Por elecciones, el 2018 será un año de incertidumbre en Latinoamérica | Economía | Portafolio

Viene un año de incertidumbre por elecciones en Latinoamérica

Los inversionistas están a la expectativa por la contienda para elegir Presidente y Congresos en cinco de las mayores economías de la región.

Elecciones presidenciales

La temporada previa a las elecciones genera volatilidad en los mercados, pues suele primar la incertidumbre.

AFP

POR:
Portafolio
octubre 11 de 2017 - 10:02 p.m.
2017-10-11

Ya está próxima a comenzar la temporada de elecciones presidenciales y legislativas en las principales economías de América Latina, y con ello se renueva la incertidumbre de los inversionistas locales e internacionales.

Y es que no es tanto el resultado, sino el proceso electoral lo que genera mucho ruido en los países y en la visión de los inversionistas, temas que se traducen en una gran volatilidad de los precios de los activos (deuda, acciones, monedas).

(Lea: Próximas elecciones presidenciales, factor de riesgo para las acciones colombianas

Precisamente, y como vienen 12 meses de alta actividad democrática en cinco grandes naciones de la región, varios centros de análisis internacionales han advertido sobre los riesgos y oportunidades que tienen los administradores de recursos en esta coyuntura.

(Lea: FMI redujo proyección de crecimiento para Colombia este año

Entre ellos está Morgan Stanley (MS), uno de los grupos financieros estadounidenses más reconocidos, que ha hecho un seguimiento por 23 años a 87 elecciones presidenciales en los mercados emergentes, con el objetivo de definir estrategias de inversión.

“Las elecciones siempre son importantes para los inversionistas en acciones, especialmente en mercados emergentes, y la mayor parte del tiempo los resultados son muy difíciles de predecir. Adicional a la inquietud asociada con cada proceso, los próximos 12 meses traerán un efecto en la región por el significado e incertidumbre de las cinco elecciones que vienen”, dijo la firma en un documento.

Aunque la volatilidad se siente en muchos frentes, la tasa de cambio es el principal termómetro. Dependiendo de lo que perciban los inversionistas con relación a los candidatos más opcionados, el precio del dólar baja (si es amigable con el mercado) o sube (si es hostil).

Sobre la tasa de cambio, Morgan Stanley afirma que en las negociaciones cambiarias se incluye el componente político entre 3 y 4 meses antes del día de la elección “dada la incertidumbre en los pronósticos, falta de información, encuestas, y la dificultad de determinar cuánto de la tasa de cambio obedece solo al tema político”.

Justamente, MS clasificó al 53% de las 87 elecciones pasadas como neutral con los mercados, en donde la moneda del país que elige tuvo una variación inferior al 5%, y el 30% de los procesos han sido amigables con el mercado, pues la moneda local se apreció más de 5%.

En cuanto a los precios de las acciones, MS dice que reaccionan desfavorablemente alrededor de siete meses antes de las elecciones cuando se trata de posibles ganadores antimercado, mientras que si se trata de candidatos amigables, los precios reaccionan entre cuatro meses antes de las elecciones, hasta dos meses después.

Entre tanto, la firma calificadora Moody's señala que el riesgo político en la región es un gran reto para los emisores latinoamericanos, en la medida en que puede amenazar el crecimiento económico, las reformas y las condiciones de financiamiento.

“Eso aumenta las preocupaciones sobre políticas negativas que afecten la confianza del mercado (…) la incertidumbre relacionada a la política aumenta las primas de riesgo, golpea las valoraciones de acciones y bonos, y genera volatilidad e la tasa de cambio”, dijo Gersan Zurita, vicepresidente de Moody's en un informe.

Afirmó además que Venezuela y Argentina son los países con más alto nivel de susceptibilidad, mientras que el riesgo político es más moderado en Brasil, Colombia, México, Perú y Chile.

En ese mismo sentido, Standard and Poor’s señaló que “las eleccionesprovocan que los inversionistas retrasen sus planes, lo que afecta negativamente las emisiones de deuda y, en cierta medida, el crecimiento. Además, sigue habiendo falta de claridad respecto a las políticas estadounidenses y la escalada de riesgos geopolíticos podría acentuar la volatilidad en los mercados”.

Siga bajando para encontrar más contenido