Por crédito a Navelena, Banco Agrario habría perdido $135.805 millones

Según Contraloría, no debieron otorgarse, entre otras cosas, por la reputación de Odebrecht.

Navelena

El contrato de concesión con Navelena tenía como fin asegurar la navegabilidad del río Magdalena.

Archivo/Portafolio

Economía
POR:
Portafolio
junio 01 de 2017 - 09:48 p.m.
2017-06-01

La Contraloría General de la República realizó una auditoría en la que determinó que hubo un detrimento de $135.805 millones en medio de los créditos que el Banco Agrario le hizo a la firma Navelena, cuyo dueño es la multinacional Odebrecht.

(Lea: Navelena cedería el contrato del río Magdalena a PowerChina

Se trata de dos préstamos, por $70.000 millones y $50.000 millones que, según el ente de control, no debieron ser otorgados por la reputación de Odebrecht, y porque la posibilidad de que fueran pagados estaba supeditada al cierre financiero del proyecto y a las condiciones de terminación anticipada del convenio.

(Lea: Obras de navegabilidad del río Magdalena se atrasarían hasta el 2022

Según la investigación, el banco estatal no estudió lo riesgos a los que se exponía, pues no tuvo en cuenta el escándalo de Odebrecht en Brasil, que ya era ampliamente conocido cuando el Banco decidió aprobar y desembolsar los créditos.

(Lea: Navelena iniciará el dragado del Magdalena en el mes de febrero

El organismo dice que para el 20 de junio del 2015, cuando se otorgaron los créditos ya era conocido que cinco directivos de Odebrecht habían sido detenidos por las autoridades de Brasil por los escándalos de los sobornos. Aunque algunos delegados del banco intervinieron y afirmaron que esto implicaba un riesgo reputacional, aún así el préstamo continuó su trámite y fue otorgado.

Además, tampoco se hizo un análisis sobre el flujo de caja, que era incierto para esa época, y no se avizoraron las dificultades de pago que podrían generarse, dice la investigación.

Para la Contraloría es claro que el banco también desconoció la normatividad de esa entidad y la de la Superintendencia Financiera en materia de créditos y garantías. 

Otra de las irregularidades es que aunque la junta directiva del banco había aprobado unas condiciones para el crédito, fueron modificadas por instancias internas sin realizar una consulta.

Esas modificaciones tuvieron como origen un concepto del abogado de Navelena “sin que las instancias del Banco Agrario que conocieron del mismo hubieran realizado un análisis serio de la garantía o hubieran consultado con la Fiduciaria de Occidente y, lo más importante, sin que hubieran informado a la Junta Directiva del Banco las modificaciones adoptadas en relación con las garantías, para que sus miembros pudiera analizar y tomar una decisión seria y suficientemente informada sobre las mismas”, dice la auditoría hecha por la Contraloría Delegada para el Sector de Gestión Pública e Instituciones Financieras.

Añade que las condiciones que se cambiaron fueron específicamente las que tenían que ver con la garantía de pago del crédito, y las exigencias ante incumplimiento. Aunque se suponía que los créditos debían ser para la recuperación del río Magdalena, la Contraloría encontró que, por ejemplo, el crédito de $50.000 millones, se destinó al pago de una deuda con el Banco de Occidente.