Palmeros se defienden ante castigo del mercado

En el congreso del gremio, su presidente rechazó que consumidores en Europa estén vetando productos derivados de esa materia.

Biocombustibles

En el país hay más de 512.000 hectáreas de palma. 

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 08 de 2017 - 11:03 p.m.
2017-06-08

“Toda la industria de las oleaginosas ha sido mucho más deforestadora que la palma aceitera misma”, indicó ayer Jens Mesa, presidente de Fedepalma, ante los cuestionamientos de los grupos de consumidores y de las cadenas de supermercados europeos en contra del aceite de palma como insumo para la fabricación de alimentos y cosméticos.

(Lea: El difícil momento del aceite de palma en Europa

Esta defensa fue realizada ante el XLV Congreso Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, la XLV Asamblea General de Afiliados y la XXVII Sala General de Cenipalma, que se celebra desde el miércoles y hasta hoy.

(Lea: Colombia, cuarto productor de aceite de palma en el mundo

En tono fuerte, ante la asamblea gremial que se realiza en Barranquilla, Mesa indicó que se trata de una campaña en contra de la palmicultura colombiana, a la que acusan de una supuesta deforestación para ampliar las áreas sembradas.

“No hemos deforestado; generamos empleo formal y tenemos vigentes muchas alianzas productivas con negocios inclusivos”, añadió ante el auditorio de más de 500 empresarios del sector palmero.

Ahora, para mantener la presencia del aceite crudo de palma en los mercados internacionales, el dirigente le pidió a la agroindustria palmera trabajar en los sistemas de certificación, para así mejorar el mercadeo con un producto diferenciado.

Vale la pena destacar que para el sector palmero existe la certificación RSPO, que promueve la producción y el uso del aceite de palma con criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica. Ya tienen el aval de esta las extractoras del Grupo Daabon y Aceites Manuelita, así como 55.000 hectáreas sembradas de las empresas Extractora del Sur del Casanare, Oleoflores, Palmas del Cesar y Palmeras de la Costa.

Así las cosas, de las 69 plantas extractoras de aceite crudo de palma que hay en Colombia, solo dos poseen dicha certificación, por lo que se hace necesario trabajar en ese tema, de forma prioritaria, según destacó Mesa.

REACCIÓN DE EMPRESARIOS  

Varios cultivadores de palma dejaron en claro que las presiones que están dándose en el mercado europeo en contra del aceite crudo de palma obedecen a campañas de desprestigio lideradas por los grandes cultivadores de soya, canola y girasol de los Estados Unidos, Canadá, Australia, Brasil y Argentina, que están viendo que pueden perder mercados ante la producción palmera mundial.

Otra de las presiones que comienza a soportar esta agroindustria es el incremento de la oferta, puesto que en el futuro inmediato esta equivaldrá a dos veces el consumo local. Por esa razón, es prioritario enfocarse en exportar.

Se calcula que el mercado mundial para la palma aceitera es de unos 200 millones de toneladas anuales, de las cuales el 33 por ciento (66 millones de toneladas) es aceite crudo de palma.

En las cuentas gremiales, el país cuenta con algo más de 512.000 hectáreas sembradas con palma, cuya producción está acercándose a los dos millones de toneladas de aceite crudo de palma.

Juan Carlos Domínguez
Barranquilla

Siga bajando para encontrar más contenido