Optimismo con cautela. Así ven los analistas el 2018

De acuerdo con Blackrock, el fin del ciclo de expansión de la economía de Estados Unidos, el desafío de China de controlar el excesivo crecimiento del crédito de los últimos años, y los procesos electorales en Latinoamérica, toman peso frente a lo que se espera del próximo año.

Bolsa de Nueva York

.

Reuters

POR:
Portafolio
noviembre 20 de 2017 - 10:23 a.m.
2017-11-20

Para la firma Blackrock, la forma como se termina este año en materia económica es una de las mejores que se han registrado recientemente. Tanto en la renta variable como en la renta fija, los resultados han sido positivos, y ayudan a dar estímulos muy necesarios al consumo de los hogares y de las empresas.

(Lea: Estos son los riesgos que enfrentará la inflación en 2018)

Para el año 2018, las perspectivas son positivas, y eso también ha influido en el positivo cierre de 2017. Sin embargo, los riesgos para el próximo año no están del todo erradicados.

(Lea: Centros comerciales están cada vez más cerca del consumidor)

El panorama electoral en varios países de la región latinoamericana, la consolidación de una recuperación en Europa, que hará que el Banco Central Europeo empieza a retirar los estímulos que empujaron el desempeño del bloque en los últimos años, y el fin de del ciclo de expansión en Estados Unidos, son solo algunos de los factores que generan algo de incertidumbre en lo que será el 2018.

Para Axel Christensen, Director de Estrategia de Inversión para América Latina e Iberia de BlackRock, el equipo de estrategia de inversión de la entidad “apunta a un posicionamiento que se cimienta en el buen panorama económico global, que aún seguirá presente por algún tiempo, pero que toma en consideración los posibles efectos negativos de los riesgos antes mencionados. Por ello nos definimos como inversionistas optimistas del 2018, pero con una adecuada cuota de cautela”.

“El escenario de la renta fija global requiere de un significativo nivel de precaución. Por un lado, las acciones de los bancos centrales del mundo han elevado los precios de muchos de estos instrumentos a niveles que desafían todo criterio financiero (inclusión a tasas nominales negativas como ese el caso de varios bonos europeos). Por otro, el mejor entorno económico global precisamente está llevando a estos bancos centrales no sólo a disminuir sus estímulos, sino que a normalizar las tasas de interés.”, señala Christensen.

En materia de renta variable, la recomendación es apuntarle a acciones de empresas cuyas valorizaciones han sido bajas, pero que permiten una mayor predictibilidad en sus resultados.

Así como la cautela para el 2018 aparece al momento de analizar la renta fija o las acciones en EE.UU., el optimismo se manifiesta con mayor fuerza en activos de mercados emergentes, tanto en renta variable y, en menor medida, la renta fija”, puntualiza BlackRock.

Siga bajando para encontrar más contenido