Plantas ornamentales colombianas buscan crecer en Europa

Un grupo de pequeños productores del sector está en busca de contactos comerciales.

Plantas ornamentales

Jairo Cadavid Ossa, presidente de la Asociación Colombiana de Viveristas y Productores de Ornamentales (Colviveros).

Archivo particular.

POR:
Portafolio
junio 12 de 2017 - 04:03 p.m.
2017-06-12

Esta semana, 24 pequeños productores de plantas ornamentales viajaron a Holanda con el fin de buscar contactos comerciales que les permitan hacer una renovación de las especies cultivadas en el país.

(Lea: ‘Debe impulsarse el mercado interno de ornamentales’

“Visitaremos 20 casas varietales, la subasta de plantas y ornamentales más grande del mundo y las instalaciones de la mayor exportadora europea de plantas vivas en el aeropuerto de Schipol”, indicó Jairo Cadavid, presidente de la Asociación Colombiana de Viveristas y Productores de Ornamentales (Colviveros).

(Lea: Floricultores esperan ventas por 140 millones de dólares en San Valentín

El dirigente gremial indicó que la exposición internacional de los pequeños productores colombianos es trascendental para lograr el objetivo de la renovación varietal.

(Lea: Expotrópica, con flores exóticas

“Hace un mes, participamos en la agenda de visitas de primavera en California, para conocer los desarrollos de variedades enfocadas en el mercado estadounidense”, dijo Cadavid.

Parta lograr el viaje, del que muchos productores viajan fuera del país por primera vez, recibieron apoyo del Gobierno, particularmente del Ministerio de Agricultura, de la Agencia de Desarrollo Rural (ADR) y del ICA.

En cuanto al mercado mundial de estas especies, los viveristas registran exportaciones (plantas vivas y follajes) por más de 16 millones de dólares, un incremento superior al 20 por ciento frente a la cifra del 2015.

“Hay posibilidades de crecimiento a mediano plazo, ya tenemos empresas exportando esquejes para nutrir con producto colombiano a los viveristas en los Estados Unidos y Canadá, y productores de follajes exportando a nuevos mercados en América Latina”, dijo el presidente de Colviveros.

El dirigente gremial concluyó indicando que los desafíos son enormes, pero así mismo lo son las posibilidades de estructurar un sector de ornamentales, generador de empleo y progreso.

Para el primer trimestre del año, el Dane reportó que para el segmento de plantas vivas y de ornamentales ha sido positivo, pues los colombianos están demandando más productos decorativos para sus hogares, oficinas y reuniones sociales.

En cuanto al mercado mundial, un reporte de este año, presentado por Royal FloraHolland, indicó que las ventas de plantas en Europa fueron 35.900 millones de euros, tendencia particularmente impulsada por un mayor consumo en Europa del Este.

En cuanto a la producción local, se sabe que puede ser altamente competitiva, pues mientras que los productores de plantas en Europa y en los Estados Unidos tienen que hacer inversiones para imitar los climas tropicales en sus invernaderos, en Colombia se cuenta con todos los pisos térmicos y temperaturas muy estables para producir plantas todo el año.

“Es una condición natural que tenemos que explotar de manera más agresiva y no sólo para el mercado local, que tiene mucho espacio para crecer, sino para dinamizar la senda exportadora con nuevos productos ornamentales”, indicó un viverista.

En cuanto a la asistencia técnica para los pequeños es un tema que los productores están trabajando con el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).

También, programas de formación en los campos administrativo, laboral y comercial, frentes en donde necesitan apoyo.

Otros aspectos de trabajo están en mejorar la calidad y la presentación de los productos, así como los aspectos relacionados con la logística de distribución, son campos de igual manera muy importantes para fortalecerse.

El sector del viverismo se ocupa de todo lo que tenga que ver con producción de plantas vivas bajo invernaderos como aromáticas, hortalizas, frutales y plantas medicinales.

El gremio, por su parte, tiene siete meses de creado y ya ha hecho dos misiones comerciales con los productores de este sector a los EE. UU. y, esta semana, con Holanda.

LA ECONOMÍA DE 20.000 FAMILIAS

El viverismo corresponde, en su inmensa mayoría, a un renglón de economía familiar campesina, mientras que el gremio está tratando de afiliar a buena parte de a los productores.

Una vez logre una masa crítica, hará un trabajo de caracterización del sector para conocer su dimensión como sus principales necesidades.

Una parte importante del proceso es precisamente poder medir el impacto económico de la producción de plantas vivas y de ornamentales en el país.

Esta actividad agrícola que puede estar beneficiando a más de 20.000 familias colombianas, principalmente asentadas en zonas rurales en todo el territorio nacional.

​Juan Carlos Dominguez

Siga bajando para encontrar más contenido