoreana)

Asimismo, propuso que se debería hacer lo que han hecho Chile, Perú y Costa Rica que es un tratado de comercio, sin necesidad de levantar los aranceles. “Esto, para que se establezcan reglas claras, porque hoy en día estamos manejando el comercio a punta de medidas antidumping y de acusaciones de contrabando”.

Ronderos aseveró que hace dos años Colombia se había comprometido a hacer el estudio de prefactibilidad, pero “la verdad es que el miedo con China es tal que ni siquiera el país se ha atrevido a iniciar ese estudio”.

En cuanto al tema de las confecciones y calzado, el presidente expuso que de China no se importan más de US$200 a US$300 millones, y que el gran grueso estaría llegando desde Panamá, Bangladesh, India o Vietnam. “Realmente las importaciones no han crecido mucho. De los US$5.500 millones reportados en lo corrido del año a agosto, US$2.000 millones corresponden a aparatos telefónicos, otros US$2.000 millones a maquinaria, y el resto a químicos y vehículos. Antes le echábamos la culpa de nuestros males a Estados Unidos y ahora es a China”, puntualizó Ronderos.

Del lado empresarial, el dirigente hizo una lista de tips para los colombianos que quieran realizar negocios con firmas chinas. Primero, insistió en el hecho de que los tiempos en el país asiático son distintos, ya que no toman ninguna decisión apresurada, y esto viene acompañado con una relación personal que se tiene que cultivar poco a poco.

Igualmente, Ronderos especificó las grandes oportunidades con encadenamientos productivos entre ambas naciones, para ofrecer productos al mercado estadounidense.

“Colombia tiene un TLC con Estados Unidos y la norma de origen que establece que el país pueda entrar con productos a ese mercado, es una norma de origen muy flexible. Mucho de los productos chinos tienen medidas antidumping en Estados Unidos. Si Colombia entra un poco en el tema con China, en términos de encadenamientos, aquí podrían terminar muchos procesos industriales chinos y con el valor agregado colombiano, que ingresarían al mercado estadounidense libre de impuestos. Por ello, hay una enorme oportunidad de inversión extranjera china y alianzas estratégicas entre empresas de ambos países, lo cual generaría flujos de comercio; en el mundo globalizado hay que pensar que a lo mejor la alianza con China lo que nos da es exportaciones hacia Estados Unidos, y no necesariamente hacia China”, contó el presidente.

Desde la última visita de un primer ministro chino al país, la Cámara Colombo China de Comercio e Inversión asegura que no se ha avanzado en los puntos comerciales negociados.

Se planteó un desarrollo de varios miles de hectáreas en la altillanura colombiana para la siembra de granos como maíz y soja. Los chinos se comprometieron a sembrar, hacer la infraestructura necesaria para sacar el producto y a comprarlo. Estamos hablando de más de 5.000 hectáreas. Sin embargo, no se ha podido avanzar por el tema de la tenencia de las tierras. Por otro lado, se habló de una zona industrial en Buenaventura y tampoco se ha desarrollado”, dijo Ronderos.

Por último, destacó que la inversión estatal china no se ha podido adaptar al país, tanto así que una sola firma ha entrado a invertir en la infraestructura de las 4G.


Andrés Felipe Quintero Vega
@QuinterovAndres

Siga bajando para encontrar más contenido