Desaceleración del PIB fue la constante del 2016

En dos oportunidades el Gobierno tuvo que revisar sus metas de crecimiento.

Dane cuenta con el apoyo del BID para censo agrario

El sector agrario recibirá una mayor inversión por cuenta del acuerdo de paz logrado entre el Gobierno y las Farc.

Archivo

POR:
Portafolio
diciembre 20 de 2016 - 06:24 p.m.
2016-12-20

El 2016 se caracterizó por ser el año de menor crecimiento en los últimos tiempos. Los choques externos derivados de la caída de los precios del petróleo, además de los internos (fenómeno de El Niño y paro camionero) impactaron el crecimiento económico más de lo previsto inicialmente.

El impacto de estos choques, sumados al desborde de la inflación, llevó al Banco de la República a incrementar sus tipos de interés hasta el 7,75% a lo largo del año, otro de los factores que contribuyó a que el aumento del PIB fuera inferior al 3% que el Gobierno contempló inicialmente.

Posteriormente, luego de conocer las cifras de crecimiento de la economía en el segundo trimestre, y tras ver que estaba por debajo de sus proyecciones, revisó su meta al 2,5%, para posteriormente bajarla al 2%. Las expectativas del mercado y los analistas, sugieren que hacia febrero cuando el Dane revele el crecimiento total, este se ubique alrededor del 1,8% o 1,9% para todo el 2016.

No obstante, tanto Gobierno como agentes del mercado consideran que el desempeño de la economía, si bien ha sido inferior al esperado, se ha realizado de manera ordenada, por lo cual se puede esperar que en el 2017 se repunte nuevamente.

Este nuevo impulso tendría un empujón adicional con la reforma tributaria que comenzaría a regir el primero de enero del próximo año, esto de acuerdo con el Ejecutivo, le permitirá al país atraer nuevas fuentes de inversión extranjera. Además, será un herramienta efectiva para reactivar los sectores que durante este año no rindieron de acuerdo con el potencial al que están en capacidad.

Son los casos puntuales del sector minero energético y de agricultura, el primero confía en que durante el año entrante el precio del barril de crudo se ubique en promedio por encima de los 50 dólares, lo cual serviría para reactivar la exploración y explotación de campos que hoy están inactivos.

Del otro lado, el agro está aferrado a la implementación de los acuerdos de paz, este sector será uno de los grandes ganadores, ya que permitirá mejorar y optimizar los recursos que este segmento de la economía le ofrece al país bajo la actual coyuntura que enfrenta. De acuerdo con los cálculos que ha hecho Planeación Nacional, en algunas zonas el PIB crecería hasta el 8% con la salida de las Farc de la guerra.

Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido