Otras dos petroleras frenarían el contrato de transporte con Cenit

La canadiense Canacol analiza los pro y los contra antes de tomar una decisión. 

Caño Limón - Coveñas

La operación del oleoducto Caño Limón - Coveñas estuvo suspendida por espacio de seis meses (180 días).

123rf

POR:
Portafolio
julio 16 de 2018 - 08:46 p.m.
2018-07-16

Con el camino allanado, dos multinacionales petroleras con operación en Colombia podrían seguir los mismos pasos de la canadiense Frontera Energy, y llegar a cancelar de forma unilateral el contrato para el transporte de crudo que tienen con la empresa Cenit.

La razón de las dos petroleras, que es la misma que esbozó Frontera en su momento, es que ante los retrasos en los despachos de crudo por parte de la citada empresa, filial de Ecopetrol, no les quedaría más remedio que dar por terminado el convenido aduciendo incumplimiento.

(Lea: Incumplimientos, el motivo de discordia entre Frontera y Cenit)

Una de las empresas petroleras que no oculta su descontento es la también canadiense Canacol, la cual, según fuentes del sector, se ha visto perjudicada a nivel económico ante las demoras para el transporte de petróleo por parte de Cenit.

Portafolio pudo establecer que en la actualidad los ejecutivos de Canacol evalúan los pro y los contra para establecer si continúan o no, con el servicio de transporte de petróleo que ofrece la filial de Cenit.

(Lea: Cenit, candidata para entrar al mercado bursátil del país

La otra empresa hidrocarburífera con operación en el país que, según analistas del sector, también estaría analizando la situación es la empresa Vetra.

Portafolio se contactó con su gerente general, Nelson Navarrete, para que confirmara la información, sin embargo, al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

(Lea: En marcha, primera refinería con capital privado del país

El mismo proceso se realizó con Francisco José Lloreda Mera, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), quien señaló que sobre el tema no se iba a pronunciar ya que este solo le compete a dos empresas del sector.

CONSECUENCIAS PARA LA COMPETITIVIDAD

La suspensión por 180 días del transporte de crudo por el oleoducto Caño Limón - Coveñas, debido a los ataques terroristas y, que se suma a las válvulas ilegales, obligaron a Cenit a implementar una medida de contingencia para movilizar el petróleo. Vale recordar que desde el pasado 10 de julio se reinició la operación del oleoducto.

Sin embargo, los más de 12 ciclos de reversión entre febrero y junio, por el oleoducto Bicentenario, para sacar el crudo de los campos de Arauca, trajeron como consecuencia retrasos para el transporte del hidrocarburo de empresas petroleras, diferentes a Ecopetrol.

Para los analistas, la situación desnuda las falencias que posee el país en materia de infraestructura para el transporte de crudo.

“Uno de los temas directamente relacionados tiene que ver con la competitividad del país. No se posee una red grande de oleoductos, incluso se presenta un déficit a nivel de infraestructura para el transporte de hidrocarburos”, señaló Camilo Silva, gerente de la firma Valora Analitik.

El consultor agregó que aún en el país se siguen movilizando grandes volúmenes de petróleo en carrotanques, con unos costos altos y haciendo ineficiente la operación.

“Esto en cierta medida retrasa el desarrollo de campos petroleros, ya que muchos se ubican donde casi no existen trazados para las vías de acceso”, aseguró.

Silva insistió en señalar que este tipo de sucesos lo que están reflejando es que el país está en mora de montar más líneas de oleoductos, con lo que no solo se le reducirían los costos de producción a las compañías petroleras en la operación de sus campos, sino que de paso incentiva a mayores inversiones para aumentar el bombeo de crudo en estos campos.

Indicó además que el enfrentamiento entre Frontera y Cenit llevará a replantear la manera de suscribir los contratos para el transporte de hidrocarburos.

“El hecho de que no se presta el servicio a la empresa que se contrató, y además se pague por lo no cumplido, está generando una discusión hacia el interior del sector petrolero”, dijo.

Por su parte, Orlando Cabrales Segovia, presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), señaló que esta situación es consecuencia de los problemas de seguridad en el oleoducto Caño Limón - Coveñas.

“No podemos tener una industria de hidrocarburos competitiva cuando uno de sus principales oleoductos permanece inactivo durante 6 meses por acciones criminales”, indicó el dirigente gremial.

Cabrales añadió que “confiamos en que el próximo gobierno tome las acciones necesarias para garantizar la seguridad de la infraestructura energética y de las empresas. Solo así podremos seguir atrayendo inversión y generando empleo desde este sector”.

ENAJENACIÓN DE CENIT

En medio del debate entre Frontera y Cenit, y que también involucraría a Canacol y Vetra, sale a flote nuevamente el tema de la posible venta de una parte de la filial de Ecopetrol, y de esta propuesta lanzada días atrás por el Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas Santamaría.

En el marco de la celebración de los 10 años de la salida de la acción de Ecopetrol en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), el funcionario insistió en los beneficios que traería para el país la oferta de un paquete de acciones de la transportadora de hidrocarburos.

“Es una empresa que puede resultar muy atractiva para inversionistas que tienen el interés en un sector de transporte, que es de bajo riesgo y muy estable. Sería interesante inscribir esta empresa en la BVC”, indicó el jefe de la cartera de finanzas.

Cardenas Santamaría reiteró en esa ocasión que Cenit debía estar preparada para atender las crecientes necesidades de la industria petrolera nacional, derivadas del aumento de la producción de hidrocarburos y de las mayores ventas de crudos y refinados, tanto en Colombia como en los mercados internacionales.

“El nuevo esquema del negocio de transporte de hidrocarburos trae importantes ventajas para Ecopetrol, al permitirle contar con un enfoque estratégico de sus negocios, dirigir mayores inversiones a otros segmentos clave para su crecimiento y asegurar la rentabilidad de las labores de transporte de crudo y productos refinados”, indicó el ministro de Hacienda.

Igualmente, para el primer trimestre de 2018 el segmento de transporte de la petrolera Ecopetrol, representada en la empresa Cenit, alcanzó un Ebitda de $2,2 billones, superando el resultado del mismo periodo de 2017 en cerca de $0,25 billones, con lo que llegó a un margen Ebitda del 80%.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido